Rusia amenaza con responder a los ejercicios de la OTAN en Noruega con pruebas de misiles.

Rusia planea probar misiles frente a Noruega esta semana en una zona donde la OTAN está realizando sus mayores ejercicios militares desde el final de la Guerra Fría, una medida que se considera una escalada de tensiones en el Extremo Norte.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo a los periodistas en el oeste de Noruega, donde se están llevando a cabo los ejercicios del Trident Juncture “la semana pasada Rusia nos informó que realizaría ensayos con misiles en la misma zona donde se realiza el Trident Juncture de la OTAN sin dar ningún tipo de información más”.

Las maniobras Trident Juncture tienen como objetivo entrenar a las fuerzas armadas de los países socios de la Alianza Atlántica para defender a un estado miembro después de una agresión.

Movilizando unos 50.000 soldados, 65 barcos y 250 aviones de 31 países a varios cientos de kilómetros de la frontera de Noruega con Rusia en el Ártico, los ejercicios han molestado a Moscú, que ha  prometido “tomar represalias”.

“A pesar de los incómodos intentos de los representantes de la Alianza y sus estados miembros para presentar esta actividad militar como defensiva, es obvio que esta demostración de fuerza es claramente de naturaleza antirrusa”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

El ejército ruso anunció la semana pasada que desplegaba cuatro barcos en el Atlántico Norte para realizar sus propios ejercicios.

“Rusia tiene importantes fuerzas navales en esta zona”, dijo Stoltenberg el martes. “Espero que Rusia se comporte de manera profesional en su respuesta”.

El jefe de la OTAN trató de suavizar la embarazosa situación.

“Por supuesto, seguiremos de cerca lo que hace Rusia, pero operan en aguas internacionales y nos lo han notificado de la forma habitual”, dijo Stoltenberg.

Soldados estadounidenses del 2do. Batallón de Reconocimiento Blindado Ligero en un LAV-25, un vehículo anfibio blindado de reconocimiento de ocho ruedas, durante la Coyuntura Tridente 2018, un ejercicio militar dirigido por la OTAN, el martes en Byneset, cerca de Trondheim, Noruega. 

Según Avinor, el operador público de la mayoría de los aeropuertos civiles de Noruega, Rusia envió un NOTAM (aviso a los aviadores) sobre las pruebas que efectuará con misiles del 1 al 3 de noviembre en el Mar de Noruega.

La zona y las fechas indicadas coinciden con las del Trident Juncture, que tienen lugar del 25 de octubre al 7 de noviembre.

Un portavoz de Avinor aclaró que este tipo de notificación en medio de una zona de ejercicio era “poco común”, pero añadió que “no había nada dramático” sobre un aviso a las aeronaves civiles para que eviten la zona durante las fechas comunicadas.

“Es el procedimiento normal”, le dijo a la Agencia France Press.

Por su parte el secretario general de la OTAN, Stoltenberg, dijo que las pruebas de misiles rusas “no cambiarán el plan de nuestro ejercicio”.

Las dos partes se reunirán el miércoles en Bruselas para mantener conversaciones en el marco del Consejo OTAN-Rusia.

“Cuando las relaciones entre Rusia y la OTAN son difíciles, es especialmente importante mantener un diálogo”, dijo Stoltenberg.

El gobierno de Noruega también ha tratado de evitar cualquier aumento de tensión.

Algunos expertos en relaciones internacionales ven la situación con preocupación.

“Está muy claro que lo que algunos han llamado “la nueva Guerra Fría” se ha trasladado al Norte de una manera que muy pocas personas esperaban después de la crisis de Ucrania en 2014″, dijo Julie Wilhelmsen, experta en asuntos rusos del Instituto Noruego de Asuntos Internacionales (Nupi), a la AFP.

“Cuatro años después, vemos que las relaciones entre los estados de esta zona están atrapadas en una escalada de tensiones entre la OTAN y Rusia”, dijo.

Mientras que Rusia se ha enfurecido por los ejercicios de la Alianza, hay que recordar que últimamente también ha ejercido su propia fuerza militar.

Un soldado francés que lleva el SDA, un sistema de descontaminación a fondo, durante el ejercicio militar dirigido por la OTAN Trident Juncture 2018, el martes en Byneset, cerca de Trondheim, Noruega. 

En septiembre, realizó los ejercicios militares más grandes de la historia, Vostok-2018, con unos 300.000 soldados en Siberia oriental y el Lejano Oriente ruso.

“Hoy, y especialmente desde 2014, el Kremlin está obsesionado con lo que llama el “cerco” de Rusia, lo que significa la invasión de las fronteras rusas por parte de la OTAN, que se percibe como ofensiva”, explicó Wilhelmsen.

“En su proximidad, Rusia no se echará atrás en lo que considera como su derecho a defender sus intereses de seguridad”, dijo.

Francois Heisbourg, asesor de la Fundación de Investigación Estratégica de Francia, se preguntaba si sería una “buena idea” que Rusia “participara activamente en el escenario Trident Juncture de la OTAN”.

“El Kremlin está haciendo todo lo posible para demostrar a los nórdicos que la amenaza rusa no existe y que sólo es un invento occidental”, escribió en Twitter.

AFP

Un comentario sobre “Rusia amenaza con responder a los ejercicios de la OTAN en Noruega con pruebas de misiles.

  • el 31 octubre, 2018 a las 13:50
    Permalink

    Pues nada, que les lancen desde el Kuznesov, que está medio hundido

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com