¿Por qué nada puede sustituir a los portaaviones de gran cubierta y propulsión nuclear en la estrategia de Estados Unidos?

El día en que Estados Unidos conmemoró el 20º aniversario de los atentados del 11-S, su herramienta más potente para responder a futuros ataques de este tipo estaba operando cerca de los lugares donde es más probable que se originen.

El USS Ronald Reagan, que albergaba 90 cazas de ataque y otros aviones de combate, estaba navegando en el Mar de Arabia del Norte, cerca de la desembocadura del Golfo Pérsico y al alcance de Afganistán.

Acompañado por dos buques de guerra con misiles guiados y continuamente actualizado por la inteligencia aérea, el Reagan podría haber respondido a cualquier provocación terrorista en cuestión de horas.

Mientras tanto, un segundo portaaviones de la clase Nimitz, el USS Carl Vinson, estaba en marcha en la otra zona que más preocupaba a los planificadores militares estadounidenses: el Mar del Sur de China.

También albergaba 90 aviones de combate que podrían haber respondido en cuestión de horas a los movimientos militares chinos en torno a Taiwán o en otros lugares de la región.

Es probable que relativamente pocos estadounidenses ajenos a la comunidad naval supieran que los portaaviones y sus escoltas estaban desplegados cerca de posibles agresores.

Los despliegues de portaaviones estadounidenses son tan rutinarios que rara vez suscitan la atención de los medios de comunicación nacionales.

Pero no hay nada de rutinario en el poder militar que proporcionan a las fuerzas estadounidenses y a sus aliados en el extranjero.

En cualquier conflicto que no sea una guerra nuclear, los 11 portaaviones estadounidenses de gran cubierta y propulsión nuclear son, con mucho, los sistemas de combate más letales disponibles para la acción.

De hecho, son tan letales -capaces de destruir con precisión cientos de objetivos cada día durante meses si es necesario- que probablemente han hecho más para disuadir la agresión que cualquier otro sistema militar en la historia de Estados Unidos.

La presencia de un portaaviones estadounidense en las cercanías tiende a centrar la atención de los enemigos potenciales de una manera que pocas otras armas podrían.

Pero esta historia rara vez se cuenta en los medios de comunicación nacionales, por lo que resulta útil repasar de vez en cuando qué es lo que hace especiales a los portaaviones de gran cubierta y propulsión nuclear.

He aquí, en los términos más sencillos, las cinco características que explican por qué portaaviones como el Reagan y el Vinson son indispensables en la estrategia nacional.

Capacidad única.

Un portaaviones de gran cubierta es esencialmente una base aérea flotante, capaz de desplazarse a cualquier lugar a una velocidad de más de 700 millas por día. Su ala aérea de portaaviones está formada por nueve escuadrones, que incluyen no sólo cazabombarderos polivalentes, sino también aviones de ataque electrónico, aviones de radar y varios helicópteros.

El F/A-18E/F Super Hornet de la Marina es el caza de ataque con base en el mar más exitoso jamás construido, capaz de lanzar nueve toneladas de artillería con precisión milimétrica contra objetivos en tierra o en el mar a más de 400 millas de distancia, al tiempo que barre el espacio aéreo circundante de amenazas.

El caza F-35C que lleva el Vinson en su primer despliegue operativo tiene una carga útil similar y ofrece un mayor alcance y un avanzado sistema de sigilo que lo hace prácticamente invisible a los radares enemigos.

Los aviones de ataque electrónico EA-18G, basados en el fuselaje del Super Hornet, pueden suprimir los sistemas de radar y de comunicaciones más avanzados de los adversarios, mientras que el avión radar E-2D puede rastrear cientos de aviones, tanto hostiles como amigos, a grandes distancias.

La capacidad de situar estos medios al alcance de los adversarios de ultramar sin necesidad de bases terrestres vulnerables o del permiso de los líderes políticos locales confiere a la Marina estadounidense una flexibilidad operativa única.

Y la nueva clase de portaaviones Ford, sucesora de la clase Nimitz, aumentará en un tercio el número de salidas que cada portaaviones puede soportar, hasta 270 al día durante el combate. Con cada caza de ataque portando múltiples municiones guiadas de precisión, esto supone una potencia de combate sin parangón.

Resistencia única.

Los portaaviones de gran cubierta y propulsión nuclear no son como otros buques de guerra, que pueden agotar fácilmente sus cargadores de munición durante unos días de intenso combate. Los portaaviones de clase Nimitz y Ford están diseñados para permanecer desplegados en zonas de combate durante meses, generando constantemente salidas de aviones en apoyo de la fuerza conjunta.

