Operaciones Especiales de EE. UU. comprará aviones de ataque ligeros para vigilancia armada.

El Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos planea comprar 75 aviones de ala fija para su recién anunciado programa Armed Overwatch (Vigilancia Armada).

Los aviones están destinados a prestar apoyo aéreo cercano a las tropas de operaciones especiales, según un aviso que anuncia un próximo día de la Industria para el programa de vigilancia armada, publicado el 5 de febrero.

“El programa Armed Overwatch proporcionará a las Fuerzas de Operaciones Especiales sistemas de aviones tripulados desplegables y sostenibles que cumplan con el apoyo aéreo cercano, el ataque de precisión y la inteligencia, la vigilancia y el reconocimiento en entornos austeros y permisivos”, dice el aviso.

El programa es similar a un experimento de ataque ligero en la Fuerza Aérea (USAF), cuyo objetivo es mostrar que los aviones de ataque ligero, específicamente el Textron Aviation AT-6 y el Sierra Nevada / Embraer A-29, podrían aumentar de forma económica la capacidad de ataque aire-tierra de los aliados estadounidenses y los socios extranjeros. Para promover ese experimento, el servicio anunció en octubre de 2019 que tenía previsto dar a Textron y Sierra Nevada órdenes de compra de dos o tres aviones de ataque ligero a cada uno.

El programa de Vigilancia Armada está más cerca del objetivo original del experimento de ataque ligero de la USAF de proporcionar al ejército una alternativa más barata para las misiones de ataque aire-tierra, en comparación con los costosos cazas de cuarta y quinta generación, como el Boeing F- 15E o Lockheed Martin F-35.

La superioridad aérea es a menudo la carta de triunfo de Estados Unidos, especialmente cuando patrullan o luchan en tierra con un pequeño número de tropas. El problema llegó a lo más alto de las prioridades del Pentágono después de que cuatro soldados estadounidenses murieran en una emboscada en Níger por el Estado Islámico en el Gran Sahara en 2017, en parte debido a la falta de cobertura aérea.

Los aviones de ataque ligero con turbohélice, como el AT-7 y el A-29, pueden llevar ametralladoras, cohetes, misiles y bombas de precisión.

El Comando de Operaciones Especiales tiene previsto organizar un día de la industria del 4 al 5 de marzo para explicar el programa de Vigilancia Armada a los posibles candidatos.

Inicialmente, el programa Armed Overwatch se buscaría como una iniciativa prototipo para demostrar el concepto, dice el Comando de Operaciones Especiales.

Si la fase de demostración resulta ser lo suficientemente prometedora, el Mando de Operaciones Especiales tiene previsto adjudicar un contrato de seguimiento con un período de pedido básico de 5 años, más una opción de 2 años, para 75 aviones y apoyo MRO (Mantenimiento, Reparaciones y Operaciones).

Garrett Reim

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com