Portugal despliega aviones F-16 AM / BM en Rumanía.

Portugal ha desplegado en la base aérea rumana de Borcea (en el suroeste del país) cuatro aviones F-16 AM / BM Bloque 20 MLU como parte de la operación “Falcon Defensa 2017” con una duración prevista de dos meses. En el ejercicio, también participan cuatro aviones CF-18 de la Real Fuerza Aérea de Canadá destacados en la base aérea de Mihail Kogalniceanu.

Los aviones lusos comparten base con el 53 Escuadrón de Combate rumano equipado con el mismo tipo de avión F-16 Bloque 15 MLU y con el 861 y 862 Escuadrón que opera el MiG-21 Lancer. Este despliegue tiene como objeto llevar a cabo misiones de entrenamiento con los pilotos de la Fuerza Aérea Rumana.

F-16 portugués a su llegada a la base aérea de Borcea.

El destacamento está compuesto en su totalidad por 70 pilotos, entre los que se incluyen las tripulaciones de vuelo (pilotos y navegantes), mecánicos, armeros, especialistas (aviónica, comunicaciones), y la escuadrilla que garantizan la protección de los militares.

La OTAN ha informado que el objetivo del destacamento es “realizar misiones de entrenamiento y capacitación en la región en apoyo de la política de la OTAN, incluyendo misiones conjuntas con las Fuerzas Armadas Rumanas, de Portugal  y de Canadá.

Además de estas misiones en el marco de la OTAN, el destacamento portugués también está para cumplir con el contrato firmado en octubre de 2013 por un importe total de aproximadamente 628 millones de euros en relación con la venta de doce F-16As / B Bloque 15 MLU a las Forţele Aeriene Române.

F-16 rumanos estacionados en la base aérea de Borcea.

Además de la venta de estas aeronaves, piezas de repuesto y el equipo directamente asociado, el contrato también contempla la formación y capacitación de las tripulaciones de vuelo (pilotos y navegantes) y personal de mantenimiento (mecánicos, armeros, especialistas, etc) Estas misiones de entrenamiento, programadas para finales de 2018, tienen como objetivo formar a cerca de 80 aviadores rumanos en maniobras de combate y tácticas aéreas, así como a todo el personal de tierra en técnicas y procedimientos para la puesta en marcha de aeronaves.

En concreto, la primera fase del contrato, que finalizó en septiembre de 2017, consistió en la entrega de doce aviones de combate y la formación de 84 aviadores rumanos (todas las especialidades combinadas). La segunda fase, que se está llevando a cabo en Rumania, es llevar a las FAR a proporcionar asistencia técnica y diaria a la Fuerza Aérea rumana en la aplicación de los F-16A / C recientemente recibidos.

Mig-21 Lancer de la Fuerza Aérea Rumana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *