Marineros de la Royal Navy arrestados durante la primera visita del portaaviones HMS Queen Elizabeth a Estados Unidos.

La histórica visita del portaaviones a la Estación Naval Mayport en Florida es el preludio de las esperadas y críticas pruebas a bordo de los F-35B.

Seis marineros asignados al nuevo portaaviones de la Armada Real HMS Queen Elizabeth se pasaron con las bebidas durante la visita inaugural del barco a los Estados Unidos. El gran buque -que desplaza 65,000 toneladas-, y su escolta la fragata de Tipo 23, atracaron el jueves en la Estación Naval de Mayport en Florida. El portaaviones visita por primera vez Estados Unidos para recibir a los cazas de ataque F-35B comprados por el gobierno británico.

Según el Channel 47, filial de la CBS en Jacksonville, los seis marineros fueron acusados ​​de conducta ebria y alteración del orden público y tres fueron acusados ​​de resistirse al arresto.

No es la mejor primera impresión, pero no es que estas cosas no sucedan. Los marineros de la Marina de los EE.UU. también se han metido en problemas en todo el mundo a lo largo de los años. Durante el periodo de pruebas de vuelo previsto de 11 semanas del HMS Queen Elizabeth en aguas estadounidenses, el barco se dirigirá hacia el norte, frente a la costa de Maryland, donde un par de F-35B realizarán sus primeros aterrizajes y despegues desde su espaciosa cubierta. Será la primera vez que un avión de ala fija se posa en un portaaviones de la Royal Navy desde 2010, cuando los Harrier GR9 despegaron del HMS Ark Royal por última vez.

Los aviones F-35Bs del Cuerpo de Marines operarán junto con sus colegas del Reino Unido a bordo del HMS Queen Elizabeth una vez que el barco sea declarado operativo. 

También cabe destacar que la Estación Naval de Mayport perdió su portaaviones asignado a dicha zona cuando el USS John F. Kennedy (CV-67) se retiró en 2007. La comunidad, y el estado de Florida en general, han estado tratando de conseguir el atraque habitual de otro portaaviones con base en Mayport desde entonces. En la actualidad, la base naval no cuenta con la infraestructura de apoyo para buques de propulsión nuclear, por lo que la nave más grande con base allí es el buque de asalto anfibio USS Iwo Jima (LHD-7). 

La Marina ha dicho que mejorar las instalaciones para operaciones nucleares sería prohibitivo, mientras que los partidarios de la idea dicen que es estratégicamente absurdo tener a todos los portaaviones de la costa este basados ​​en un solo lugar, en Norfolk, Virginia. 

Existe un creciente interés en la Armada de Estados Unidos por adquirir en algún momento futuro, portaaviones más pequeños de energía convencional, ya que los grandes portaaviones propulsados ​​por energía nuclear han aumentado drásticamente su precio y el simple hecho de deshacerse de ellos una vez que se jubilen, podrían costar miles de millones de dólares. Por encima de estos problemas, existen ventajas operativas únicas en el uso de portaviones más pequeños y convencionales, muy similares a las del HMS Queen Elizabeth, pero configuradas para operaciones de catapulta y detención de equipos. La Estación de Mayport probablemente sería el primer lugar donde un buque como este estaría estacionado. 

Con todo esto en mente, la visita de HMS Queen Elizabeth será sin duda un ejemplo que Mayport utilizará cuando trate de presentar su caso para que un portaaviones vuelva a su comunidad. Además, a medida que la Marina y el USMC conozcan mejor al Queen Elizabeth, también podría aumentar los partidarios de desplegar buques más pequeños que usen combustible convencional.

Tyler Rogoway

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com