La energía nuclear permite al portaaviones maniobrar continuamente, mientras que las vastas áreas de almacenamiento a bordo ofrecen espacio para tres millones de libras de combustible de aviación y diversos inventarios de municiones. El buque puede destilar 400.000 galones de agua dulce del mar cada día, y mantener a los marineros alimentados durante 90 días, aunque haya que servir 18.000 comidas diarias.

Si los almacenes de municiones u otros suministros se agotan debido a la intensa actividad, la energía nuclear permite al portaaviones salir de la zona de combate, reabastecerse en el mar y volver rápidamente a la acción. Para las necesidades más urgentes, una nueva clase de aviones de reparto a bordo basados en el rotor basculante V-22 aumenta aún más la flexibilidad operativa.

Supervivencia única.

A veces se afirma que el enorme tamaño del portaaviones -más de mil pies de largo y 20 pisos por encima de la línea de flotación- lo hace vulnerable a los ataques. En realidad, es exactamente lo contrario: con un amplio blindaje y cientos de compartimentos estancos, nada menos que un arma nuclear podría hundirlo. Esto lo convierte en el buque de guerra de superficie más resistente del mundo.

Antes de poder atacar al portaaviones hay que encontrarlo, lo que no es sencillo cuando está en constante movimiento y la fuerza conjunta apunta a los sistemas de seguimiento del enemigo (incluidos los que están en órbita). Además de su ala aérea y sus armas defensivas, el portaaviones está protegido por buques de guerra con misiles guiados Aegis, que cuentan con el sistema de defensa aérea y de misiles más avanzado del mundo.

La Marina cree que sus portaaviones son hoy menos vulnerables que en cualquier momento de la Guerra Fría. La “cadena de muerte” de pasos necesarios para encontrar, rastrear y apuntar a un portaaviones es tan complicada que ofrece muchas oportunidades a los defensores para desbaratar los planes del enemigo, utilizando medios cinéticos y no cinéticos, como la interferencia electrónica. En caso de sufrir daños, el portaaviones cuenta con sólidas capacidades de reparación a bordo.

Versatilidad única.

El ala aérea del portaaviones es intrínsecamente versátil. Puede utilizarse para atacar diversos objetivos en tierra y cualquier tipo de embarcación en el mar. Puede establecer un dominio aéreo sobre vastas áreas, llevar a cabo una recopilación continua de inteligencia, coordinar batallas en las que participen múltiples servicios militares y apoyar una serie de misiones civiles, como la ayuda en caso de catástrofes.

Y lo que es más importante, el temible poder de combate de docenas de aviones de ataque equipados con armas de precisión refuerza la disuasión en todo el espectro de la guerra, desde el terrorismo hasta el conflicto nuclear. Aunque los portaaviones no suelen llevar armas nucleares, son muy capaces de atacar los sistemas estratégicos de otros países, incluyendo armas, comunicaciones, sensores y centros de mando.

Adaptabilidad única.

La clase Ford de portaaviones de gran cubierta y propulsión nuclear se diseñó para poder realizar amplias modificaciones a lo largo de su vida útil, reconociendo el ritmo al que evolucionan los requisitos de la lucha bélica. Por ejemplo, sólo la mitad de la capacidad de generación eléctrica del buque es necesaria para alimentar los equipos actuales, y el resto está disponible para la tecnología futura, como los láseres de alta potencia.

En términos más generales, la disposición y la infraestructura del diseño del Ford fueron concebidas para facilitar la flexibilidad futura, de modo que el portaaviones pueda reconfigurarse para hacer frente a las nuevas amenazas. Los sistemas de lanzamiento y recuperación de aeronaves pueden manejar una amplia gama de fuselajes, incluidos los sistemas no tripulados, y las redes de a bordo utilizan una arquitectura plug-and-play que se adapta fácilmente a las modificaciones.

Ningún otro sistema de combate se acerca ni de lejos al potencial operativo de un portaaviones de gran cubierta y propulsión nuclear. La Marina espera que sus portaaviones sigan operando hasta el próximo siglo.

Loren Thompson

Fotos: Fernando Valduga

27 thoughts on “¿Por qué nada puede sustituir a los portaaviones de gran cubierta y propulsión nuclear en la estrategia de Estados Unidos?

