Misterioso accidente de un avión “clasificado” por la USAF durante un entrenamiento en la base aérea de Nellis.

Recientemente la fuerza aérea de los Estados Unidos, se ha visto afectada por dos accidentes aéreos con varias horas de diferencia en la misma zona, con el triste resultado de un piloto muerto.

Curiosamente el primer incidente del que se tuvo noticia, fue el ocurrido en segundo lugar, es decir, el 6 de septiembre. En éste, se informaba que dos aviones A-10 C Thunderbolt II de ataque a tierra, pertenecientes al ala 57 de la Base Aérea de Nellis, en Nevada, habían sufrido un accidente en vuelo durante el entrenamiento  el miércoles por la noche, con el resultado de que ambos aviones se estrellaron contra el suelo, si bien, sus pilotos habían podido eyectarse de sus aviones con seguridad,  siendo recogidos por personal de la Fuerza Aérea y, posteriormente evaluados en el centro médico de la propia base.

En el comunicado que posteriormente se emitió a este suceso, se informaba que se convocaría una junta para investigar el siniestro, y que su causa aún no se conoce.

Más tarde, en un comunicado emitido por funcionarios de la Base Aérea de Nellis, se informó de un segundo accidente ocurrido el día anterior, con el resultado de un piloto muerto durante un vuelo de entrenamiento, en otra zona dentro del amplio complejo de pruebas.

El teniente coronel Eric Schultz murió cuando su avión se estrelló a las 6 pm, hora del Pacífico, el 5 de septiembre, dijo el comunicado. La distancia entre uno y otro accidente, está a unos 100 kilómetros al noroeste de Nellis.

La Fuerza Aérea aún no ha identificado el tipo de avión en el que Schultz estaba volando, pero dijo que la aeronave estaba asignada al Comando de Material de la Fuerza Aérea que lleva el desarrollo de tecnologías de combate para la Fuerza Aérea.

La misión declarada que tiene el Comando de Material de la Fuerza Aérea (AFMC) es: “Realizar investigación, desarrollo, pruebas y evaluación y proporcionar servicios de adquisición y gestión del ciclo de vida y apoyo logístico”. Este conjunto de misiones es congruente con el desarrollo de nuevas aeronaves.

Christina J. Sukach, portavoz del 99º ala de la Base Aérea, informó a los medios de comunicación que “el teniente coronel Schultz murió como resultado de las lesiones sufridas en el accidente. El accidente sigue bajo investigación, y no hay detalles adicionales disponibles inmediatamente. Estos son incidentes separados y ambos están siendo investigados para determinar sus causas. La información sobre el tipo de aeronave involucrada está clasificada no puede ser liberada”.

Los informes también sugieren que el teniente coronel Schultz pudo haber sobrevivido inicialmente al siniestro, y murió a causa de las lesiones sufridas en el choque.

Aunque no hay información oficial que informe sobre lo que el teniente coronel Schultz estaba volando en el momento del accidente, las únicas fotos disponibles de este piloto, lo muestran en la cabina de un F-35A (no hace falta decir que desde la fecha de la fotografía hasta el momento del accidente, ha podido ser trasladado a otro programa).

Según algunas fuentes, Eric Schultz se convirtió en el piloto autorizado número 28 para volar el F-35 cuando despegó de la Base Aérea de Edwards, en California, en un F-35A AF-1 para una misión de prueba de 1.30 horas el 15 de septiembre de 2011.

El teniente coronel Eric “Doc” Schultz de la Fuerza Aérea estadounidense, volando F-35A número AF-1, lanza la primera Munición de Ataque Directo Conjunta GBU-31 de 2.000 libras (JDAM) en pruebas sobre el Campo de Pruebas de China Lake el 16 de octubre de 2012 (Foto: Lockheed Martin)

Además, la AFMC, a la que pertenecía el avión estrellado, es una unidad de la 412ª Ala de Prueba, basada en la Base de la Fuerza Aérea Edwards, cuyo escuadrón el 416 FLTS (Flight Test Squadron) vuela el F-35 Lightning II.

Por estas razones, hay cada vez más especulaciones que el avión involucrado en el accidente es un F-35 que trabaja dentro del Campo de Pruebas y Entrenamiento de Nellis. Aún así, el avión también podría ser otro tipo de avión del Black Project que la Fuerza Aérea de EE.UU. quiere mantener en secreto por algún tiempo más.

Nellis sirve como base para el Campo de Pruebas y Entrenamiento en Nevada, una instalación con un área de 12.139 km². Este campo está dividido longitudinalmente en cinco filas y estas a su vez en zonas designadas por dos dígitos (el primero indica la fila y segundo el área dentro de esa fila, por ejemplo Área 31, Área 41…). Algunas de estas zonas, especialmente las de la fila cinco situadas en el centro de la base, son espacio aéreo restringido y todos los pilotos (incluidos los propios) tienen prohibido sobrevolarlas bajo amenaza de ser derribados.

En esta base, junto con otras como la del campo de misiles de White Sands, en Nuevo México,  se han probado prototipos experimentales como el F-117 (ya fuera de servicio) o el B-2. Siendo la presencia de dichos prototipos una de las razones por las que algunas zonas tienen tantas restricciones.

Avión A-10C Thunderbolt II de la USAF igual a los accidentados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *