Rusia confirma la entrega de 10 aviones de combate Su-35S a China para finales de año.

Se espera que China reciba este año su último lote de aviones multiusos Sukhoi Su-35S de Rusia.

El Ministerio de Defensa de Rusia confirmó ayer que el último lote de diez aviones de combate multipropósito Sukhoi Su-35S (nombre de la OTAN: Flanker-E) destinados a servir en la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación (PLAAF), se entregaran según lo previsto a finales de 2018.

China se convirtió en el primer cliente internacional de uno de los aviones de combate más avanzados de Rusia cuando firmó un contrato por valor de 2.500 millones de dólares por 24 aviones de combate en noviembre de 2015. Las negociaciones contractuales entre China y Rusia sobre la compra del avión ya comenzaron en 2011, con un acuerdo preliminar de transferencias alcanzado en 2012.

El primer lote de cuatro aviones de combate, llegaron en diciembre de 2016 a un centro de entrenamiento de vuelo de la PLAAF en la ciudad de Cangzhou en la provincia de Hebei, en el norte de China. Un segundo lote compuesto por 10 aviones fue entregado en diciembre de 2017. Y el último grupo, se espera que sea entregado a mediados o finales de diciembre de 2018.

El costo estimado por unidad de la última variante del Su-35S Flanker, es de alrededor de 85 millones de dólares por avión.

Inicialmente, Rusia se mostró reacia a vender estos modernos aviones de combate a China porque temía la ingeniería inversa china (una copia exacta china) del potente motor AL-41F1S del avión, también conocido como el ALS-117S, a pesar de las afirmaciones rusas de que sería casi imposible hacerlo sin romper el motor.

De hecho, Beijing primero estaba interesado en adquirir sólo el motor AL-41F1S como un producto independiente. Sin embargo, esto fue rápidamente rechazado por Moscú. La industria de la aviación militar china sigue luchando con el diseño y la construcción de motores fiables para sus aviones militares. Los motores de fabricación china siguen careciendo de la potencia y durabilidad de sus homólogos rusos. A pesar de los recientes avances, China en particular tiene dificultades con la tecnología del turbofan o ventilador.

La próxima generación de motores turbohélice de alto rendimiento de China, como el motor turbofan WS-15 desarrollado en el país, tienen poco potencia y continúan mostrando varios problemas de rendimiento. Una de las principales razones del bajo rendimiento de la industria aeronáutica militar china en lo que respecta al desarrollo y la producción de motores es que su dependencia excesiva de la ingeniería inversa en el pasado, ha impedido que la industria obtenga los conocimientos y la experiencia necesarios derivados de las prolongadas fases de I + D así como el apoyo de infraestructura.

Cabe destacar que los Su-35  de la PLAAF escoltaron por primera vez a los bombarderos Xian H-6K y a los aviones de apoyo durante una patrulla de largo alcance sobre el canal de Bashi y alrededor de la isla de Taiwán el 11 de mayo.

El Sukhoi Su-35, conocido inicialmente como Su-27M, es un caza polivalente monoplaza y bimotor, altamente maniobrable, desarrollado por la compañía rusa Sukhoi como un derivado del caza de superioridad aérea Su-27. Comenzó a ser desarrollado en los años 1980, cuando Sukhoi estaba buscando mejorar su caza de alto rendimiento Su-27.

El resultado fue el Su-35, que incorporó mejoras aerodinámicas que le proporcionan una mayor maniobrabilidad, aviónica enormemente mejorada, un mayor alcance, y unos motores más potentes. El primer prototipo, convertido a partir de un Su-27 de producción en serie, realizó su primer vuelo en junio de 1988. El Su-35 fue desarrollado aún más con el demostrador de tecnología Su-37, en el que se estudiaron capacidades de empuje vectorial, y el Su-35BM, clasificado como un caza de generación 4++ por su fabricante. Esta nueva versión, que incorporó las toberas orientables, entró en producción en serie en 2010 con el nombre de Su-35S para la Fuerza Aérea Rusa.

Los usuarios del caza son principalmente la Fuerza Aérea rusa con 71 aviones Su-35S, más otros 98 solicitados, la fuerza Aérea de China con 24 pedidos y la Fuerza Aérea de Indonesia con 11 aviones que sustituirán a los veteranos F-5 Tiger.   

Franz-Stefan Gady

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com