Presentan una demanda colectiva por el accidente de Palomares en 1966 con la caída de cuatro bombas de hidrógeno.

Cincuenta y un años después del accidente de Palomares en la provincia de Almería, España, un grupo de veteranos estadounidenses ha presentado una demanda colectiva contra el Departamento de Asuntos de Veteranos de EE.UU. En ella exponen que como consecuencia de la exposición a la radiación durante los trabajos de recuperación de los restos de los aviones, muchos de ellos han sufrido graves enfermedades a lo largo de los años.

La solicitud fue presentada por estudiantes de Derecho de la Facultad de Yale en Connecticut ante el Tribunal de Apelaciones en representación del veterano de la Fuerza Aérea, Victor Skaar, de Nixa, Missouri, y quieren incluir a otros veteranos que creen merecen los beneficios de la Asociación.

La demanda ha sido presentada contra el Secretario de Asuntos de Veteranos David Shulkin.

El 17 de enero de 1966, un bombardero estadounidense B-52 y un avión cisterna KC-135 chocaron en el aire durante una operación de reabastecimiento de combustible cerca del pueblo de Palomares, en el sur de España, como consecuencia del choque, murieron siete de los once miembros de la tripulación, por fortuna nadie en tierra. En ese momento, Estados Unidos mantenía aviones de guerra con armas nucleares en el aire cerca de la frontera soviética mientras la Guerra Fría estaba en pleno apogeo.

La colisión en el aire produjo la caída de cuatro bombas de hidrógeno estadounidenses en tierra y en el cercano mar. Ninguna de las bombas explotó, pero los detonadores llenos de plutonio en dos de ellas explotaron, dispersando 3 kilogramos de plutonio 239 altamente radioactivo a través de la zona.

Los 1.600 militares estadounidenses que fueron enviados al área del accidente para recuperar las armas y limpiar la zona contaminada, estuvieron expuestos a niveles peligrosos de radiación diariamente durante semanas, de acuerdo con la moción presentada el lunes. Muchos de los militares desarrollaron posteriormente diversas formas de cáncer, trastornos sanguíneos, disfunción cardíaca y pulmonar y otras enfermedades, pero el Departamento de Asuntos de Veteranos siempre les ha negado beneficios por discapacidad.

“Esta acción busca obligar a la asociación a reconocer que los veteranos de Palomares participaron en una actividad de alto riesgo de radiación que haría, que las condiciones radiogénicas que desarrollaron posteriormente, estuvieran relacionadas con el accidente”, dijo Derek Mraz, de la facultad de Yale.

El veterano de la Fuerza Aérea, Victor Skaar, dijo que padece un trastorno de la sangre y desarrolló melanoma y cáncer de próstata, que fueron tratados con éxito. Manifestó que sus dolencias estaban relacionadas con su trabajo en Palomares  pues él y otros militares respondieron rápidamente al accidente de Palomares y no usaron ropa protectora ni máscaras, ya que determinaron la zona con el alcance de la contaminación y la “limpiaron”. La limpieza consistió en eliminar la capa superior del suelo en algunas áreas y regar los edificios próximos con agua.

Skaar dijo que él y sus compañeros de servicio hicieron lo que se les ordenó hacer sin quejarse y ahora se sienten traicionados por su gobierno.

“Es absolutamente ridículo ver cómo hemos sido tratados”, dijo. “Estamos todos heridos. Hemos sido absolutamente ignorados”.

Los estudiantes de la facultad también han demandado al Departamento de Defensa en nombre de grupos de veteranos que intentaban obligarlos a no divulgar registros relacionados con el accidente de Palomares, incluidos datos de pruebas ambientales y resultados de pruebas de orina. 

El senador estadounidense Richard Blumenthal, demócrata por Connecticut, dijo en un comunicado “Estos veteranos estuvieron expuestos a radiación peligrosa mientras servían fielmente a nuestra nación en la limpieza del accidente de las bombas de hidrógeno, merecen un proceso justo y consistente para determinar los beneficios que les corresponden relacionados con dicha exposición”.

Un comentario sobre “Presentan una demanda colectiva por el accidente de Palomares en 1966 con la caída de cuatro bombas de hidrógeno.

  • el 5 marzo, 2018 a las 02:20
    Permalink

    Esto confirma el viejo refrán, para el ejército vale más una mula que un soldado.
    Es increíble lo poco que le importa si gobierno a americano sus tropas, son desechables, así que preguntemonos cuanto le importamos el resto del mundo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com