Rolls-Royce gana el contrato para remotorizar los bombarderos B-52H de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

El Departamento de las Fuerzas Aéreas ha adjudicado un contrato de 2.604 millones de dólares a Rolls-Royce Corporation, de Indianápolis, Indiana, para la adquisición de motores comerciales Rolls-Royce F130 para los B-52H Stratofortress.

El contrato competitivo de adjudicación única prevé la compra de 608 motores comerciales derivados para uso militar, además de motores de repuesto, equipos de apoyo asociados y datos de ingeniería comercial, para incluir actividades de mantenimiento, que se utilizarán en la flota de bombarderos B-52H.

El motor Rolls-Royce F130 sustituirá al TF33-PW-103, que ha propulsado al B-52 desde la década de 1960 y que, según las previsiones, dejará de ser sostenible más allá de 2030. El fabricante de equipos originales del B-52, Boeing, es el responsable de integrar los motores en el avión. La Fuerza Aérea tiene previsto finalizar las actividades de integración y entregar el primer lote de aviones modificados B-52H a finales de 2028.

“El B-52 CERP es una mejora compleja que no sólo actualiza el avión con nuevos motores, sino que actualiza la zona de la cabina de vuelo, los puntales y las góndolas”, ha declarado el general de brigada John Newberry, oficial ejecutivo del programa de bombarderos de la Fuerza Aérea.

“Nuestros actuales esfuerzos de creación de prototipos digitales virtuales nos están dando la oportunidad de integrar los motores y otros cambios en el B-52 antes de realizar cualquier modificación física. Esto nos ha permitido desarrollar la solución más rentable y reducir el tiempo desde el concepto hasta la producción.”

El B-52H es un bombardero pesado de largo alcance que puede realizar ataques estratégicos, apoyo aéreo cercano, interdicción aérea, operaciones ofensivas antiaéreas y marítimas. El bombardero es capaz de volar a altas velocidades subsónicas a altitudes de hasta 50.000 pies (15.240 m). Puede transportar munición nuclear o convencional guiada de precisión con capacidad de navegación de precisión en todo el mundo.

Se espera que los nuevos motores de los B-52 permanezcan en el B-52H hasta al menos 2050, aumenten la eficiencia del combustible, incrementen el alcance, reduzcan las emisiones de hidrocarburos no quemados y reduzcan significativamente los costes de mantenimiento.

“El Programa de Sustitución de Motores Comerciales del B-52 es la actualización más importante y completa del B-52 en más de medio siglo”, dijo el General de División Jason Armagost, director de Planes Estratégicos, Programas y Requisitos del Mando de Ataque Global de la Fuerza Aérea, en la Base Aérea de Barksdale, Luisiana. “El B-52 es el caballo de batalla de la fuerza de bombarderos de la nación y esta modificación permitirá que el B-52 continúe con su misión crítica convencional y de ataque hasta el año 2050”.

Está previsto que los dos primeros B-52 totalmente modificados se entreguen a finales de 2025 y se someterán a pruebas en tierra y en vuelo. Está previsto que el primer lote de B-52 operativos con los nuevos motores se entregue a finales de 2028 y que toda la flota se haya modificado en 2035.

U.S. Air Force

One thought on “Rolls-Royce gana el contrato para remotorizar los bombarderos B-52H de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

  • el 25 septiembre, 2021 a las 15:27
    Permalink

    Si los tiene que integrar Boeing, ya se pueden dar por contentos si en el 2035 tienen el primero funcionando…

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.