Malasia lanzará un concurso para la adquisición de drones y aviones de patrulla marítima.

Malasia sigue adelante con sus planes para adquirir las tan necesarias aeronaves tripuladas y no tripuladas para mejorar la seguridad marítima, y el país del sudeste asiático ha anunciado que convocará licitaciones separadas para cada tipo de aeronaves.

El anuncio de ayer se produce después de que su guardia costera tuviese un enfrentamiento con un barco vietnamita frente a la costa de Malasia. Ambos países, junto con China, llevan tiempo involucrados en un enfrentamiento a tres bandas por la exploración de petróleo en una parte del Mar del Sur de China reclamada por las tres naciones.

Según el anuncio de la licitación, Malasia busca dos aviones de patrulla marítima y tres sistemas aéreos no tripulados de mediana altitud y larga duración.

El anuncio fue enviado a “embajadas seleccionadas” y publicado en dos de los periódicos nacionales de la capital, Kuala Lumpur, así como en el portal de licitaciones en línea del gobierno. El gobierno dijo que los documentos completos de la licitación estarán disponibles el 3 de septiembre y que las partes interesadas deben presentar sus ofertas a más tardar el 26 de noviembre.

Este anuncio ratifica informes anteriores de que Malasia dividirá su necesidad de aviones de patrulla marítima y de UAS marítimos en dos tramos, y que este primer tramo estará dentro del plan de gastos de cinco años 2021-2025 del país.

Con arreglo a su plan de capacidad 55, la Real Fuerza Aérea de Malasia necesita eventualmente cuatro aviones de patrulla marítima y seis UAS para mejorar el conocimiento marítimo.

Entre las posibles aeronaves tripuladas que están en funcionamiento se encuentran el ATR 72MP de Leonardo, el C-295 de Airbus, el CN-235 de PTDI, el P-8A Poseidon de Boeing y el P-1 de Kawasaki Heavy Industries. Sin embargo, es poco probable que se elija el P-8A o el P-1 debido a sus respectivos costes.

Respecto a los drones, es probable que el requisito atraiga el interés de General Atomics con su MQ-9 Reaper; Aviation Industry Corporation de China con su familia de sistemas Wing Loong; Leonardo con el Falco; y la serie Anka de Turkish Aerospace Industries.

Malasia es uno de los seis reclamantes de las Islas Spratly, en el Mar de China Meridional, y se ha enfrentado a otros problemas marítimos como la piratería y el contrabando. A pesar de su deseo de reforzar su flota de patrullas marítimas, los problemas fiscales y la incertidumbre política de Malasia han obstaculizado los esfuerzos por adquirir nuevas aeronaves. El país ha experimentado dos cambios de gobierno desde entonces: el Ministro de Defensa Hishammuddin Hussein dio luz verde a la adquisición de un nuevo tipo de aeronave de patrulla marítima en septiembre de 2017. El programa ha languidecido desde entonces como muchos de los otros programas de adquisición de defensa de Malasia.

La Real Fuerza Aérea de Malasia opera actualmente tres Beechcraft B200T King Airs en un papel de vigilancia marítima, mientras que el gobierno estadounidense ha comenzado a entregar seis aviones teledirigidos Insitu ScanEagle a la Real Armada de Malasia, donados con fondos de la Iniciativa de Seguridad Marítima de EE.UU. El programa estadounidense tiene como objetivo mejorar las capacidades de conocimiento del entorno marítimo de los países asociados de la región de Asia y el Pacífico.

Dron Insitu ScanEagle.

Malasia también anunció anteriormente que convertirá dos de su flota de siete aviones de transporte CN-235 construidos en Indonesia en plataformas de patrulla marítima utilizando fondos de la Iniciativa de Seguridad Marítima.

Mike Yeo

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com