  • el 19 septiembre, 2021 a las 17:38
    Permalink

    La respuesta es muy sencilla : es un aeropuerto móvil de capacidades extraordinarias y con un poder de combate extremo , eficaz y eficiente . Es lo máximo , navalmente hablando . Sus capacidades y movilidades estratégicas hacen de él , el arma maritima definitiva . ¿ Que tiene pros y contras ? La respuesta es SÍ en ambos casos , pero sobre todo hay que señalar que una base aérea de amplia movilidad y bien protegida es lo mejor a nivel militar que puede existir . The best strategic weapon in the world , como dirían ellos con toda la razón del mundo . La prueba fehaciente de eso es como casi todos los paises ribereños y con ciertas capacidades se están dotando de ellos en la medida de sus posibilidades , India , Rusia , Corea del Sur , Japón , Italia , GB , etc , etc …

    Respuesta
  • el 19 septiembre, 2021 a las 19:31
    Permalink

    También se decía en sus tiempos que el Titanic era insumergible

    Y la grieta que le hizo el iceberg fue en la longitud y el sitio exacto

    Esta claro que fácil no es ero imposible tampoco

    Respuesta
    • el 19 septiembre, 2021 a las 20:43
      Permalink

      Igual en para hundirlo….pero un impacto que destruya la torre….¿Podría operar normalmente?

      Respuesta
    • el 19 septiembre, 2021 a las 23:10
      Permalink

      Lo del Titanic tiene miga. Sin contramarcha, el radio de giro hubiera sido mayor y no hubiera impactado; si los mamparos hubieran sido más altos, el agua de la inundación no hubiera saltado de un compartimento a otro, etc…
      Un solo impacto, que genere un incendió y alcance algún depósito de municiones o el combustible aéreo… se descontrola y ya se pueden despedir.

      Respuesta
  • el 19 septiembre, 2021 a las 19:48
    Permalink

    Que les resultaría más peligroso..una “manada de lobos” de submarinos sigilosos….o sendas baterías misiles hipersonicos desde las costas o lanzados desde bombarderos??? (Obviando cabezas nucleares tácticas y tal).

    Respuesta
    • el 20 septiembre, 2021 a las 08:01
      Permalink

      Cualquier uso de armas nucleares por parte de China o Rusia contra los EE.UU, la respuesta seria equivalente contra todas sus bases y puertos militares, islas artificiales incluidas, estos no pueden cambiar de posición de alguna manera…

      Respuesta
  • el 19 septiembre, 2021 a las 22:11
    Permalink

    política y militarmente son armas únicas, en política porque su sola presencia puede amedrentar a cualquier enemigo, militarmente un solo portaaviones tiene más potencia aérea que la inmensa mayoría de los países del mundo, pero … desde el fin de la IIGM se han empleado contra países sin capacidad de respuesta como Vietnam (aunque estos se defendían sobre su país y bastante bien pero no atacaron a los portaaviones), Libia, Granada, Panamá, Irak, habrá que ver a los portaaviones americanos frente a rusos y chinos, eso es ya otra película, ojalá no lo veamos nunca pero estos países llevan décadas preparándose para un enfrentamiento contra estos buques, tienen doctrinas teóricas, armas, personal y entrenamiento exclusivamente destinado a destruir las plataformas aéreas americanas

    Respuesta
  • el 19 septiembre, 2021 a las 22:31
    Permalink

    Un portaaviones está muy bien como demostración de poder y contra enemigos de segunda fila sin defensas. Es perfecto para desplazar todo el arsenal a la vez y atacar en Irak, Afganistán, Libia, Siria… Se ahorra mucho en desplazamiento llevando todo lo necesario en un sólo buque.
    Pero contra China y Rusia que son su actual finalidad, la cosa cambia.
    Los misiles hipersonicos y antibuque pueden hundir o inutilizar un portaaviones. Una lluvia de misiles no sería fácil de parar. Y estas naciones tienen armamento nuclear que sería letal. También disponen de alta tecnología en detección y no son tontos.
    La fuerza submarina enemiga sería un problema, igual que los cazas y bombarderos con reabastecimiento.
    Con todo esto en mente, no creo que sea muy sensato acercar un portaaviones a las costas chinas o rusas.
    Contra estas naciones no creo que se llegasen a utilizar.
    Es difícil saber a día de hoy si un portaaviones tiene suficiente capacidad de supervivencia con el limitado alcance de sus aviones y teniéndose que acercar a las costas enemigas.
    Hay opiniones para todos los gustos sobre su utilidad actual.

