Noruega suspende la venta de armas a los Emiratos Árabes Unidos por la guerra de Yemen.

Noruega ha suspendido las exportaciones de armas y municiones a los Emiratos Árabes Unidos debido al temor que puedan ser utilizadas en la guerra del Yemen, informó ayer miércoles el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los EAU son parte de una coalición liderada por Arabia Saudita formada en 2015 para luchar contra el grupo Houthi alineado con Irán que controla la mayor parte del norte de Yemen y la capital, Sanaa, en una guerra en la que han muerto más de 10.000 personas y ha desplazado a más de 3 millones.

Si bien actualmente no hay evidencia de que las municiones fabricadas en Noruega hayan sido utilizadas en Yemen, existe un riesgo creciente relacionado con la participación militar de los EAU allí, dijo el Ministerio.

“La decisión refleja el enfoque de precaución estricto adoptado por Noruega”, agregó.

Los permisos de exportación existentes han sido revocados temporalmente y no se emitirían nuevas licencias en las circunstancias actuales. La decisión se tomó el pasado 19 de diciembre, pero no se hizo pública hasta ayer miércoles.

En 2016, las exportaciones noruegas de armas y municiones a los EAU aumentaron a 79 millones de coronas noruegas (9.7 millones de dólares) de los 41 millones de coronas en 2015, según los datos de Statistics Norway.

Grupos de derechos humanos y varios miembros del parlamento de Noruega llevan varios meses haciendo campaña para detener las exportaciones de armas a los EAU.

“Es muy buena noticia que el gobierno finalmente haya asumido la responsabilidad de poner fin a las exportaciones de armas a un país que está activo en los bombardeos indiscriminados en Yemen”, dijo Line Hegna, portavoz del grupo de derechos de la rama noruega Save the Children.

“Esperamos que la decisión tomada por el gobierno noruego pueda servir de ejemplo para que otras naciones exportadoras actúen responsablemente ante las reiteradas violaciones del derecho internacional humanitario”, agregó.

La venta de armas a Arabia Saudita ha despertado el debate en otros países europeos, incluida Gran Bretaña, donde en julio pasado, el Tribunal Superior de Londres rechazó una reclamación de activistas en la que pedían la suspensión de las ventas de armas a Arabia Saudita debido a que estaban siendo utilizados en Yemen en una clara violación del derecho internacional humanitario.

Por su parte, un portavoz del Departamento de Comercio Internacional dijo  que el gobierno británico “opera uno de los regímenes de control de exportación de armas más sólidos del mundo. Examinamos rigurosamente todas las aplicaciones, incluidas las de los Emiratos Árabes Unidos, caso por caso, en función de los criterios consolidados de concesión de licencias de exportación de la UE. No vamos a otorgar una licencia si hacerlo significa violar estos criterios”.

El Partido Laborista, sin embargo, dijo que pese a esos controles, continuaría pidiendo la suspensión de todas las ventas de armas británicas a Arabia Saudita “hasta que haya evidencia de un cese total del uso de armas británicas contra cualquier población civil”.

Si bien las exportaciones de armas a los Emiratos Árabes Unidos se han estado permitido desde 2010 en el país nórdico, Noruega sin embargo, no permite la venta de armas o municiones a Arabia Saudita.

Jóvenes yemeníes se dirigen a la escuela entre los escombros de los bombardeos.

El comité de relaciones exteriores del parlamento noruego debatirá a finales de este mes las ventas de armas que hace el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com