Más del 80% de los F-35 regresan a las operaciones de vuelo después de las inspecciones.

Después de completar las inspecciones obligatorias en tierra, más del 80% de los aviones operativos F-35 Lightning II en servicio con Estados Unidos y sus socios internacionales han sido autorizados para realizar operaciones de vuelo.

La flota mundial de aviones Lockheed Martin F-35 fue puesta en tierra la pasada semana para someterse a inspecciones después de que se descubriera un problema con el tubo de combustible del motor del avión, que se cree que está relacionado con el primer accidente del caza furtivo hace unas semanas. El percance del F-35B del cuerpo de Marines, ha sido el primer accidente de una de las tres variantes del F-35 desde que el avión comenzó a volar hace 12 años. El piloto pudo eyectarse de forma segura y resultó ileso.

Los operadores del caza furtivo están aprovechando la revisión de los tubos de combustible para adquirir nuevos recambios revisados, mientras que Pratt & Whitney, el fabricante del turbofan F135 de la aeronave, está adquiriendo rápidamente más piezas para reducir al mínimo el tiempo total de reparación de los aviones restantes, según la Oficina del Programa Conjunto (JPO) del F-35. El inventario actual debería restablecer alrededor de la mitad de los aviones afectados a las operaciones de vuelo, y se espera que las aeronaves restantes estén listas para volar en las próximas semanas.

“El motivo para realizar la inspección fue el resultado de la investigación en curso del F-35B que se estrelló en las cercanías de Beaufort, en Carolina del Sur, el 28 de septiembre. La junta de accidentes continúa su trabajo y el Cuerpo de Marines proporcionará información adicional cuando esté disponible”, dice la Oficina de Programas. “No se espera que el problema afecte a las últimas entregas del F-35 y el programa sigue en camino de alcanzar su objetivo de 91 aviones entregados para el año 2018”.

Lockheed Martin ha entregado más de 320 F-35 a clientes militares estadounidenses e internacionales. El problema del tubo de combustible parece que ha afectado a las tres variantes: la de despegue y aterrizaje convencional F-35A, la de despegue corto y despegue vertical F-35B, y la variante basada en portaaviones F-35C.

Defense News

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com