    Respuesta
    • el 20 septiembre, 2021 a las 07:57
      Permalink

      Claro, China está construyendo portaaviones solo para demostrar que también pueden.

      Respuesta
  • el 20 septiembre, 2021 a las 05:25
    Permalink

    Vale que un portaaviones no es insumergible pero no seamos tan cortos de miras como para decir “Ah! como no los podemos acercar a costa sin peligro, simplemente no se pueden utilizar” La guerra moderna no es un duelo en el que te diriges al enemigo de frente y le das con el guante en la cara.

    El portaaviones es la reina del ajedrez, una pieza muy fuerte que obviamente hay que saber utilizarla bien. Por que insistis en enviar a la reina la primera, sola y corriendo contra la fila de peones? Ningun jugador hace eso!

    Una guerra entre fuerzas equiparables tiene sus fases y su desarrollo y es ingenuo pensar que el portaaviones debe ser punta de lanza en todos on no serlo en ninguno, como lo es pensar que no sera determinante en algunos pese a la amenaza enemiga.

    Respuesta
  • el 20 septiembre, 2021 a las 15:50
    Permalink

    Demasiada palabrería, los portaaviones modernos jamás han pisado una guerra, menos aún contra potencias desarrolladas.

    Si no han dado resultados tras un ataque no se puede hablar, no sé yo hasta que punto puede resistir un torpedo bajo la línea de flotación sin partirse en dos como suele hacer el resto de buques……. No esta bien poner en un pedestal a algo sin probarlo antes, el artículo habla como si países como China, con extensos medios, no pudiese tocar un portaaviones cuando dicho país también tiene buques con perfiles de superficie…..

    Respuesta
  • el 20 septiembre, 2021 a las 16:00
    Permalink

    Me parece una noticia demasiado amarillista.

    Para afirmar algo hay que probarlo y los portaaviones, desde la SGM, no se han probado en combate real. Esta visto y comprobado que todos los buques bajo la línea de flotación son susceptibles a grietas en el casco y los portaaviones no van a ser una excepción. Hay armas antibuque en aviones, barcos, submarinos y tierra, y están con ese propósito. Si un portaaviones Nimitz nunca ha sido alcanzado con un arma no se puede decir que sea invulnerable, por que el que vaya a atacarte primero va a saturar tu defensa y colapsarla. Aparte de que un pepinazo puede no hundirlo pero si causarle un incendio o dejarlo inutilizado y convertirlo en un trasto flotante inútil.

    Sin muchos factores que no tiene en cuenta el artículo, ya que sólo se limita a contar lo bonito, como si el enemigo estuviese falto de inteligencia….

    Respuesta
    • el 21 septiembre, 2021 a las 00:54
      Permalink

      La única forma de cargarse un portaaviones de la clase Nimitz o Ford es con armas nucleares. Y no lo digo yo, lo dice la US Navy, que, me imagino, habrá simulado hasta la extenuación cualquier escenario posible de un ataque con armas convencionales a un portaaviones. La cadena de defensas, tácticas, movimientos, etc. que un enemigo que ataque con armas convencionales (submarino, buque de superficie, aviones, emplazamientos costeros) es tan grande, GRANDE, G-R-A-N-D-E, que resulta inviable atacarlo. Porque simplemente no le vas a hacer nada.

      Los portaaviones americanos están tan protegidos por una cúpula invisible y electrónica que no sólo comprende el barco en sí, sino también recursos en la tierra, aire y hasta en el espacio que es absurdo el pensar que se les puede dañar, ya no hundir, con armas convencionales. Ojo, que tampoco es que sea imposible, pero se tendría que dar una cadena de eventos bastante inverosímil para que sucediera.

      Respuesta
      • el 23 septiembre, 2021 a las 01:03
        Permalink

        Y no solo lo dice la US Navy es que la marian sovietica el armamneto que iba a usar contra las flotas de portaviones eran misiles de crucero antibuque con una cabeza nuclerar de mas 200 Kt. e incluso de un megaton como en los AS-4. Que por eso se desarrollo el misil Phoenix y el radar AN/AWG-9 para derribar a los aviones de patrulla antes de que pudieran lanzar el misil.

        Respuesta
  • el 20 septiembre, 2021 a las 21:32
    Permalink

    Y dale.

    No se por que se insiste en que lo mas importante de un portaaviones sea su capacidad de soportar estoicamente los golpes en vez de la capacidad de su aviacion embarcada.

    Por esta regla de tres los destructores tampoco tienen utilidad por ser aun mas vulnerables, ni tampoco los submarinos por la existencia de armas antisubmarinas.

    Insisto, la estrategia no es que el portaaviones se suicide y tenga que comerse todo lo que le echen sino exprimir el maximo potencial de las armas que porta en el momento y circunstancias adecuadas.

    Y ya que sale el tema de que nunca se ha visto un superportaaviones que ha sufrido daños recordar que el 2005 se hundio al USS America utilizado como blanco para torpedos, bombas y misiles antibuque y cuyos resultados son un secreto bien guardado incluido el buque inaccesible a mas de 4000m de profundidad. Asi que la marina sabe como encaja los daños sus portaaviones. Y ahi siguen navegando.

    Respuesta
    • el 21 septiembre, 2021 a las 09:18
      Permalink

      De dale nada, el portaaviones es el blanco principal de un grupo naval en caso de guerra por lo que va a ser el primero en comerse los pepinos. Y no, no han sido probados en combate por lo que en ejercicios de hundimiento perfecto pero el enemigo no le va a lanzar unos cuantos sino que probablemente sature toda la defensa, así que empieza a sumar medios.

      Respuesta
      • el 21 septiembre, 2021 a las 16:24
        Permalink

        Estoy de acuerdo con Andres y con Kosmos224 . De dale nada , pero nada de nada . Sobran explicaciones y más comentarios . Pensad bien de lo que estamos hablando y seguro que os acabáis dando cuenta .
        Por cierto la otra pieza de importante de este ajedrez es , por supuestisimo , el submarino .

        Respuesta
    • el 21 septiembre, 2021 a las 16:31
      Permalink

      Por lo que se , costó bastante hundirlo y precisamente se hizo para sacar conclusiones acerca de cómo construir los actuales para sobrevivir lo máximo posible a un ataque de saturación, en el caso de que el enemigo consiguiese ese ataque en extremo .

      Respuesta
    • el 21 septiembre, 2021 a las 23:57
      Permalink

      Pues le voy a seguir dando.
      El portaaviones es el blanco principal del grupo naval que se va a comer los pepinos… pues vamos a sumar!
      Primero tienes que identificar al portaaviones de la veintena de barcos del grupo con el estorbo de interferencias electronicas y desde lejos porque si te acercas te fulminan, ya lo tendras dificil solo para lograr una solucion de disparo.

      Luego los misiles que no se parece que pensais que una vez lanzados es impacto automatico. Los Tomahawk tienen mas años que yo, estan probadisimos en combate y tienen un ratio de acierto del 85%. Decis que los portaaviones no estan probados pero es que los chinos tienen sus misiles por estrenar y se enfrentan a las mejores contramedidas del planeta.

      Por ultimo saturar la defensa, el AEGIS puede lidiar minimo con un centenar de blancos simultaneamente os dais cuenta de la cantidad de vectores de lanzamiento que es eso?

      Habria que lanzar misiles por centenares y aun asi no habria una garantia total de exito. Ni siquiera hay garantias de que China pueda orquestar semejante ataque.

      Respuesta
      • el 22 septiembre, 2021 a las 01:38
        Permalink

        Es que el problema es que se piensa que el portaviones va solo o como mucho con un par de buques como los que tiene España. Y en el caso de los escoltas de los portaaviones USA un par de crucero Ticonderoga ya tiene más capacidad de combate que toda la flota de España y suelen ir de dos a tres de estos crucero y dos o tres destructores Arleight Burke. Vamos de 450-650 celdas VLS mas al menos un submarino de ataque. Y luego las armas CIWS e incluso los propios misiles SAM que llevan los portaaviones que estan casi al nivel en armamento SAM presentes y futuras solo las F-100 tienen más capacidad SAM que un portaviones USA.

        Respuesta
        • el 22 septiembre, 2021 a las 16:40
          Permalink

          Pues eso quería decir . MHarvey lo ha descrito estupendamente . Un portaaviones norteamericano nuclear con todo su escolta , para ser alcanzado en un ataque y hundirlo sería prácticamente imposible por la cantidad de recursos que habría que poner en liza y en juego para conseguir el éxito de semejante misión .

