Malasia, Indonesia y Filipinas comparten patrullas aéreas contra el ISIS.

Indonesia, Malasia y Filipinas han iniciado oficialmente el lanzamiento de patrullas aéreas trilaterales sobre las problemáticas aguas del Mar de Sulu, en una ceremonia celebrada en la Base Aérea de Subang en Malasia, y a la que asistieron los ministros de Defensa de los tres países.

Conocida como la Patrulla Aérea Trilateral, o TAP, este acto sigue al iniciado por las tres naciones de forma provisional cuando comenzaron a patrullar en el mes de junio y ahora ratificado de forma oficial en un Acuerdo de Cooperación Trilateral entre las naciones del sudeste asiático.

Según un comunicado de prensa emitido por la oficina del ministro de Defensa de Malasia, Hishammuddin Hussein, el TAP consta de dos aspectos: patrullas aéreas conjuntas realizas con la presencia de tripulantes de los tres países a bordo de un aeronave, así como patrullas aéreas coordinadas por las respectivas fuerzas aéreas dentro de sus respectivas fronteras.

El primero es un vuelo mensual con cada uno de los países participantes que se turnan para aportar aviones. Malasia iniciará las patrullas conjuntas con un vuelo en noviembre, seguido por Filipinas en diciembre e Indonesia en enero de 2018.

Las patrullas marítimas y aéreas trilaterales se iniciaron en respuesta al temor  de que el grupo del Estado islámico utilice el Mar de Sulu para mover guerrilleros entre los tres países, que comparten costas a lo largo del Mar de Sulu. A finales de mayo, militantes vinculados a ISIS habían tomado la ciudad de Marawi, en el sur de Filipinas, provocando una contraofensiva del ejército para recuperar la ciudad, que continúa hasta el día de hoy.

En los últimos tiempos, la zona también ha visto aumentada la piratería, el contrabando y el bandidaje transnacional; el ministro de Defensa malayo  ha dicho que el TAP y las patrullas marítimas continuarán mientras sean necesarias.

Sin embargo, para Collin Koh, investigador del Programa de Seguridad Marítima de la Escuela de Estudios Internacionales de S. Rajaratnam de Singapur, considera que si las patrullas fueran necesarias por un período de tiempo prolongado, los tres participantes probablemente se enfrentarán a una “insuficiencia de capacidad” dadas las vastas zonas marítimas y las diversas áreas de interés marítimo de las que son responsables.

Malasia opera un par de aviones Beechcraft B200T Super King Airs equipados para patrulla marítima, mientras que la Fuerza Aérea y la Armada de Indonesia tiene ocho CASA / IPTN CN-235 y un pequeño número de NC-212s de patrulla marítima y aviones de vigilancia.

Debido a que Filipinas no tiene aviones marítimos especializados propios, Koh señaló que los tres países probablemente necesitarán utilizar aviones de transporte como el avión Lockheed Martin C-130 Hércules para tapar el hueco en los inventarios de los respectivos aviones de vigilancia marítima especializados para llevar a cabo las patrullas aéreas, aunque los transportes carecen de “equipos especializados de vigilancia marítima, como radares de búsqueda de superficie o sensores electroópticos que permiten la vigilancia en todo tipo de clima, día y noche, especialmente cuando se dirigen a blancos superficiales tan pequeños como una lancha rápida que es la que se utiliza normalmente por terroristas y otros elementos ilegales en la región “.

Tanto Hussein como el ministro indonesio de Defensa Ryamizard Ryacudu han dicho que la vecina Singapur y Brunei han sido invitadas a participar en las patrullas marítimas, aunque ambos países no se han comprometido, el primero ha ofrecido como apoyo a las patrullas el uso de su sofisticado Centro de Fusión de Información, que recopila y analiza información sobre buques en el mar de todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *