Rheinmetall suministrará vehículos blindados Boxer al ejército australiano bajo el Proyecto Land 400.

La compañía fabricante de armas alemana Rheinmetall, ha sido seleccionada por el gobierno australiano para proporcionar su próxima generación de vehículos de reconocimiento de combate (CRV) Boxer 8×8 como parte de los planes para modernizar el ejército australiano bajo el proyecto fase 2 de Land 400, anunció el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull el 14 de marzo.

En el marco de este proyecto multimillonario Rheinmetall entregará al menos 211 de los vehículos Boxer 8×8 de última generación, con la avanzada torreta Lance de 30 mm instalada en las variantes de reconocimiento.

Para llevar a cabo el proyecto, Rheinmetall establecerá un Centro de Excelencia de Vehículos Militares (MILVEHCOE) cerca de Brisbane en asociación con el Gobierno del Estado de Queensland. El MILVEHCOE servirá como punto focal para la ejecución del programa y como base para el establecimiento de un complejo industrial de vehículos militares orientado a la exportación en Australia. El MILVEHCOE apoyará la estrategia de exportación de defensa del gobierno australiano anunciada recientemente por el ministro australiano de Defensa, Christopher Pyne.

Armin Papperger, CEO de Rheinmetall AG comentó: “Es un privilegio para Rheinmetall haber sido seleccionado por el gobierno australiano para entregar este programa de vehículos militares. El programa, uno de los más grandes en la historia de Rheinmetall, continuará nuestra exitosa asociación con el gobierno australiano que ha estado entregando la última generación de camiones militares al Ejército”.

El Boxer 8×8 proporciona un nivel de capacidad sin precedentes en un vehículo de gran movilidad, superviviente y adaptable que hará que Australia se una a las principales naciones que ya utilizan el vehículo, entre las que se incluyen Alemania, los Países Bajos y Lituania. La torreta Lance instalada en el vehículo utiliza las últimas tecnologías que permiten al Boxer CRV tener un conocimiento único de su entorno, con sistemas avanzados para detectar, caracterizar y rastrear automáticamente las amenazas en el campo de batalla. La torreta cuenta con una gama de efectos escalables, que incluyen sistemas no letales, las últimas tecnologías de cañones de aire y un sistema de misiles antitanque guiado que permite a la tripulación enfrentarse a las amenazas más agresivas en el terreno.

Ben Hudson, director global de la división de sistemas para vehículos de Rheinmetall, dijo: “Nos sentimos honrados de haber sido elegidos por el gobierno australiano al concluir el riguroso proceso de selección de la fase 2 de Land 400. Debo rendir homenaje al equipo de Rheinmetall y a nuestros socios australianos que han contribuido al Land 400; su incansable dedicación durante los últimos tres años asegurará que el ejército australiano reciba un vehículo que les permita luchar, sobrevivir y ganar en los campos de batalla de hoy y de mañana”.

El MILVEHCOE permitirá a Rheinmetall transferir tecnologías de vanguardia a Australia en las áreas de diseño de vehículos militares, producción, sistemas de torreta, sensores, simulación  y supervivencia.

Esta transferencia de tecnología, junto con la escala del diseño y la fabricación basados en Land 400, respaldará el establecimiento de una industria de vehículos militares orientada a la exportación que colaborará con instituciones académicas en tecnologías afines y verá un desarrollo significativo en pequeñas y medianas empresas de toda Australia que cooperan con Rheinmetall a través del MILVEHCOE.

Después de dos años de extensa participación en la industria, Rheinmetall ha identificado a más de 40 compañías de toda Australia que formarán parte de una industria de vehículos militares competitiva a nivel mundial.

Gary Stewart, Director Ejecutivo de Rheinmetall Defense Australia, dijo: “El programa Land 400 permitirá al ejército australiano recibir la mejor capacidad de CRV para sus necesidades, y crear un beneficio económico a largo plazo. La inversión de Rheinmetall en el MILVEHCOE enriquecerá la economía del sector de fabricación avanzada de alta tecnología y ampliará el empleo en defensa en todo el país. Al hacerlo, crearemos una fuerte industria de vehículos militares que permita a las empresas australianas innovar, competir y ganar a nivel mundial”.

Rheinmetall

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com