Noruega fortalece sus fuerzas armadas con nuevos programas de defensa.

La adquisición por parte de Noruega del F-35 Joint Strike Fighter y de nuevos submarinos de alta gama va por buen camino y el gobierno está trabajando para incorporar ambos nuevos sistemas, dijo el martes la máxima autoridad de defensa de Noruega.

El ministro de Defensa noruego, Frank Bakke-Jensen, dijo a Defense News que no ve problemas en ninguno de los dos programas, los cuales, junto con la adquisición prevista del avión antisubmarino P-8 constituyen una importante modernización del equipamiento militar noruego.

Refiriéndose a los submarinos, el ministro dijo que no había dudas sobre la decisión de elegir el diseño 212A deThyssenKrupp Marine Systems, a pesar de que la flota alemana de diseño similar fue puesta fuera de servicio a finales de 2017 debido a los cuellos de botella en la adquisición de piezas de repuesto y un accidente con uno de sus submarinos ocurrido frente a las costas de Noruega.

Bakke-Jensen  dijo al respecto “También en Noruega tenemos algunos conocimientos sobre submarinos y pasados estos momentos puntuales, seguimos apostando por lo que creemos que será un buen proyecto, para construir los nuevos submarinos junto con Alemania. Además, estamos buscando más socios para ver si otros países pueden participar “, dijo sobre el programa, que fue seleccionado por Oslo en febrero de 2017 . “Así que creo que este es un buen proyecto hasta ahora”.

Submarino alemán tipo 212A.

Noruega tiene la intención de comprar 52 aviones de despegue y aterrizaje convencionales F-35A para reemplazar su inventario actual de 56 F-16 Fighting Falcons, que eliminará progresivamente en fecha tan temprana como el 2021.

Mientras tanto, el país planea tener sus cuatro nuevos submarinos listos para mediados de la década de 2020, a la vez que agrega cinco aviones P-8 Poseidón de guerra antisubmarina, reconocimiento aéreo y operaciones de vigilancia electrónica (ELINT)  en el período 2022-2023.

Eso significa que los militares noruegos tendrán unos años muy ocupados a principios de la próxima década, algo para lo que Bakke-Jensen dijo que su ministerio está tratando de planificar.

“Es un reto cambiar los sistemas, por supuesto. También estamos cambiando el sistema militar y al mismo tiempo el sistema educativo para hacer frente a los cambios, la nueva tecnología y los nuevos puestos de trabajo”, dijo. “Creemos que tenemos un buen plan y por tanto es importante seguir dicho plan”.

Avión de lucha antisubmarina P-8 Poseidón.

“Creo que nos las arreglaremos. Pero cada vez que cambien los sistemas existentes habrá una disminución en la preparación operacional, aunque no más de lo que podemos soportar”.

El ministro dijo que su equipo estaba trabajando en el momento oportuno para evitar que esa “caída” se produzca de golpe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com