Médicos militares chinos trabajan intensamente en el desarrollo de una nueva vacuna contra el coronavirus.

Un equipo de investigación dirigido por un investigador de la Academia de Ciencias Médicas Militares del Ejército Popular de Liberación de China (PLA) ha afirmado haber logrado un importante avance en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus que se ha extendido a más de 70 países en todo el mundo.

Dirigido por el general del Ejército Chen Wei, el equipo ha logrado un progreso clave en el desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus. Incluye el desarrollo de una vacuna vectorial de adenovirus para COVID-19 y un medicamento biológico de clase 1 con todos los derechos de propiedad intelectual, que puede utilizarse para tratar no solo a los pacientes con COVID-19, sino también a las personas que han estado expuestas al virus como medida de prevención de emergencia, ha informado el canal de televisión estatal CCTV.

“Debemos esforzarnos por llevar la vacuna en la que estamos trabajando a ensayos clínicos y a su aplicación inmediata, proporcionando un fuerte apoyo tecnológico para ganar esta batalla”, dijo el militar.

Se dice que Chen ha trabajado anteriormente en la lucha contra el virus del SARS y del Ébola. “Chen dirigió el equipo que trabajó en la primera vacuna del mundo basada en un gen del Ébola en 2014. Este investigador ha sido reconocido por sus esfuerzos en la lucha contra el brote de SARS de 2002 a 2003, y su investigación sobre el medicamento antiviral de amplio espectro habiendo jugado un papel clave en luchando contra la enfermedad “, informó Global Times citando a sciencenet.cn.

“Los científicos chinos han logrado separar algunos anticuerpos de alta calidad, y esperan transformar algunos de los últimos resultados de las investigaciones con estas vacunas de anticuerpos en práctica y servir a las personas lo antes posible”, dijo Zhang Linqi, profesor de la escuela de Medicina en la Universidad de Tsinghua en Pekin.

El ejército chino ha desplegado a más de 4.000 médicos en Wuhan, la ciudad donde se propagó el virus por primera vez. Estos militares no han registrado ninguna infección y han desempeñado un papel activo en la investigación científica, según una conferencia de prensa del pasado lunes. El trabajo que desarrollan incluye la investigación conjunta de kits de prueba de ácido nucleico para pruebas rápidas, investigación de medicamentos, investigación de anticuerpos y vacunas.

El coronavirus ha infectado hasta ahora a unas 93.000 personas en más de 75 países y se ha cobrado 3.200 vidas en los últimos 3 meses.

Defense World

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com