Rostec finaliza la modernización del poderoso cañón autopropulsado ruso 2S7M Malka de 203 mm.

Actualmente, las armas de calibre 155 mm son las más comunes en las unidades de artillería. Con un alcance de varias decenas de kilómetros, muestran una velocidad de disparo de 6 a 8 proyectiles por minuto. Y la tendencia es poder asegurar el disparo lo más preciso posibles para evitar daños colaterales, especialmente en áreas urbanas, y reducir la huella logística.

Sin embargo, en Rusia está surgiendo otra tendencia, con el retorno a la actualidad de los sistemas de artillería de gran calibre. En comparación con los cañones de 155 mm, estos últimos muestran una velocidad de disparo relativamente baja (del orden de un disparo por minuto). Pero esto se compensa con su poder destructivo.

Durante la Guerra Fría, la Unión Soviética había desarrollado 2S4 Tulpan, una máquina de 30 toneladas armada con un mortero de 240 mm (y una ametralladora de 7,62 mm en armamento secundario), capaz de disparar un proyectil de 130 kg. Su alcance, dependiendo de la munición utilizada, oscilaba entre 9 y 20 km.

Sin embargo, en noviembre de 2017, el Ministerio de Defensa de Rusia informó de que acababa de recibir sus primeros morteros autopropulsados ​​2S4 Turpan modernizados. Y para recordar que este sistema había sido diseñado para “eliminar fortificaciones, concentraciones de soldados enemigos y vehículos blindados entre otros”.

“Los vehículos modernizados han sido equipados con modernos sistemas de comunicación y control”, dijo el ministerio ruso, sin dar más detalles.

Por otro lado, la compañía Uraltransmash, una subsidiaria del conglomerado Rostec, fue menos tacaña en sus detalles, en cuanto a la modernización del cañón autopropulsado 2S7M “Malka”, que es el más poderoso del mundo en la actualidad.

Con un calibre de 203 mm, este sistema de artillería se había desarrollado en la década de 1970 bajo el nombre de “2S7 Pion”. Fue rebautizado como “2S7M” Malka “después de haber sido modernizado durante la década de 1980. Después del colapso de la Unión Soviética, estas máquinas fueron puestas en reserva. Al menos, la mayoría de ellos lo eran. Al mismo tiempo, Estados Unidos retiró del servicio un dispositivo similar, el M110, también equipado con un cañón de 203 mm, y lo sustituyeron por el lanzacohetes múltiple M270.

Según Uraltransmash, la modernización de estos 2S7M “Malka” consistió en reemplazar sus componentes previamente “importados” por otros fabricados en Rusia. Por lo tanto, recibieron nuevas cajas de cambios mientras se cambiaban sus mecanismos de distribución y unidades de suministro de energía. Se han actualizado los dispositivos de observación, el equipo de intercomunicación y una estación de radio.

Además, se ha mejorado la maniobrabilidad, la movilidad y los controles. Como recordatorio, el cañón de 203 mm está montado en un chasis de tanque T-80. Y, hasta ahora, tenía un motor V-84B que desarrollaba 840 hp y le permitía alcanzar los 70 km / h. En cuanto a su rendimiento, es capaz de disparar más de 2 disparos por minuto, para un alcance efectivo de 37 km.

“Durante las pruebas de conducción, se comprobaron las características de movilidad, la fiabilidad del chasis, la central eléctrica y la transmisión” y las “pruebas de disparo” mostraron la “fiabilidad de los mecanismos de carga, la resistencia del cañón 2A44 y la capacidad de controlar los disparos”, dijo Uraltransmash, según el cual el primer 2S7M “Malka” modernizado está a la espera de ser entregado a las fuerzas terrestres rusas.

Además, se está desarrollando una nueva arma autopropulsada. Basado en el chasis del tanque T-90, el 2S35 Koalitsiya-SV, sería capaz de disparar hasta 16 proyectiles de 152 mm por minuto, con un alcance de 80 km. Su entrada en servicio está prevista para 2022.

Laurent Lagneau

2 thoughts on “Rostec finaliza la modernización del poderoso cañón autopropulsado ruso 2S7M Malka de 203 mm.

  • el 11 abril, 2020 a las 05:11
    Permalink

    Impresionante mastodonte, pero solo con alcance de 37 km?

    Respuesta
  • el 13 abril, 2020 a las 16:32
    Permalink

    Bueno un calibre 155 dispara un proyectil de unos 44 kilos de peso, de ese peso corresponden al esplosivo unos 7 kilos que pueden ser lanzados a unos 14,5 o 32 km segun tipo de propelente y proyectil (hablamos de cañones con tubos normales y municiones mas o menos estandard).
    Este cañon ruso tiene un proyectil de unos 130 kilos de peso con una carga explosiva de unos 21 kilos que puede ser lanzado a 37 km. Su poder de destrucción multiplica a groso modo por 3 al 155 mm, yo diria que una bateria de estos obuses serian inigualables para destruir concentraciones de tropas, vehiculos y edificios, y muy eficaces para despues de hacer unos disparos devastadores moverse evitando el fuego de contrabateria.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com