Rheinmetall suministrará una amplia gama de municiones a Hungría.

El Ministerio de Defensa húngaro ha contratado con Rheinmetall el suministro de un amplio paquete de munición por valor de varios cientos de millones de euros. El pedido abarca munición para vehículos de combate de infantería, carros de combate principales, artillería y sistemas de señuelos. La entrega comenzará en 2023 y se completará en 2031. La mayor parte de la munición se fabricará en Hungría.

El paquete incluye tres variantes de munición de 30 mm x 173; munición para tanques de 120 mm; y proyectiles de artillería de 155 mm que incluyen cargas de propulsión y espoletas. También se han pedido cartuchos de señuelo de 40 mm y 76 mm para los sistemas de humo/obscurecimiento Rosy y Maske, además de munición de 12,7 mm y 7,62 mm.

La adquisición de esta amplia gama de munición constituye un nuevo e importante paso de Hungría, país miembro de la OTAN y de la UE, en la modernización de sus fuerzas armadas. La nueva munición también impulsará la interoperabilidad con las fuerzas armadas de las naciones asociadas a Hungría.

El pedido que se acaba de hacer convierte a Rheinmetall en uno de los principales proveedores de munición del ejército húngaro. El Grupo con sede en Dusseldorf suministrará munición para los tres principales sistemas de combate terrestre de Hungría: el carro de combate principal Leopard 2A7+, el obús autopropulsado PzH 2000 y el nuevo IFV Lynx. Hungría puso en marcha el proceso de modernización de su ejército en 2020 cuando encargó a Rheinmetall 218 vehículos de combate de infantería Lynx. Estos vehículos de oruga de última generación sustituirán a la anticuada flota de sistemas de la era soviética del país.

Al considerar a Hungría como un mercado nacional, Rheinmetall planea apoyarse en la capacidad industrial del país. En Zalaegerszeg, en el oeste de Hungría, se está construyendo una de las plantas de vehículos militares más avanzadas de Europa, donde el primer Lynx fabricado en Hungría saldrá de la línea de montaje en 2023.

El nuevo pedido subraya el papel de Rheinmetall como uno de los principales fabricantes europeos de munición para la OTAN y otras fuerzas armadas europeas. La cartera de productos del Grupo abarca desde la munición de infantería y de calibre medio hasta los cartuchos para tanques y los proyectiles de mortero y artillería, incluidas las cargas propulsoras y los cartuchos de señuelo.

Rheinmetall Defense

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.