Estados Unidos aprueba la venta de 32 cazas F-35A a Polonia

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha autorizado a Polonia a comprar el avión F-35, el caza más avanzado que existe en la actualidad, convirtiendo a Varsovia como el cliente más nuevo del avión de quinta generación.

El pedido propuesto cubre 32 unidades de la variante F-35A de despegue y aterrizaje convencional, con un precio estimado de 6.500 millones de dólares, según un anuncio publicado ayer miércoles en la web de la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa (DSCA). Como con todas las notificaciones de la Agencia, las cantidades y las cifras en dólares pueden cambiar durante las negociaciones.

Si bien el Congreso aún puede actuar para bloquear la venta, se espera que se lleve a cabo sin problemas a través del Capitolio.

“Esta propuesta de venta de F-35 proporcionará a Polonia una capacidad de defensa creíble para disuadir la agresión en la región y garantizar la interoperabilidad con las fuerzas estadounidenses, aumentando la contribución de Polonia a la OTAN y reduciendo la dependencia del país del equipo ruso”, dice el anuncio de la Agencia de Cooperación.

Polonia envió formalmente la solicitud de compra del F-35 en el mes de mayo con el objetivo de reemplazar su veterana flota MiG-29 y Su-22 heredadas de la época del Pacto de Varsovia con la Unión Soviética. La adquisición del F-35 es parte de un esfuerzo amplio de modernización de la defensa del país, que hará que el gobierno de Varsovia gaste 47.000 millones de dólares hasta 2026 en nuevos equipos de aviones, tanques y sistemas de misiles.

Junto con los cazas, el paquete propuesto incluye 33 motores F135, guerra electrónica y sistemas C4, acceso al Sistema de Información Logística Autónoma del caza, un entrenador de misiones completo y otras capacidades de apoyo.

La aprobación de la venta se produce días después de que el vicepresidente estadounidense Mike Pence visitó Polonia, un aliado clave en la región, para conmemorar el 80 aniversario del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Lockheed Martin es el contratista principal del avión, y Pratt & Whitney es el fabricante del motor. El acuerdo incluirá algún tipo de compensación industrial, que se negociará entre las empresas y Varsovia en una fecha posterior.

Los ejecutivos de Lockheed dijeron que Polonia tendrá aviones con el paquete del Block 4 instalado. Greg Ulmer, vicepresidente y gerente general de Lockheed para el programa, ha expresado su interés en que Polonia participe en la base industrial de los aviones.

“Una vez que las empresas polacas sean aprobadas como nuestros socios proveedores, podrían fabricar piezas no solo para los aviones polacos, sino también para los que se suministran a otros países, como a Estados Unidos o Japón”, aseguró Ulmer.

Sin embargo, Polonia no debería tener esperanzas de convertirse en un socio de pleno derecho del programa F-35 Joint Strike Figher, ya que el Pentágono ha insistido en que el amplio programa de participación industrial está bloqueado desde la firma de los socios originales.

Aaron Mehta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com