Por qué el F-35B Stealth Fighter podría hacer que los portaaviones fueran aún más mortíferos.

La aviación naval ha sido desde el principio una tarea difícil y costosa. Desde hace poco tiempo, algunos países han descubierto que tienen recursos necesarios para operar un portaaviones ligero capaz de operar aviones de ala fija. Por otro lado, en los últimos años se ha cuestionado la utilidad de los portaaviones con el avance de los nuevos misiles de largo alcance.

En 2017, Brasil retiró al último portaaviones de Sudamérica, el Sao Paulo (A-12) de la clase Clemenceau comprado a Francia en el año 2000.

El portaaeronaves tailandés Chakri Naruebet no ha transportado ningún avión desde el año 2006.

Tras el desastroso despliegue en Siria, el único portaaviones de Rusia, el Almirante Kuzntesov, se encuentra indefinidamente fuera de servicio después de que el único dique seco flotante que podría albergar y reparar el buque se hundiera en 2018.

Durante varios años, el Reino Unido, el primer país en utilizar portaaviones en combate, tuvo un solo portaaviones y ningún avión capaz de volar desde su cubierta.

Sin embargo, estas grandes naves pueden estar muy pronto al borde de un retorno a nivel global. El ambicioso programa de portaaviones que tiene China parece que ya está bien orientado y continúan aprendiendo de los modelos occidentales, otros países vecinos del noreste de Pekín están listos y trabajando para desplegar tres nuevos portaaviones entre ellos (Japón y Corea del Sur). El Reino Unido tendrá pronto operativos sus dos portaaviones, y lo mismo ocurre con Italia.

En todos los casos citados, existe un factor común detrás de estos desarrollos, y ese factor es el avión de sigilo F-35B.

Emparejando el avión con el portaaviones

Hasta hace poco, los cazas modernos más capaces basados ​​en portaaviones, como el F/A-18 Super Hornet, y Rafale-M necesitaban una cubierta de vuelo larga con catapultas de vapor o electromagnéticas para enviar los aviones de combate cargados con pesado armamento al cielo. Además de los once súper portaaviones que tiene Estados Unidos, el único otro buque equipado con catapulta es el francés Charles de Gaulle, aunque China e India podrían unirse al club en la próxima década. 

En el otro extremo, hay barcos de asalto anfibio más pequeños que los portaaviones, diseñados para desplegar helicópteros y aviones de despegue y aterrizaje vertical (VTOL), como el Harrier y el ahora ya retirado Forger Yak-38 soviético. A pesar de su valiosa flexibilidad, con altas tasas de accidentes, estos han sido mucho más lentos y menos capaces que sus nuevos compañeros.

Los aviones de salto sigiloso como el F-35B Lightning II, que técnicamente son de despegue corto y aterrizaje vertical (STOVL), están configurados para cambiar esa dinámica.  

Mientras que el diseño del F-35A de la Fuerza Aérea incorpora compensaciones de rendimiento en comparación con sus predecesores en tierra, el F-35B es un salto adelante en prácticamente todos los parámetros en comparación con el Harrier. Eso, a su vez, hace que las naves de asalto anfibio más pequeñas que pueden transportar F-35B, sean mucho más interesantes para las marinas de mediano tamaño.

Sí, los ventiladores de elevación del modelo B aumentan el coste (110 millones contra 89 millones de dólares) y peso, en comparación con el F-35A, también tiene un 25 por ciento menos de alcance de combate (500 millas), y un límite máximo de fuerza G de siete en lugar de nueve Gs. 

A lo largo del 2019, han surgido informes de que los F-35B volaron erráticamente mientras ejecutaban maniobras ajustadas, experimentaron problemas para mantener el uso de sus postquemadores y podrían tener problemas para mantener el empuje mientras realizaban aterrizajes verticales en entornos de altas temperaturas. Responsables del programa F-35 han insistido en que estos defectos raramente han aparecido y / o han sido corregidos desde entonces.

No obstante, el F-35B pone sobre la mesa todos los demás parámetros clave de rendimiento. Velocidad supersónica (Mach 1.6), capacidad de operar en altos ángulos de ataque, misiles aire-aire de largo alcance y misiles guiados de precisión, más los potentes sensores y sistemas de guerra electrónica que pueden ser conectados en red con fuerzas amigas.

