Rafale: ¿Hacia un nuevo contrato con la India?

La Fuerza Aérea de la India está estudiando la posibilidad de adquirir dos escuadrones adicionales de Dassault Rafale.

¿India: 36 Rafale más?

En su conferencia de prensa anual del lunes 5 de octubre, el Mariscal Jefe del Aire Bhadauria dijo que la Fuerza Aérea de la India estaba estudiando la posibilidad de ordenar dos escuadrones adicionales de cazas Dassault Rafale. Aunque por el momento la prioridad sería adquirir los 83 aviones de combate HAL Tejas MK1A nacionales, Bhadauria dijo que la Fuerza Aérea de la India tendría que decidir pronto si continuar el programa de aviones de combate multipropósito (MRFA), que enfrenta a varios competidores por la entrega de 114 aviones de combate, o si adquirir 36 Rafales adicionales por acuerdo privado.

La elección política

Pero incluso en el caso de una continuación con el MRFA, el Rafale seguiría siendo el gran favorito. No sólo por razones operativas, ya que en 2023 los 36 Rafales adquiridos por Delhi en 2016 se desplegarán plenamente dentro de la Fuerza Aérea de la India (IAF), sino también por razones financieras. La próxima aeronave propuesta será, en efecto, menos costosa que la primera adquisición, ya que en 2016 la IAF había exigido modificaciones importantes a la aeronave, lo que requería un presupuesto de 1,7 millones de euros para llevar a cabo las tareas asociadas de investigación y desarrollo, integración y certificación. Por lo tanto, es muy probable que los aviadores indios traten de capitalizar esta inversión.

La amenaza nuclear

Además, en caso de una emergencia operacional, el Gobierno de la India recurre con frecuencia a la adquisición sin receta, especialmente de aeronaves ya desplegadas en sus fuerzas y construidas localmente. Este escenario se repitió el verano pasado con la adquisición de 12 SU-30 MKI y 21 Mig-29 de segunda mano a los rusos. Sin embargo, una nueva amenaza ha preocupado especialmente al gobierno indio en las últimas semanas. Debido a las tensiones en el Himalaya, Pekín ha desplegado recientemente en la base de Kashgar, situada a 625 km de Leh, la capital de Ladakh (India), 6 bombarderos pesados H-6 de nueva generación capaces de lanzar misiles de crucero KD-20 desde una distancia segura, pero también pronto misiles balísticos con ojivas nucleares. Esta capacidad, que ya amenaza a una gran parte de los centros estratégicos de la India, es sin embargo sólo el principio, ya que China está en proceso de reconstituir una tríada nuclear, precisamente a través de estos bombarderos. Una tríada que está fuera de toda proporción con lo que tenía a su disposición durante la Guerra Fría. De todos los aviones que existen en el mercado indio, sólo el Rafale se ha especificado desde su origen como el adecuado para hacer frente a tal desafío.

Yannick Genty-Boudry

4 thoughts on “Rafale: ¿Hacia un nuevo contrato con la India?

  • el 8 octubre, 2020 a las 11:52
    Permalink

    Pero si tienen los poderosos Su 30 y mig 29? No entiendo!!

    Respuesta
  • el 9 octubre, 2020 a las 17:19
    Permalink

    Respecto a los Rafales indios hay que tener en cuenta algunas cuestiones que en general tienden a pasarse por alto y no ayudan a comprender qué significan estos aviones para la FAI. Los 36 Rafales corresponden a la ulterior modificación de un concurso internacional emitido por la FAI por 126 aviones de combate, que debían ser construidos indigenamente en cumplimiento del proyecto “Make in India”. En 2012 el concurso, que había sido anulado, se convirtió en un contrato de gobierno a gobierno entre India y Francia, mediante el cual el pedido se reduciría a 36 unidades y que serían construidos en Francia. Pero el contrato, implicaba que Francia produciría un avión específicamente modificado según requerimientos indios y que además debía aportar conocimientos y transferencia tecnológica a DRDO en el área de los motores con supercrucero, así como acceso a la arquitectura de misión en forma conjunta, para futuras evoluciones del avión y aceptar armamentos locales. Esta cláusula fue para evitar repetir la experiencia con el Mirage 2000.

    Respuesta
  • el 9 octubre, 2020 a las 17:39
    Permalink

    El resultado de las especificaciones indias fue un avión multimisión (omnirol según Dassault), con gran capacidad de combate aéreo así como ataque terrestre. Posee mejoras en el radar, la forma en que sus motores desarrollan la potencia y en especial su sistema electrónico, que lo hace especialmente apto para actuar en ambientes altamente hostiles, que se espera pudieren desplegar sus potenciales adversarios (China en particular). Las modificaciones llevaron muchos los de experimentación, pruebas certificaciones, lo que tuvo como resultado que India recibiera su primer avión 8 años después de realizado el pedido. Este es un tiempo en que una tecnología pudiera empezar a resultar obsoleta; sin embargo, éste no es el caso, el Rafale indio es uno de los aviones más avanzados del mundo, exceptuando los aviones de sigilo. Como ejemplo de las muchas modificaciones, vale comentar que su sistema de protección de emisiones electromagnéticas es más avanzado que el que equipa a la FA de Francia y que todos sus sistemas electrónicos y de comando eléctrico, están protegidos para resistir pulsos electromagnéticos, como los de una explosión nuclear o bomba E.

    Respuesta
  • el 9 octubre, 2020 a las 17:41
    Permalink

    Teniendo este marco de fondo, no sería de extrañar que India siga adquiriendo más Rafales en el futuro.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com