Por qué tiene sentido el portaaviones de Corea del Sur.

Los críticos argumentan que el portaaviones es una costosa distracción, demasiado vulnerable para ser útil. 

En su plan Navy Vision 2045, lanzado en 2018, la Armada de la República de Corea (ROKN) anunció que desarrollaría un portaaviones ligero (CVX) capaz de desplegar un ala de aviones F-35B de despegue corto y aterrizaje vertical (STOVL). El CVX, un portaaviones de dos islas que puede transportar unos 20 aviones será el núcleo de los planes de la ROKN para crear una flota estratégica móvil para operaciones en aguas azules, mejorando su capacidad de proyectar poder aéreo lejos de las costas surcoreanas.

Las aspiraciones de la ROKN en materia de portaaviones han recibido numerosas críticas de expertos y analistas, tanto extranjeros como nacionales. En primer lugar, los críticos afirman que el CVX es inútil frente a la principal amenaza para la seguridad surcoreana, Corea del Norte, y que por tanto es una costosa distracción. En segundo lugar, los detractores del CVX sostienen que un ROKN CVX sería demasiado vulnerable para ser útil en la protección de los intereses marítimos más amplios de Corea del Sur, dado el entorno regional cada vez más amenazante.

Creemos que estas críticas son erróneas. A continuación, rebatimos cada una de ellas para demostrar que un portaaviones ROKN no es tan imprudente como sugieren sus críticos.

¿Una costosa distracción?

Varios expertos sostienen que Corea del Norte es la principal amenaza para la seguridad de Corea del Sur y que los portaaviones, diseñados para proyectar el poder aéreo lejos de las costas de un Estado, son imprudentes y superfluos. Corea del Norte, señalan, ya está al alcance del poder aéreo terrestre de Corea del Sur.

Esta crítica no comprende la utilidad de un portaaviones ROKN en caso de enfrentamiento con Corea del Norte. En caso de guerra, Corea del Norte probablemente lanzaría un aluvión de ataques contra las bases aéreas de la ROK, empleando fuerzas de operaciones especiales, armas químicas y misiles balísticos. Un ala de portaaviones con base en el mar sería menos susceptible a este ataque inicial y, por tanto, estaría preparada para responder con mayor rapidez y eficacia. Además, un CVX permitiría a los aviones de combate de la ROKN acercarse a objetivos en Corea del Norte a través de vías de aproximación menos defendidas al norte de la DMZ (Zona Desmilitarizada).

Y lo que es más importante, esta crítica se basa en un cálculo erróneo de los intereses de Corea del Sur. Sí, Corea del Norte sigue siendo la amenaza más inmediata para la seguridad de Corea del Sur. Pero Corea del Sur tiene fuerzas terrestres capaces y un poderoso aliado en Estados Unidos, que sirven para disuadir esta amenaza. El ejército norcoreano, aunque cuantitativamente formidable, está anticuado, mal entrenado y se enfrenta a graves deficiencias en su capacidad de sostenimiento.

Corea del Sur está considerablemente menos preparada para defender sus intereses marítimos lejanos contra las crecientes amenazas y desafíos en el mar en la región más amplia del Indo-Pacífico. En particular, Corea del Sur es muy susceptible a las amenazas marítimas a las vías de comunicación marítima (SLOC), dada su gran dependencia del comercio marítimo y la energía. Una flota móvil basada en el CVX sería capaz de llevar a cabo misiones lejos de las costas coreanas para asegurar mejor estas SLOC. Esta flota sería especialmente útil si se integrara en un esfuerzo de coalición, trabajando junto a otras flotas capaces de mantener un espacio marítimo común libre y abierto. La propia presencia de esta capacidad contribuirá a disuadir a los adversarios de atacar los intereses marítimos de Corea del Sur.

¿Un objetivo vulnerable?

Los escépticos afirman que un portaaviones ROKN sería simplemente un blanco fácil frente a potencias marítimas regionales más capaces y a los nuevos sistemas de armas antibuque. En particular, los detractores del CVX señalan la proliferación de formidables capacidades antisuperficie, incluyendo misiles balísticos antibuque de largo alcance y submarinos más capaces.