Otra capacidad a destacar, es la sección transversal de radar bajo del F-35B que significa que puede penetrar en el espacio aéreo protegido por misiles de defensa aérea el primer día de un conflicto, y saltar sobre los cazas enemigos que de otra manera tendrían una ventaja en velocidad y agilidad.

Estas cualidades hacen que uno o dos escuadrones de F-35B en un buque sean mucho más útiles y sobrevivientes que el mismo número de Harriers.

Encabezando el pelotón están el Brazo Aéreo de la Flota de la Armada y la Fuerza Aérea de Gran Bretaña, que recibirán 48 F-35B entre ambos. Estos operarán desde los enormes buques de 65.000 toneladas el Queen Elizabeth y Prince of Wales (este último se pondrá en servicio en 2020). Estos buques distinguidos por su precio relativamente económico y sus dos islas en la cubierta de vuelo, cuentan con pequeñas tripulaciones y armas altamente automatizadas, pero carecen de armamento de autodefensa para su tamaño.

La marina y la fuerza aérea de Italia también recibirán 30 F-35B para reemplazar a los envejecidos Harrier II. El Cavour de 28.000 toneladas de la marina puede transportar diez F-35B, más seis en cubierta. El LHD Trieste, un buque de 33.000 toneladas de helicópteros que se botó en mayo de 2019 también apoyará las operaciones del F-35B.

En 2018, Japón anunció que volvería a las operaciones de portaaviones por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, convirtiendo sus “destructores de helicópteros” de 27.000 toneladas Izumo y Kaga para operar hasta diez F-35B cada uno. La Fuerza de Autodefensa Marítima japonesa planea pedir cuarenta y dos F-35B. Los Izumo están reforzando sus cubiertas, y deberían estar operativos con los F-35B para el año 2023.

Lo más curioso es que Corea del Sur, un país que nunca antes ha operado portaaviones, y que aparentemente debería estar preocupado por la seguridad a corto plazo, también está planeando construir un nuevo helicóptero Landing Pad Helicopter-II de 30.000 toneladas. Según Defense News, el barco podría medir 250 metros de largo, tener una rampa de salto de esquí y capacidad para dieciséis F-35B, así como 3.000 soldados y vehículos blindados. Además, dos barcos de asalto anfibio de clase Dokdo de 15.000 toneladas que ya están en servicio probablemente necesitarán modificaciones y podrían transporter F-35B.

Un quinto país, Turquía, tenía toda la intención de adquirir F-35B basados ​​en portaaeronaves hasta que las elecciones políticas de alto nivel torpedearon ese esfuerzo. A finales de 2019, Turquía tiene previsto poner operativo su primer portaaviones Anadolu, inspirado en el portaaeronaves español Juan Carlos I, con capacidad para transportar doce F-35B. Sin embargo, debido a la decisión de Ankara de comprar misiles S-400 de Rusia, Turquía ha sido expulsada del programa F-35 en julio de 2019. Esto deja a Turquía con un portaaeronaves de mil millones de dólares sin el avión para el que fue planeado.

Esto también lleva naturalmente a la pregunta del español Juan Carlos I de 28.660 toneladas. Los trece Harrier II de España necesitarán ser reemplazados para el año 2030. A la Armada Española le gustaría operar los F-35B, aunque tampoco tiene otra opción para elegir si quiere mantener su arma aérea embarcada. La financiación para tal compra es escasa y España está invirtiendo ahora en el caza furtivo de sexta generación del Future Combat Air System de Europa con Francia y Alemania.

La Armada de Australia, por su parte, cuenta con dos buques de desembarco para helicópteros de 30.000 toneladas, basados ​​en el Juan Carlos I, con rampa curva de salto de esquí. La decisión de Japón de convertir sus Izumos en portaaviones ligeros ha reavivado el debate sobre si Australia debería convertir los barcos para apoyar los F-35B, reviviendo así la capacidad de aviación de los portaaviones, inactiva desde que Canberra vendió su último portaaviones Melbourne para desguace a China en la década de 1980. Hasta ahora, Canberra insiste en que no lo hará.

