El Pentágono reconoce que el precio del caza F-35 continúa siendo muy alto.

Actualmente el Pentágono se encuentra negociando la compra de un nuevo lote de 130 aviones de combate F-35 Lightning II con Lockheed Martin, y el director del programa del F-35 en el Departamento de Defensa, el Almirante Mat Winter, está claramente decidido a presionar al fabricante para lograr una reducción significativa en el coste unitario de este avión.

“Es cierto que el precio está disminuyendo, pero no baja lo suficientemente rápido”, dijo el pasado jueves el Almirante Winter.

Cuando se ordenó la compra del lote 10 para 66 aviones, el precio unitario del F-35A fue de 94.3 millones de dólares por unidad. Para el lote 11, el coste debería disminuir.  El Almirante Winter se ha negado a precisar la cantidad que el Pentágono estaría dispuesto a aceptar, para no darle “facilidades” al fabricante en las discusiones en curso. “Si le doy una cifra, Lockheed Martin tendrá un nuevo objetivo”, dijo, antes de asegurarse que negocia el “mejor trato posible” para el contribuyente”.

Además, el Almirante Winter también declaró que quería “saber lo que realmente cuesta producir este avión”, antes de criticar la actitud de Lockheed-Martin, que obtiene una cuarta parte de sus ventas anuales con el programa F-35.

“No estoy satisfecho con la colaboración y cooperación de Lockheed Martin. Podrían ser mucho más participativos y colaborar, y de esta forma concluir este acuerdo más rápidamente. Sin embargo, han elegido no hacerlo, es su táctica en la forma de negociar”, dijo.

El coste de adquisición del programa F-35 para el Departamento de Estado, se estima actualmente en 406.500 millones de dólares. En países extranjeros potencialmente compradores del avión, este programa ha sido criticado regularmente por sus excesos de costes, retrasos y  numerosos problemas encontrados en su fase de desarrollo. Y, una vez más, el software ALIS [Sistema de Información Logística Autonómica] es un reto.

Con sus millones de líneas de código, el ALIS permite optimizar el mantenimiento de los F-35 al integrar una amplia gama de características. Es un “entorno de información único y seguro que proporciona a los usuarios información actualizada sobre uno de estos dominios mediante el uso de aplicaciones web a través de una red distribuida”, explica Lockheed-Martin.

El sistema ALIS tiene una función de análisis predictivo, es decir, permite al F-35 “auto diagnosticar” las piezas defectuosas. La duda es que no siempre funciona ..Como explicó el Almirante Winter, a los mecánicos se les pide regularmente que reemplacen las piezas que están en perfecto estado de funcionamiento. Este caro problema debería solucionarse con la versión 3.0 del software.

Por otro lado, solo la mitad de los 280 F-35 están disponibles para el vuelo, y el resto se encuentra en tierra debido a la escasez de piezas de repuesto y problemas de calidad. “Las tasas de disponibilidad son las más bajas para los aviones comprados en los primeros lotes y se enfrentan a una serie de problemas de hardware y software”, dijo el Almirante.

Por último, el coste de mantener los F-35 en condiciones operativas continúa siendo demasiado alto. “Si la relación de costes de mantenimiento es la misma para el futuro, entonces aumentar nuestra flota de 280 a 800 aviones para el año 2021 será inasequible para el presupuesto del Pentágono”, agregó.

De ahí la intención del Pentágono de hacerse cargo de ciertas operaciones de mantenimiento y no confiarlas a Lockheed-Martin. “Se han identificado 68 subsistemas diferentes de la aeronaves como elementos que el gobierno puede reparar organicamente sin la ayuda del fabricante”, dijo Winter.

Laurent Lagneau

3 comentarios sobre “El Pentágono reconoce que el precio del caza F-35 continúa siendo muy alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com