Esta crítica es exagerada. Los misiles antibuque y los submarinos probablemente harán que los portaaviones sean más vulnerables en el Indo-Pacífico. Pero los portaaviones siguen siendo bastante difíciles de detectar y de apuntar con eficacia. Además, el CVX de Corea del Sur es relativamente pequeño, con un desplazamiento de 40.000 toneladas, lo que lo hace aún más difícil de detectar y atacar que sus homólogos estadounidenses. Por último, un CVX de la ROKN se desplegaría junto a una serie de escoltas equipadas con capacidades antimisiles, de defensa aérea y de guerra antisubmarina diseñadas para aislar aún más al CVX de los ataques.

Algunos expertos también sugieren que un solo grupo de portaaviones de la ROKN sería insuficiente para disputar, y más aún para establecer, el control del mar frente a potencias regionales más capaces. Si China, por ejemplo, amenazara las SLOC de Corea del Sur, un solo portaaviones de la ROKN que tratara de mantener abiertas esas SLOC podría enfrentarse a dificultades prácticamente insuperables.

Pero esta crítica ignora un contexto importante. Si la ROKN se viera obligada a enfrentarse a una potencia regional con capacidades navales superiores, es casi seguro que operaría en concierto con su aliado estadounidense. Es difícil concebir un escenario en el que esto no sea así. Estados Unidos ha dejado claro una y otra vez su compromiso con la seguridad de Corea del Sur y con la libertad del espacio marítimo común. En este contexto, un portaaviones ligero de la ROKN resultaría mucho más eficaz y menos vulnerable, al trabajar con las fuerzas estadounidenses para defenderse conjuntamente de las amenazas a sus SLOC regionales.

En este punto, algunos podrían argumentar que Corea del Sur debería simplemente permitir que Estados Unidos cargue con el peso de mantener la seguridad y la apertura marítima regional. De nuevo, esta crítica es miope. Estados Unidos sigue comprometido con la preservación de un Indo-Pacífico libre y abierto, pero también se enfrenta a crecientes restricciones fiscales y a competidores regionales reforzados. Por ello, Washington pide sistemáticamente a Seúl que haga más por promover la seguridad regional más allá de la península de Corea. Un grupo de portaaviones de la ROKN serviría de apoyo a unos Estados Unidos sobrecargados de trabajo, al tiempo que pondría de manifiesto el valor duradero de Corea del Sur como socio de la alianza y líder regional emergente.

Los costes y retos que conlleva la creación y operación de un portaaviones ligero no pueden ignorarse ni desearse. El nuevo portaaviones de la ROKN requerirá tiempo, esfuerzo y recursos. Requerirá un amplio apoyo logístico para operar lejos de las costas coreanas durante largos periodos de tiempo. Pero las sugerencias de que estos recursos serán poco o nada rentables para la seguridad nacional de Corea del Sur son erróneas.

Jihoon Yu / Erik French

11 thoughts on “Por qué tiene sentido el portaaviones de Corea del Sur.

  • el 27 marzo, 2021 a las 13:16
    Permalink

    Me parece un interesante artículo, extrapolable a España, con las obvias diferencias. Lo que está claro es que es un tema debatido, con experto por un lado y expertos por otro lado. Me ha alegrado leer los argumentos de un lado y de otro, si bien el artículo claramente se inclina hacia uno de los lados. Ojalá hubiera más artículos de este tipo.

    Un dato también interesante que nos deja es el coste de operación, cifrado en 180M anuales. No queda claro si eso incluye el ala embarcada o solamente el buque. Quiero imaginarme que es el programa entero, incluyendo el buque.

    Respuesta
    • el 27 marzo, 2021 a las 13:19
      Permalink

      Yo sigo siendo escéptico con respecto a la necesidad de tener un portaaviones (y por lo visto, hay expertos que también lo son). Útil es, desde luego, pero ¿necesario o prioritario? También pienso que un único portaaviones se queda corto; se necesitarían 2 para tener siempre disponible 1. A mí me gusta la clase Varan, publicitada en otro articulo, un buque de asalto anfibio con catapultas para no depender de un único avión y hacer que el ala embarcada sea más poderosa (pudiendo despegar con mayor carga bélica y de combustible).

      En este sentido, creo que Corea erra. El asalto anfibio fue crucial en la Guerra de Corea y eso es lo que deberían de potenciar. Una vez más, la clase Varan me parece idónea, porque hace ambas funciones.

      Pero las catapultas son caras. Tengo entendido que salen a 300M cada una y con 2 por buque y 2 buques, salen por 1.200M. El gasto de una vez es lo de menos; lo peor es el gasto de operarlas, que suele estar en proporción al gasto de adquirirlas.