No se debe olvidar al operador de buques de asalto anfibio a mayor escala: Estados Unidos, que despliega Harriers y F-35B del Cuerpo de Marines en sus ocho buques de clase Wasp para helicópteros. Si bien estas embarcaciones a menudo se despliegan con solo seis aviones de salto a bordo, pueden llegar hasta veinte F-35B en caso de necesidad, convirtiéndolos efectivamente en portaaviones ligeros.

Dedicar buques de asalto anfibio para operar F-35B tiene sus desventajas. El intenso calor de los ventiladores de elevación del Lightning puede dañar las cubiertas de los buques. Y adaptar los buques de asalto anfibios para transportarlos significa cambiar el espacio que se puede utilizar para apoyar las operaciones de helicópteros y transportar tropas y vehículos anfibios. 

Al mismo tiempo, los portaaviones ligeros / anfibios no pueden soportar las altas tasas de salida por avión en comparación con los portaaviones grandes y están menos protegidos contra los ataques enemigos. Eso significa que son menos eficientes para operaciones de combate sostenidas y de alta intensidad.

Pero solo un puñado de países puede permitirse el lujo de operar portaaviones más grandes, pero muchos todavía desean los medios para proyectar fuerza en el extranjero y contribuir a las operaciones expedicionarias de coalición junto a sus aliados. Podría decirse que incluso Estados Unidos se beneficiaría si desplegara algunos portaaviones ligeros en lugar de sus grandes supercarrier para distribuir sus fuerzas de manera más eficiente en sus misiones globales.

Un factor clave en cualquier tendencia de este tipo es que el modelo F-35B lo hace posible sin las fuertes compensaciones de rendimiento de los aviones anteriores de elevación vertical.

Sébastien Roblin

5 comentarios en “Por qué el F-35B Stealth Fighter podría hacer que los portaaviones fueran aún más mortíferos.

  • el 26 agosto, 2019 a las 10:22
    Permalink

    Mientras que los F-35B sean tan caros y generen tantos problemas de fiabilidad, la mejor opción para las fuerzas marinas de los países con recursos limitados es no tener ninguno. No veo ninguna necesidad de gastar cientos de millones en un escuadrón de F-35B para España, Francia, Italia etc… Además teniendo que adaptar todo el sistema de telecos a un avión de última generación y reformas estructurales en portaviones relativamente nuevos.
    Veo mas interesante esperar entre una década y dos décadas a ver como se desarrolla el mercado, puesto que para 2030 en Europa habrá 2 o 3 nuevos diseños de avión de combate y alguno de ellos puede ser VSTOL.

    Respuesta
    • el 26 agosto, 2019 a las 16:51
      Permalink

      2030? Aviones SVTOL en Europa? Vuelve a la camita para que sigas soñando…. En dos decadas los f35 seran mucho mas baratos, mejor construidos y con mejores actualizaciones que cualquier hipotetico o imaginario proyecto europeo…

      Respuesta
      • el 26 agosto, 2019 a las 19:48
        Permalink

        So!dadura en dos décadas el f35 seguirá igual. El fallo principal del f35 esde diseño, problemas descritos en mi intervencion hace que la idea primigenia que tenia la usar de sustituir todas las alas por el f35 haya sido desechada. La usar necesita un avión de superioridad aérea por que para apoyo aéreo cercano ya tiene el a10 y eso que también pensaban sustituirlo. Cuando diseñas un avión para cubrir los requisitos de las tres ramas americanas. Te sale un desarrollo que nadie quiere. Dejar de decir chorradas , el 35 solo es interesante para los países que tengan portaaviones ligeros y además estén en la órbita de occidente. Aunque hubiese otro desarrollo, usa presionaría para que no se comprase con la excusa de interoperabilidad. En fin se que pido mucho pero pensar antes de decir tonterías

        Respuesta
    • el 27 agosto, 2019 a las 23:12
      Permalink

      Esperar una o dos décadas para la Defensa jajajajajajaja que crack

      Respuesta
  • el 26 agosto, 2019 a las 13:23
    Permalink

    Excelente artículo.
    Parecería no ser discutible la necesidad que algunos paises perciben de tener pistas en el mar.

    Respuesta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com