Pilotos instructores de la U.S.Navy rechazan volar por los problemas con el sistema de oxigeno en los aviones de entrenamiento T-45 Goshawk.

Más de 100 pilotos instructores de la Armada estadounidense se niegan a volar en protesta por la negativa de la Navy Air Systems Command a responder adecuadamente a un problema urgente con el sistema de oxígeno del avión de entrenamiento militar McDonnell Douglas T45 Goshawk (Azor). El vicealmirante Mike Shoemaker, jefe de la aviación naval, ha manifestado que “la seguridad en vuelo es lo primero y no se pondrá en peligro la vida de los pilotos mientras no se resuelva el problema”.

El boicot que comenzó a finales de la semana pasada ha dejado en tierra a cientos de vuelos de entrenamiento programados antes de detectarse los problemas. Los instructores no se sienten seguros volando este avión y prefieren que sus alumnos realicen prácticas de vuelo en los simuladores de la base.

Entre los cientos de pilotos estudiantiles afectados está el primer teniente de Marina Michael Pence, hijo del vicepresidente Pence, un factor que podría aumentar la presión sobre el Pentágono para resolver la disputa.

En opinión de veteranos pilotos navales, los incidentes fisiológicos de intoxicación por el sistema de oxigeno en el avión de entrenamiento T-45 Goshawk se han cuadruplicado.

Para el presidente del Comité de los Servicios Armados de la Cámara, Mac Thornberry, de Texas, dijo que “no hay duda que existen problemas que están siendo cubiertos”, y manifestó estar “muy preocupado por la cuestión, que ha ido empeorando con el tiempo y, si nos fijamos en las estadísticas, los aviones más antiguos están teniendo problemas más grandes que los aviones más nuevos”.

El senador John McCain, republicano de Arizona, también se manifestó en un comunicado diciendo que la Marina “debe responder a estas preocupaciones de seguridad con rapidez y decisión”

“Hipoxia histotóxica” es el término médico asociado con el trastorno desorientador que puede poner en riesgo la vida de los pilotos y puede llegar sin previo aviso, se debe a una alteración de la fase de utilización de la respiración y consiste en la incapacidad de las células para utilizar oxígeno en la forma adecuada.

Varios pilotos instructores confirmaron que los aviones de entrenamiento están promediando tres incidentes de este tipo por semana y pusieron como ejemplo que la semana pasada, un estudiante de la escuadrilla de entrenamiento VT-86 en Pensacola, Florida, tuvo que ser “arrastrado” fuera del avión porque se “ahogaba” con el sistema de oxígeno defectuoso.

En marzo, un piloto británico de instructores de intercambio con miles de horas en la cabina de vuelo tuvo que efectuar un aterrizaje de emergencia durante un vuelo de entrenamiento cerca de Meridian, Missuri, después de que él y su estudiante experimentaran síntomas hipóxicos.

La Marina ha enviado un equipo de ingenieros y otros especialistas esta semana a sus bases de entrenamiento del T-45 en Kingsville, Meridian y Pensacola para dialogar con los pilotos y responder a sus quejas que consideran estar siendo ignoradas por parte de NAVAIR.

Algunos pilotos de instructores apuntan al contraalmirante Dell D. Bull, jefe de entrenamiento aéreo naval, como el culpable de ignorar las condiciones inseguras.

Un reducido grupo de pilotos de instructores se han negado a aceptar el boicot y continúan volando pero se retiran las máscaras de oxígeno tan pronto como despegan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *