¿Por qué la Marina de EE. UU. eligió las fragatas de Fincantieri en lugar de una empresa de construcción naval de EE.UU.?

El Departamento de Defensa de Estados Unidos adjudicó a la filial estadounidense de Fincantieri, Marinette Marine (FMM), un contrato de casi 800 millones de dólares para el diseño conceptual y la construcción de la primera fragata de misiles guiados del programa “FFG (X)” para la Marina la semana pasada.

El contrato prevé una opción para 9 buques adicionales, así como el apoyo a la disponibilidad posterior a la entrega y la capacitación de la tripulación, con un valor acumulado de 5.500 millones de dólares. La Armada de Estados Unidos planea construir 10 buques adicionales como parte del futuro programa de fragatas, para un total de 20 unidades. 

Con este éxito, Fincantieri cosecha las recompensas de un compromiso duradero. Además del programa de Buques de Combate Litoral, que prevé la construcción de 16 buques (10 de los cuales ya han sido entregados), el pasado mes de diciembre FMM recibió un pedido multimillonario para la construcción de 4 Combatientes de Superficie Multi-Misión (MMSC) que serán entregados al Reino de Arabia Saudita como parte del programa de Ventas Militares Extranjeras de Estados Unidos.

La oferta de Fincantieri tuvo éxito al superar las ofertas de Huntington Ingalls Industries, General Dynamics Bath Iron Works con el diseño de la fragata F100 de Navantia y Austal USA con una versión mejorada de su buque de combate litoral trimarán.

La fase de diseño detallado comenzará de inmediato, y la construcción comenzará a más tardar en abril de 2022. El primer barco de la clase se entregará en 2026 y alcanzará la capacidad operativa inicial en 2030.

La Marina concedió un contrato a Fincantieri, una empresa de propiedad italiana, para diseñar y construir una versión modificada de sus fragatas según las especificaciones pedidas por Estados Unidos. El astillero de la compañía se encuentra en Wisconsin donde se construye la clase Freedom LCS. Estas fragatas se construirán en el mismo astillero y serán construidos por trabajadores estadounidenses.

Aunque es un diseño extranjero, la FREMM estadounidense estará completamente americanizada, con sensores y armas de fabricación americana instalados en todo el casco. El nuevo  Radar de Vigilancia Aérea de la Empresa  (EASR), desarrollado por Raytheon para el nuevo portaaviones USS  Enterprise, será el sensor de aire primario. El EASR se acoplará al Sistema de Combate Aegis, un sistema informático que permite a los buques de superficie detectar, rastrear y atacar una variedad de amenazas de superficie y aire, desde misiles balísticos de alto vuelo hasta misiles de crucero a ras de agua. La nave está armada con un cañón de cubierta rápida M110 de 57 milímetros. El buque también llevará hasta 16 misiles de ataque naval, un nuevo misil anti-buque desarrollado por la empresa noruega Kongsberg y actualmente desplegado con los Buques de Combate Litoral en el mar.

Enterprise Air Survellience Radar (EASR) desarrollado por Raytheon

Hubo varias ofertas europeas en asociación con los astilleros americanos. Las empresas extranjeras con empresas asociadas o filiales con sede en Estados Unidos son cada vez más comunes en la contratación de defensa en la actualidad.

Echemos un vistazo a los otros factores:

  • Diseño de madurez

La Armada de los Estados Unidos estaba buscando un diseño que ya estuviera en producción a un nivel u otro. La fragata, que se construirá en la filial de la empresa italiana con sede en Wisconsin, se basa en buques que ya están en servicio con cuatro marinas. La propuesta de Fincantieri se basa en el diseño franco-italiano Fregata Europea Multi-Missione (FREMM), cuyas variantes están en servicio con las marinas italiana, francesa, egipcia y marroquí. El diseño basado en la FREMM, que es un diseño muy maduro y todavía en producción, durante mucho tiempo pareció ser una opción muy atractiva y de bajo riesgo para la US Navy.

  • Solución rentable y bajo costo del ciclo de vida

Según el Secretario Asistente de la Marina para Investigación, Desarrollo y Adquisición, James Geurts, el primer casco costará 1.281 millones de dólares, que incluye el dinero del diseño tanto del barco como del trabajo necesario en el astillero para establecer una línea de producción. También incluye todo el equipo provisto por el gobierno, incluyendo cosas como el radar Raytheon AN / SPY-6 derivado y el sistema de combate Aegis de Lockheed. Los próximos buques deberían costar significativamente menos. La Marina prevé un precio de 800 millones de dólares por unidad, con un umbral de 950 millones. Pero Geurts cree que puede superar las previsiones previstas. La fragata es relativamente barata en comparación con un destructor de la clase Arleigh Burke de 1.900 millones de dólares.

Los FREMM cuentan con un sistema de propulsión combinado diesel-eléctrico y de gas (CODLAG) altamente eficiente, que podría hacer que la variante FFG (X) también sea relativamente barata de operar.

  • El calendario

En la actualidad, la Marina espera que la construcción de la primera FFG (X) comience a más tardar en 2022 y que se entregue el buque en 2026. Dependiendo de cuándo podría ejercer las opciones restantes en el contrato, podría tener ocho unidades más en varias etapas de construcción cuando se entregue la primera.

El diseño detallado de la FFG (X) comenzará de inmediato. El primer barco se entregará en 2026 y estará operativo en 2030.

Según el contrato los 10 primeros cascos deberían estar terminados, para el 2035. La intención es comprar 20 cascos, aunque no está claro si Marinette construirá los 20 o si la Marina identificará una segunda fuente.

  • Flexibilidad

Fincantieri destacó que podrían aumentar la capacidad eléctrica del barco con bastante facilidad y que todos los equipos principales informáticos y el motor podrían cambiarse sin hacer un agujero en el barco, como a menudo es necesario con las clases actuales en el inventario de la Marina de Estados Unidos. El accionamiento híbrido eléctrico le da al barco la capacidad de producir 12 megavatios de potencia. Eso es suficiente electricidad para poner en marcha un pequeño cañón de riel o un sistema de armas láser más pesado en una futura actualización. 

Dorian Archus

5 comentarios en “¿Por qué la Marina de EE. UU. eligió las fragatas de Fincantieri en lugar de una empresa de construcción naval de EE.UU.?

  • el 7 mayo, 2020 a las 23:59
    Permalink

    les ha faltado otros motivos:

    – la presión del lobby del Estado de Wisconsin (EEUU está en año electoral, en las últimas elecciones presidenciales Wisconsin dio 10 compromisarios al candidato republicano mientras que los estados de los astilleros de la opción de la competencia Maine y Rhode Island votaron demócrata)

    – compensaciones. Italia ha comprado 90 F35, un contrato de más de 11.000 millones de dólares, contratos de armamento y mantenimiento aparte (posiblemente al encargar los cazas ya se estaba negociando las compensaciones con el contrato de las fragatas)

    (la apuesta italiana son las fragatas y el sector naval mientras renuncia al proyecto de caza europeo actual Eurofigther y el futuro caza de 5ª generación, España sigue peleando con Navantia a pesar de este golpe y apuesta por seguir en primera línea del sector aeronáutico con Alemania y Francia)

    Respuesta
  • el 8 mayo, 2020 a las 23:06
    Permalink

    Comparto tú opinión, los italianos hacen mucho mejor marketing que los españoles.

    Respuesta
  • el 9 mayo, 2020 a las 13:37
    Permalink

    Bueno todo influye en una compra y en compras de armamento tambien influye el marketing sin duda, pero en este contrato de las fragatas, estando quien esta en la casa blanca, creo que han influido mas cuestiones politicas y de alianzas. Como en los ultimos contratos de Canada y Australia sin ir mas lejos.

    Respuesta
  • el 9 mayo, 2020 a las 14:40
    Permalink

    Los italianos solo ganarán 800 millones por el diseño, el resto se queda en USA.

    Respuesta
  • el 13 mayo, 2020 a las 19:58
    Permalink

    Los Italianos ganaran 800 millones y el resto se queda en USA?

    Claro que NO, Fincantieri va a ganar todo: en EEUU se van a quedar tan solo los buques…

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com