Malas noticias para la producción local de los helicópteros y blindados de Turquía.

Los principales programas de defensa local de Turquía, como el tanque MBT Altay y el helicóptero de combate T-129 ATAK, podrían sufrir importantes retrasos debido a la no entrega de los motores por parte de las empresas europeas asociadas.

Mientras que el proyecto del tanque Altay seguramente no cumplirá con el plazo de producción establecido para este año por el fabricante de motores MTU, Alemania ha seguido sin comprometerse con el suministro después de haber entregado solamente 4 de estos motores a los turcos.

“Si la petición de la unidad de potencia no prospera, el período de 18 meses previsto para la producción no puede comenzar. Habíamos anunciado públicamente 18 meses (para el inicio de la producción). Estamos esperando la aprobación de la solicitud final. Por el momento, esta solicitud no ha encontrado ninguna respuesta, tanto  positiva como negativa; simplemente está pendiente”, ha explicado el jefe de la Dirección de Industrias de Defensa de Turquía (SSM), İsmail Demir, a los periodistas en Tukish el 10 de enero.

En el caso del helicóptero T129 ATAK, del que Pakistán pidió 30 unidades en 2018 por 1.500 millones de dólares, el plazo para la entrega se ha tenido que ampliar en un año hasta que Turquía termine de preparar un motor sustituto autóctono para el T800-4A fabricado por Light Helicopter Turbine Engine Empresa (LHTEC); al no recibir la autorización estadounidense necesaria las empresas conjuntas Rolls-Royce y Honeywell. Se dice que Estados Unidos está retrasando los permisos de exportación para el LHTEC T800-4A, citando el régimen regulador del Reglamento del Tráfico Internacional de Armas (ITAR).

Helicópteros de ataque T129 ATAK

El tanque Altay, el proyecto de vehículo terrestre más ambicioso de Turquía hasta la fecha, está siendo fabricado por una empresa conjunta turco-qatarí, BMC, que tiene un pedido inicial de 250 tanques. El retraso en la recepción de los motores de MTU y del sistema de transmisión de RENK se debió a las objeciones de la transferencia de tecnología de Alemania, donde tienen su sede ambas empresas.

Turquía tiene sustitutos de motor tanto para el tanque Altay como para los helicópteros ATAK. En el caso de este último, es el motor de turbina TS1400, cuyo desarrollo comenzó en febrero de 2017 y cuya producción en serie está prevista para el año 2024. Esto significa un retraso del proyecto de más de 4 años. ¿Puede Pakistán esperar tanto?

La Dirección de Industria de Defensa turca (SSM) firmó un acuerdo en 2018 con BMC para el diseño, desarrollo, producción de prototipos, pruebas y calificación del Grupo de Potencia de Tanque de Batalla Principal de ALTAY, que consiste en un motor diesel con 1.500 caballos de fuerza y ​​un sistema de transmisión cruzada, pero se desconoce el estado actual del proyecto.

Los proyectos de cooperación en materia de defensa de Turquía con empresas europeas se están desmoronando rápidamente desde que eligió el sistema de defensa aérea ruso S-400 en lugar de los Patriots de fabricación estadounidense. La semana pasada, Francia se mostró reacia a avanzar en el proyecto del sistema de defensa  antimisiles Eurosam, objetando las operaciones de Turquía en Siria.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com