Raytheon y Rheinmetall se unen para ofrecer un nuevo vehículo de combate para la licitación OMFV del Ejército de EE.UU.

Raytheon, uno de los mayores contratistas de defensa del mundo, está creando una nueva empresa junto con su socio europeo Rheinmetall Defence para el desarrollo de un vehículo de combate, con el objetivo de competir con sus rivales en la producción de un vehículo de infantería para el concurso de Vehículos de Combate con Tripulación Opcional del ejército de Estados Unidos o OMFV (Optionally Manned Fighting Vehicle).

La empresa conjunta con sede en Estados Unidos se llama Raytheon Rheinmetall Land Systems LLC, según un comunicado de prensa de la compañía.

La empresa conjunta integrará equipos de las dos compañías para crear un vehículo de combate moderno OMFV que reemplazar al Bradley Fighting Vehicle del Ejército que ya no tiene una capacidad decisiva de crecimiento en letalidad y protección y ha alcanzado los límites de su capacidad de crecimiento.

El nuevo vehículo será optimizado para el combate urbano y el terreno rural. El Ejército ha nombrado al OMFV como una de las principales prioridades de modernización apoyada por la estructura de Comando de Futuros del servicio y tendrán que operar en condiciones de combate tanto bajo el control de la tripulación como sin él.

“Este vehículo de combate avanzado se fabricará en Estados Unidos, afirmó Sam Deneke, vicepresidente de Raytheon Land Warfare Systems. Nuestro equipo producirá y entregará un vehículo de combate que protege a nuestras tropas y les da una ventaja abrumadora en el campo de batalla”.

Raytheon y Rheinmetall unieron sus fuerzas en 2018 para ofrecer un vehículo  Lynx para la competición OMFV del Ejército. El Lynx es un vehículo blindado de combate de última generación, con orugas,  diseñado para hacer frente a los retos críticos del futuro campo de batalla. El vehículo Lynx proporciona una amplia capacidad de crecimiento para admitir nuevas tecnologías durante la vida útil del vehículo y se caracteriza por unos costes de ciclo de vida más bajos.

“El nuevo Lynx será construido en Estados Unidos por trabajadores estadounidenses”, aseguró Ben Hudson, jefe global de la división de Sistemas de Vehículos de Rheinmetall. “Al elegir el Lynx, el Ejército tiene la extraordinaria oportunidad de proporcionar a las tropas estadounidenses un vehículo de combate que les permita superar la amenaza en las próximas décadas”.

La tecnología Raytheon destinada al Lynx incluye las armas avanzadas de la compañía, como el misil TOW ™, el Sistema de Protección Activa, las miras de tercera generación, el sistema de aeronaves no tripuladas Coyote® y la protección cibernética.

El equipo de Lynx pretende presentar su oferta el 1 de octubre de 2019.

Defence Blog

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com