Primeras ‘sueltas’ de tripulaciones españolas en el MQ-9 Predator B.

La pasada semana se han llevado a cabo las primeras ‘sueltas’ de las tripulaciones españolas con el sistema pilotado remotamente General Atomics MQ-9 Predator-B, NR.05 en nomenclatura militar. Los vuelos han tenido lugar en la base aérea de Holloman, en Nuevo Mexico (Estados Unidos), como parte del curso de formación inicial en el citado sistema, impartido por la fuerza aérea estadounidense, del que ahora están formando parte dos tripulaciones del Ejército del Aire.

Aunque ya han pasado por este curso cinco tripulaciones en los dos últimos años, esta es la primera vez que se realizan vuelos de suelta debido a un cambio en el plan de estudios del curso. Por ello, este hecho se convierte en un acontecimiento importante en el proceso de implantación del MQ-9 Predator B en el Ejército del Aire.

Las tripulaciones están formadas por un piloto y un operador de sensores y durante el curso se forman, principalmente, en la realización de misiones de ISR (Intelligence, Surveillance and Recconaissance). Además, se entrenan para dar apoyo a otros medios en misiones de CAS (Close Air Support), CSAR (Combat Search and Rescue) y SCAR (Strike Coordination and Reconnaissance).

El Predator-B ha sido adquirido por España para el cometido principal de ISR y su entrada en servicio está prevista para el año 2019. Su operación estará encuadrada en el 233 Escuadrón del Ala 23 en la base aérea de Talavera la Real (Badajoz).

El sistema consta de tres elementos fundamentales: el avión, la estación de control (GCS, Ground Control Station), y los enlaces de comunicaciones. El avión podrá ser controlado desde la GCS mediante enlace satélite más allá de la línea de vista o BLOS (Beyond Line Off Sight).

La entrada en servicio del NR.05 supone una revolución, no solo para el Ejército del Aire, sino también para el conjunto de las Fuerzas Armadas al ser el primer RPAS de clase III de su historia.

El MQ-9 es una aeronave de mayor tamaño y de mayor capacidad que su predecesor, el MQ-1 Predator. El MQ-9 dispone de un turbopropulsor de 950 caballos de potencia, que supone una mayor potencia frente al motor de pistón de 119 caballos del Predator. El incremento de potencia permite transportar al Reaper 15 veces más cargamento y tener una velocidad de crucero tres veces mayor que la del MQ-1.

España compró cuatro UAV Reaper en versión Bloque 5 y equipo asociado por 158 millones de dólares.

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com