          Respuesta
  • el 22 septiembre, 2021 a las 15:17
    Permalink

    Se habla de un ataque a gran distancia del portaaviones, pero nos olvidamos de lo cerca, MUY CERCA que llegaron submarinos tan humildes como los Gotland y los tipo 212, en maniobras de ataque de portaaviones estadounidenses, llegando a pagar la US NAVY por el alquiler de alguno de esos ” raquíticos” sub europeos, para seguir mejorando sus medidas de supervivencia. Por cierto, todo el resto del grupo de combate ni se enteró de la presencia del “pequeño sueco” por ejemplo.

    Respuesta
    • el 22 septiembre, 2021 a las 23:15
      Permalink

      Hombre estabamos discutiendo un ataque por aire con misiles pero un submarino es otro cantar.

      A dia de hoy los submarinos, incluidos los nuevos modelos chinos, han logrado ser mas silenciosos que el mar que los rodea siendo practicamente indetectables de forma pasiva. En distintas practicas navales ha quedado patente que un submarino de propulsion electrica puede burlar la vigilancia por otras naves de guerra.

      Si nosotros sabemos esto es que se ha tomado buena nota de ello y se habran desarrollado tacticas y protocolos nuevos para detectarlos a tiempo. Pero desde luego si yo estuviese en un portaaviones la amenaza submarina me causaria mas pavor que los misiles de crucero.

      Respuesta
      • el 23 septiembre, 2021 a las 01:14
        Permalink

        Pero tambien hay que ver que un submarino convencional de 20 nudos no pasas o si pasas es por lo pelos y salvo los submarinos japoneses nuevos con baterias de litio esa velocidad no la mantienen mas que un par de horas en el mejor de los casos y un grupo de portaaviones USA se puede mover a más de 30 nudos, es más en el grupo el portaviones es el buque de superficie más rapido. Que la velocidad de crucero ya esta casi al limite de lo que da un submarino en caso de estar en zona peligrosa aceleran precisamente para que si hay submarinos nucleraes se descubran y si son convencionales los pierdan.

        Respuesta
  • el 24 septiembre, 2021 a las 05:53
    Permalink

    Qué buen concepto aquel que señala la proporción entre asignación de recursos y logro de objetivos (en este caso cuántos medios hay que disponer -y sacrificar- para lograr producir una baja de un portaaviones norteamericano). Nadie duda que cualquier cosa que flota puede ser hundido y en principio misiles ALM como el Kinzhal o Kh-32 rusos, o balísticos como el DF-21D (con cabezas MaRV) y más aún Vehículos Deslizantes Hipersónicos como el DF-ZF chino (en el DF-17) pueden ser extremadamente peligrosos. Pero las TF vienen trabajando desde los años ’60 para superar ataques de misiles por saturación y actualmente la evolución ha llevado a las armas de riel y lásers, que en forma prototípica han equipado -entre otras tecnologías- al CVN-78 USS Geral R. Ford. Ha quedado más que claro en numerosas ocasiones que los submarinos pequeños y silenciosos han demostrado ser los enemigos más peligrosos para los portaaviones, pero la velocidad a la que navegan las TF en guerra (cercana a 30 n) hacen que posicionar un submarino convencional para lograr una ventana de disparo sea poco probable en mar abierto.

    Respuesta
  • el 24 septiembre, 2021 a las 06:03
    Permalink

    La “cadena de hechos inverosímiles” que menciona algún forista como posibilidad para hundir o dejar fuera de combate un porta de EEUU puede darse, de hecho en la guerra de Malvinas algunos destructores Tipo 42 británicos fueron hundidos por bombas “tontas” de aviones argentinos precisamente en esas circunstancias. De todas maneras coincidimos que hundir un buque de este tipo es una tarea extremadamente difícil, en especial en medio del océano navegando a velocidad de combate (30 n o más) y que sólo una cabeza nuclear detonada muy cerca tendría verdaderas posibilidades. De todas maneras, cualquiera que lograra alcanzar un portaaviones estadounidense con un medio nuclear se arriesgaría a una represalia de la misma naturaleza y ya entonces estamos hablando de una situación que cualquiera en su sano juicio se abstendrá de realizar, incluso China o Rusia.

    Respuesta
  • el 3 octubre, 2021 a las 16:54
    Permalink

    Resumiendo ; que las capacidades , la potencia de fuego y el poderío naval que ejerce con sus múltiples vectores de ataque y con la libertad de movimiento y velocidad que ofrece el Capital Ship , hace de él , hasta que otra cosa no lo supere , el arma estratégica más disuasoria de los mares y océanos del mundo .

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.