      Respuesta
    • el 27 marzo, 2021 a las 13:23
      Permalink

      En cuanto a que un portaaviones no es tan fácil de detectar, creo que ahí se equivoca el articulista. Los portaaviones se pueden detectar con bastante facilidad con tecnología civil (satélites civiles), debido al rastro que dejan. Otra cosa es apuntarles, pero saber por dónde andan es fácil. Y cada vez lo será más fácil, a medida que se utilizan IA para procesar las imágenes.

      Luego además, es un bicho muy caro, no solamente por el coste del buque, ni tan siquiera por el coste adicional del ala embarcada, sino porque siendo un objetivo tan goloso, debe ir debidamente escoltado. Un portaaviones no es un único buque, son varios, con fragatas antiaéreas, fragatas antisubmarinas y submarinos. Adonde vaya el portaaviones tendrán que ir sus escoltas. Y ahí la cuestión es si eso merece la pena para ganar un vector de ataque diferente.

      Respuesta
    • el 27 marzo, 2021 a las 13:30
      Permalink

      Luego, el control de las rutas marítimas que esgrima el artículo como argumento, es cuestionable si para ello un portaaviones es el mejor medio. La capacidad de ataque desde luego que es formidable. Pero recordemos que un portaaviones, por lo goloso que es como objetivo, no debe navegar solo. ¿Conviene enviar todo un grupo de combate bien apretujadito para controlar las rutas, detrayendo capacidad defensiva en otras partes, al tener que escoltar el portaaviones?

      ¿Cuáles son las amenazas a la rutas marítimas?
      ¿Piratería? Un portaaviones es matar moscas a cañonazos.
      ¿China? ¿Con buques? Una fragata y un submarino pueden ser más efectivos. El apoyo aéreo se puede dar desde Japón y Filipinas.
      ¿China con submarinos? Un portaaviones no es la respuesta adecuada. Las fragatas ASW lo son.
      ¿China con aviones? Sí, ahí el portaaviones es la respuesta. Pero ¿es suficiente uno solo (por mucho que se diga que estaría apoyado por los EE. UU.? ¿Y mientras te preocupas de eso, qué hará Corea del Norte en la frontera?

      Respuesta
  • el 27 marzo, 2021 a las 14:28
    Permalink

    Atacar un portaaviones no es una tarea nada fácil, aunque sea detectado por un satélite luego hay que lanzarle un misil desde algún sitio y aproximarse a una distancia de tiro de un ala embarcada con f35 sin que ellos te detecten antes no creo que esté al alcance de ningúna fuerza naval o aérea del mundo. Con sigilo vas a ver siempre antes de que te vean a ti, y ahí se acabó la historia. La clave no es el misil , que si, que es muy mono y va a mucha velocidad hasta el portaaviones, pero este se tiene que lanzar desde algún sitio digo yo, y estas plataformas sean aviones ,submarinos, fragatas o emplazamientos en tierra van a ser neutralizados antes que el portaaviones porqué a diferencia del f35 no tienen capacidad de esconderse. Solo el submarino nuclear tendría alguna posibilidad al poder permanecer durante meses en una posición fija en el fondo del mar, pero el radio de detección de un submarino inmóvil es escaso y tambien estos pueden ser detectados en cuanto se muevan.

    Respuesta
    • el 27 marzo, 2021 a las 17:33
      Permalink

      Ya claro a los submarinos se les detectan desde cientos de kilometros y no se pueden esconder y los F-35 son invisibles como las aves de presa Klingon. Hay un problema para todos los que salen con la pelicula de los aviones furtivos y es que un avión a menos de 100m se ve más tarde que un avión furtivo a 1000 metros de altura y que un caza a 30m de altura te larga un misil antibuque antes de que entre en la visión del radar es lo malo que tiene que la tierra no sea plana. Los USA antes de la caida de la URSS evitaba eso con los E-2 y los F-14 volando a cientos de millas del portaaviones pero ahora no hay ningún pais que tenga esa capacidad. Los USA con los nuevos misiles antibuque de miles de kilometros de alcance tiraron la toalla y se va a una defensa con misiles para interceptar los misiles no los vectores de lanzamiento. Ahí los aviones embarcados no tienen ninguna participación en la defensa son los escoltas los que defienden al portaaviones y el mismo portaaviones con sus misiles y sus sistemas CIWS.

