Northrop Grumman se retira de la competencia de drones MQ-25.

Northrop Grumman se ha retirado de participar en la competición de la Armada estadounidense para desarrollar el avión cisterna no tripulado MQ-25 Stingray, informando que la compañía no habría podido ejecutar el programa de acuerdo con los términos de la solicitud propuestos por la Marina.

Si bien el razonamiento específico que subyace a la decisión no se ha explicado completamente, parece que la solicitud final de la Marina, presentada a principios de este mes, generó dudas entre los ejecutivos de Northrop, y su presidente, Wes Bush, manifestó que la compañía después de un profundo análisis interno desistió presentar oferta.

La decisión de Northrop, deja vía libre a otras empresas que han presentado sus candidaturas para conseguir alguno de los contratos de fabricación del futuro dron cisterna MQ-25, entre ellas, Boeing, General Atomics y Lockheed Martin.

La determinación de Northrop, viene después de que la Marina haya reducido el alcance de la misión del MQ-25 para reabastecer combustible en vuelo a los cazas tripulados con base en los portaaviones. La misión de reabastecimiento cambió después de que la Marina descartara una serie de ideas previas para el avión no tripulado basado en un portaaviones, en el que se precisaba del dron, versiones altamente sigilosas de vigilancia y ataque denominada Unmanned Carrier Launch Airborne Surveillance and Strike (UCLASS) a un sistema de Carried Based Aerial Refueling System más reducido, que la marina designó como MQ-25.

Este anuncio marca la tercera vez en la última década que Northrop ha salido de una licitación para un contrato de desarrollo de un avión militar estadounidense. El pasado mes de febrero, la compañía anunció que se retiraba del programa de entrenadores T-X de la Fuerza Aérea después de que Bush insinuara que los beneficios financieros de ganar el contrato, estaba por debajo de los costes de fabricación de la aeronave.

En 2010, Northrop retiró una oferta para el programa de aviones cisterna de la USAF al que se había presentado como contratista principal en colaboración con el constructor europeo Airbus y su avión A330;  por presiones políticas de los congresistas para apoyar la industria nacional en beneficio de la empresa estadounidense, tuvo que retirar su oferta resultando finalmente ganadora Boeing con su KC-46.

Northrop Grumman había participado en un programa demostrador de tecnología que se consideró el precursor del UCLASS. En general, se pensó que el modelo X-47B sigiloso y autónomo de Northrop formaría la base de su oferta de UCLASS.

Northrop también tuvo éxito ganando otros concursos marítimos de UAV, adoptando los sistemas MQ-4C Triton y MQ-8 Fire Scout de Northrop.

Sin embargo, el programa UCLASS se estancó debido a repetidos retrasos y revisiones. Hace dos años, la Marina anunció que, en lugar de UCLASS, estaba buscando un avión de reabastecimiento aéreo no tripulado que pudiera extender el alcance del ala aérea del portaaviones y aliviar la carga de su flota de F / A-18 Super Hornets.

Los F/A-18 se usan rutinariamente para reabastecer a otros aviones, por lo que agregar un cisterna no tripulado, según la Marina, liberaría a los Super Hornets para otras misiones. El vicealmirante Mike Shoemaker, dijo en agosto que el MQ-25 ampliaría el alcance del brazo de ataque del portaaviones en 300 a 400 millas.

Phil Finnegan, analista de Teal Group dijo que la decisión de Northrop tiene sentido dada la transición de la Marina de un avión de combate de alta gama a un buque cisterna de bajo costo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *