Reino Unido y Japón ‘cerca de finalizar’ un acuerdo sobre el desarrollo conjunto de motores de aviones de combate.

Según se informa, Japón está ultimando su política para desarrollar conjuntamente con el Reino Unido el motor de su futuro avión de combate F-X.

Anteriormente, se publicó que el gobierno estaba en las últimas fases de negociación con la empresa japonesa IHI Corp. y la británica Rolls-Royce para colaborar en un motor para el avión de combate de próxima generación de la Fuerza de Autodefensa Aérea.

Ahora, el diario japonés Yomiuri informa que el gobierno desea establecer un marco de cooperación antes de marzo del año que viene. El informe afirma además que el Reino Unido ayudará a Japón a desarrollar el puerto de entrada de aire de los motores a reacción, así como la parte que rodea al puerto de escape, ya que está estrechamente relacionada con el rendimiento del caza.

Funcionarios del gobierno habrían declarado que se construirá un prototipo a partir de 2026, y que las pruebas de vuelo comenzarán en la década de 2030, según Yomiuri.

En junio de 2021, el medio de comunicación japonés Asahi citó a un funcionario del gobierno japonés diciendo: “Es probable que el desarrollo colaborativo de los motores conduzca a la producción en masa. Allanará el camino para futuras reducciones de costes y exportaciones”.

El Reino Unido y Japón están reforzando la colaboración en materia de defensa, como la formación conjunta, y les gustaría profundizar su relación en el desarrollo de motores, añadió.

Mitsubishi Heavy Industries Ltd., encargada del diseño del fuselaje y del desarrollo del sistema del nuevo avión, está recibiendo asistencia técnica de Lockheed Martin, la empresa estadounidense responsable del vanguardista caza furtivo F-35.

El gobierno tiene la intención de utilizar tecnologías japonesas, británicas y estadounidenses en el desarrollo del avión de combate que sustituiría al F-2. La empresa Lockheed Martin Corp. de Estados Unidos ya ha sido elegida para trabajar en la tecnología furtiva del F-X.

También se cree que Mitsubishi Heavy Industries (MHI) está en conversaciones con Northrop Grumman y BAE para recibir ayuda para el desarrollo de la fusión de datos de los sensores y el desarrollo de tecnologías de guerra electrónica de esta última. Las empresas japonesas que participan en el proyecto son la corporación IHI, Toshiba, Fujitsu, Subaru y Mitsubishi Electric.

La corporación IHI ha estado probando los motores turbofán de baja derivación XF9-1, que cuentan con novedosos componentes ligeros de alta resistencia que representan un avance en la investigación metalúrgica, lo que permite al motor soportar temperaturas de hasta 1.800 grados Celsius.

El motor del avión de patrulla marítima P-1 de la Fuerza de Autodefensa Marítima también fue desarrollado por la misma empresa.

Los aviones F-2 serán sustituidos por los cazas de nueva generación, cuya introducción está prevista para mediados de la década de 2030. Sin embargo, la tarea en cuestión era establecer un marco de cooperación internacional para reducir los costes de desarrollo y reforzar las capacidades.

El programa F-X

El F-3 o F-X de próxima generación es el primer avión de combate furtivo desarrollado por Japón y sustituirá al Mitsubishi F-2. Será un caza bimotor capaz de montar seis armas internas. Como ya informó The Eurasian Times, el caza complementará a los aviones más ligeros F-35.

El F-3 está diseñado para cerrar la brecha entre China y Rusia, que han producido y desplegado aviones avanzados en la región. China, según las estimaciones actuales del Ministerio de Defensa japonés, dispone de unos 1.000 cazas de “cuarta generación”.

El 30 de octubre, Tokio declaró que el programa F-X de sexta generación es una de las principales prioridades para el entonces primer ministro Yoshihide Suga y su gabinete. La producción comenzará en 2031 y el despliegue se realizará en 2035.

Las superficies de control del F-X se accionarán electrónicamente. Aunque el espacio dentro del fuselaje será limitado para mantener un perfil de radar bajo, los sistemas hidráulicos tradicionales se emplearán con moderación.

También tendrá un sistema de control de vuelo de fibra óptica (a veces conocido como sistema “fly-by-light”) y tomas de aire serpenteantes para ayudar a reducir su sección transversal de radar y su firma de calor durante el vuelo. También se espera que el F-X incluya escudos térmicos y una estructura integrada de materiales compuestos.

Tempest BAE Systems

Una de las razones del programa es la necesidad de un avión que pueda llevar más armamento que los F-35 japoneses, teniendo en cuenta que China y Rusia ya están por delante en este aspecto.

Los cazas furtivos rusos Su-57 y chinos J-20 pueden llevar seis misiles en sus bahías internas. Otro avión de Lockheed Martin, el F-22 Raptor estadounidense, puede llevar ocho misiles.

Asociación de defensa entre el Reino Unido y Japón

Como ya se informó, Japón podría ser el próximo socio del programa FCAS británico-sueco-italiano, que está siendo construido por BAE, Saab y Leonardo. Para 2035, el programa Tempest, dirigido por el Reino Unido, espera contar con un caza principal y una serie de tecnologías adicionales sobre el terreno.

“Hemos entablado negociaciones, conversaciones y algunos proyectos experimentales”, declaró el comodoro del aire Johnny Moreton, director del programa británico. Por el momento, nada es demasiado complicado. Actualmente, estamos trabajando en un estudio de viabilidad de motores en colaboración con Japón, que es bastante emocionante”.

Concepto del avión de combate Tempest FCAS liderado por el Reino Unido.

Además, el Reino Unido y Japón también están trabajando juntos para construir una versión avanzada de un misil aire-aire de largo alcance. Además, Rolls-Royce ha propuesto que los programas F-X y Tempest, que se encuentran en plazos bastante paralelos, puedan colaborar en el desarrollo de un tipo de monomotor.

Los gobiernos del Reino Unido y Japón mencionaron un ambicioso proyecto prospectivo de cooperación “Jaguar”, del que Tokio había hablado brevemente en un texto japonés en 2018. Se trata de un sistema universal de radiofrecuencia (RF), según la descripción oficial.

Lo más probable es que se destine a los programas de caza F-X japonés y Tempest, dirigido por el Reino Unido. Además, Japón y el Reino Unido anunciaron en septiembre que estaban colaborando en la tecnología de radares potentes.

A pesar de que Rolls-Royce es uno de los principales fabricantes de motores aéreos del mundo, la empresa también podría aprender algo del programa japonés. Japón se ha centrado en descubrir materiales que puedan soportar temperaturas extremadamente altas, lo que mejoraría la eficiencia, así como en reducir el diámetro de un motor de caza para reducir la resistencia, en preparación del programa F-X.

Ashish Dangwal

7 thoughts on “Reino Unido y Japón ‘cerca de finalizar’ un acuerdo sobre el desarrollo conjunto de motores de aviones de combate.

  • el 20 diciembre, 2021 a las 16:23
    Permalink

    Vamos, que del avion japones de japones no tiene nada. La mitad lo hacen los americanos y la otra mitad los ingleses. Que ganas de tirar el dinero. Hay que funsionar los 3 programas de aviones de 5 generacion para dejarlo en uno solo. Mientras tanto los americanos ya estan con el de 6 generacion.

    Respuesta
    • el 20 diciembre, 2021 a las 22:17
      Permalink

      Pues los Uk igual son los que sacan algo de provecho porque el motor de IHI es de lo más moderno que hay en diseño y prestaciones el motor XF9-1 es lo que buscan los USA como nuevo motor para sus F-35

      Respuesta
  • el 20 diciembre, 2021 a las 23:20
    Permalink

    El avion Japones ATD-X fue un desarrollo propio una pena que solo fuera un demostrador de tecnologia y no hayan continuado el proyecto aunque de esto ultimo no estoy seguro ya que hace tiempo vi que querian hacerlo mas grande y que fuera un avion propio operativo.

    Tanto el Tempest como el FCAS son aviones de 6 generacion una cosa que describe esta generacion es la de poder controlar UAV o pequeños enjambres de estos .Por mi parte yo no fusinaria ningun programa por muy alto que sean los costes y menos ahora que hay paises con problemas o futuros problemas economicos en breve.

    Respuesta
  • el 21 diciembre, 2021 a las 07:32
    Permalink

    El programa Tempest puede que tenga futuro, no tienen a España ni a Alemania tirando por su lado, no es que sean sus militares, si no que sus políticos que gustan imponer su voluntad, no importando cuan erróneas sean…

    Respuesta
    • el 21 diciembre, 2021 a las 10:40
      Permalink

      Pues lo mismo que en el caso del Tempest que tienen a Italia y Suecia tirando por su lado y no pensando que si le molestara el proyecto a los USA como pensaran los UK. Hay que tener en cuenta que Italia y Suecia miran por su pais pero es que los UK tambien miran por los USA.

      Respuesta
    • el 21 diciembre, 2021 a las 11:22
      Permalink

      Nuestro amigo anglófilo, al que le gusta todo lo que sea de USA o UK y que desprecia todo lo que no lo sea…

      Respuesta
  • el 21 diciembre, 2021 a las 11:25
    Permalink

    ¡No puede ser! ¿De verdad que hay gente instruida que considera que los 4 misiles aire-aire que caben en la bahía del F35 son pocos? Pero ¿no es que el F35 es de 5ª generación, furtivo, conciencia situacional y no necesita ni velocidad ni altitud, ni tampoco muchos misiles porque cada misil es un derribo seguro?

    ¡Esta gente que ve ahí una deficiencia en el F35 para el combate en el aire debe estar loca! Más locos aún deben estar los que metieron el doble de misiles en el F22, el auténtico rey de los cielos.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.