      Respuesta
  • el 27 marzo, 2021 a las 21:25
    Permalink

    Todos sabéis que soy partidario de mantener aviones embarcados en buques, ya sean portaaviones o, en su defecto, portaaeronaves.
    La historia ha demostrado reiteradamente que es mejor tener la protección de la aviación que carecer de ella y, para las marinas, es vital.
    Siempre diré que además una fuerza de infantería de marina siempre debería contar con apoyo aéreo y, contar con esa infantería y con ese apoyo aéreo basado en portaaviones TE DA UNA CAPACIDAD ESTRATÉGICA QUE PUEDE DISLOCAR TODO UN SISTEMA DEFENSIVO ENEMIGO (supongamos que hablamos de Marruecos) AL INTRODUCIR UN FACTOR NOTABLE DE INCERTIDUMBRE SOBRE POSIBLES LUGARES DE DESEMBARCOS Y/O ATAQUES, APARTE DE PROPIRCIONAR FLEXIBILIDAD Y CERCANÍA A LOS POSIBLES OBJETIVOS (por cierto los helicópteros de ataque pueden ser muy útiles, pero serían barridos del cielo por la caza enemiga, luego también es necesario contar con aviación embarcada).

    Respuesta
    • el 28 marzo, 2021 a las 17:04
      Permalink

      Eso lo proporciona mejor un arsenal de misiles de crucero repartidos en nuestras fragatas F100 y futuras F110, además de en los S80+. E incluso desde plataformas móviles en tierra. Y todo por el mismo o incluso menos dinero, sin asumir el inmenso riesgo de invertir ese dinerazo en una capacidad constreñida en un solo buque, reduciendo además su función de asalto anfibio.
      Si el JC1 causa baja por avería, sabotage o ataque directo, hasta nunca F35B. Si causan baja 3 fragatas sigues teniendo una capacidad demoledora de contraataque en las demás plataformas. Reforzando el número de Eurofighter, el de meteors y adaptándolos al Taurus, tienes una capacidad resultante mucho mayor, y muchísimo menos vulnerable, que una docena de cazas en un buque, por modernos que sean.

      Salud

      Respuesta
  • el 27 marzo, 2021 a las 22:56
    Permalink

    Los cazas que vuelan bajo también tienen el mismo problema para detectar los blancos porqué la curvatura de la tierra afecta a todos por igual , así que estos deben tomar altura para detectar un blanco más allá del horizonte. Es en ese preciso momento donde una malla defensiva interconectada entre el f35 y los escoltas detecta el blanco y elige la mejor opción de ataque disponible desde la seguridad que proporciona la furtividad pudiendo disponer de manera instantánea de todo el arsenal de misiles que puedan ser lanzados desde la flota. Estamos hablando de un efecto multiplicador de varios ordenes de magnitud respecto a los cazas de cuarta generación. Convirtiendo el ataque en una misión suicida en la que pocos pilotos estarían dispuestos a participar.

    Respuesta
    • el 28 marzo, 2021 a las 09:19
      Permalink

      Pero es que el objetivo no tiene porque adquirirlo el mismo puedes tener el dato de un dron,submarino, AWACS o de un satelite . Y los F-35 se beben los depositos que es un primor no puedes tener a varios en el aire 24 horas porque el primer dia te has quedado sin combustible. Y no solo tienes el problema de un caza es que hay misiles antibuque de trayectoria semibalsitica y misiles antibuque lanzados desde submarino. Los USA que si pueden mantener las patrullas, sus portaaviones son enormes y son de propulsión nuclear ytodo el combustible que llevan y es mucho es para sus aviones, ya ni lo hacen.

      Respuesta
  • el 28 marzo, 2021 a las 19:34
    Permalink

    Si dependes para la localización de los blancos de drones andas apañado , esos juguetes son fáciles de derribar para una fuerza naval, vuelan bajo , lento y de manera predecible. Los AWACS son igualmente blancos muy faciles, enormes y lentos, los submarinos convencionales deben salir a superficie de esnorquel cada dos o tres dias son lentos ,ruidosos y su capacidad de detección limitada a zonas pequeñas, tambien pueden ser localizados mediante boyas y radares. El sistema AIP parece que va a convertirlos en un arma silenciosa y aumentar los dias sin subir a superficie pero la disponivilidad de estos es limitada pues todavia se encuentran en fase de desarrollo. Los satélites son fáciles de localizar y derribar además que solo USA dispone de satélites verdaderamente operativos para el atáque y estos no dan información en tiempo real como un radar.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.