Northrop Grumman recibe un contrato de la Marina por 5 MQ-8C

La Armada de Estados Unidos ha concedido a Northrop Grumman un contrato por valor de 55 millones de dólares, para la modificación de un contrato previamente adjudicado, para el suministro de 5 sistemas de aire no tripulados (helicópteros) MQ-8C Fire Scout y 2 celdas de combustible livianas. Se espera que el trabajo esté finalizado para el 2021.

El Fire Scout es un sistema de helicóptero no tripulado que proporciona inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) en tiempo real, adquisición de objetivos, designación de láser y gestión de acciones de combate a los usuarios tácticos sin depender de aviones tripulados o activos basados en el espacio. El fuselaje del MQ-8C Fire Scout está basado en el comercial Bell 407, un helicóptero experimentado con más de 1.400 fuselajes producidos y más de 4 millones de horas de vuelo. El Fire Scout MQ-8C es una actualización a la variante “B” existente, que se introdujo por primera vez en 2009. Con su fuselaje más grande y su capacidad para despegar y aterrizar de manera autónoma en cualquier barco con capacidad para la aviación, la versión “C” puede volar casi el doble de lejos y transportar tres veces más carga útil que su predecesor.

Los helicópteros autónomos Fire Scout como el MQ-8C ya han demostrado sus capacidades de focalización de objetivos en el mar, sobre tierra, trabajando en equipo con activos tripulados e integrando nuevas tecnologías. Junto con el helicóptero Seahawk SH-60 tripulado, el MQ-8 Fire Scout amplía el alcance y la resistencia de las operaciones basadas en buques. Proporciona un conocimiento único de la situación y un apoyo preciso de los objetivos para la Marina.

World Defense News.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com