Rusia dice que está trabajando en un MiG-41 experimental de quinta generación, aunque algunos expertos opinan que un interceptor puro ya está obsoleto.

El director ejecutivo de la corporación rusa MiG, Sergei Korotkov, informó el viernes a un grupo de periodistas que RSK (Russian Aircraft Corporation) está trabajando en el diseño experimental de un avanzado interceptor MiG-41 de quinta generación que comenzará “en un futuro inmediato”.

El CEO añadió que el avión de combate de próxima generación sería entregado a la Fuerza Aérea de Rusia a mediados de la década de 2020.

El MiG-41, o PAK DP, sería el sucesor del rápido interceptor MiG-31 (designación OTAN: Foxhound) de cuarta generación.

Expertos occidentales en materia de defensa, se han mostrado escépticos de que el avión se pudiera materializar en tan corto espacio de tiempo, incluso han añadido que construir en el siglo XXI un interceptor puro es como “vivir en el pasado”.

Korotkov insistió en la realidad del proyecto y dijo que “este no es un proyecto mítico, este es un proyecto de larga duración para la corporación MiG; ahora estamos llevando a cabo un intenso trabajo con el ministerio de defensa de la Federación Rusa y esperamos que pronto pueda ser presentado al público”, según dice la agencia de noticias TASS, un medio de comunicación estatal ruso.

El futuro MiG-41, o Complejo Prospectivo de Aviación e Intercepción de Largo Alcance, sería el heredero del MiG-31, un avión de muy alta velocidad que en diversas ocasiones ha perseguido a los aviones espías estadounidenses Lockheed SR-71 Blackbird capaces de alcanzar la velocidad de Mach 3.

El CEO, quien previamente había afirmado que el MiG-41 sería capaz de “operar en el espacio”, un posibilidad altamente improbable según los analistas, abundó en que esperaba que los MiG-41 comenzasen a ser entregados al ejército de Rusia a mediados de la década de 2020.

Pero Vasily Kashin, un analista de defensa ruso de la Escuela Superior de Economía de Moscú, dijo a The National Interest que pensaba que el primer MiG-41 no volaría hasta muy finales de la década de 2020, y que no sería entregado a la Fuerza Aérea rusa antes de 2035-2040.

“No tengo muchas esperanzas de que un concepto de diseño todavía por aprobar pueda convertirse en producción de serie en tan corto plazo”, dijo Justin Bronk, experto en aviación de combate del Royal United Services Institute, a Business Insider en un correo electrónico.

“El Mig-31BM ya es una plataforma interceptora de alta capacidad y hay planes para una segunda modernización de lo que es un avión relativamente nuevo para un requerimiento de defensa territorial ruso muy específico”, dijo Bronk.

Y dado que el tanque T-14 Armata y el caza furtivo Su-57 “han sido cancelados en serie recientemente”, para Bronk, muy escéptico, dice de todo eso, ‘Lo creeré cuando lo vea’ y permaneceré extremadamente escéptico hasta ese momento”.

Richard L. Aboulafia, vicepresidente de Análisis de Teal Group, dijo a Business Insider que el anuncio de Korotkov  “mantiene viva la idea, y nunca se sabe, incluso una posibilidad entre 100 es mejor que ninguna”.

“También, por supuesto, no hace daño en las campañas de ventas de aviones de la generación actual, como el [MiG-29SM]”, dijo Aboulafia. “En otras palabras, a la gente no le gusta comprar aviones de combate de una compañía sin futuro”.

Aboulafia también agregó que la idea de crear un interceptor puro de próxima generación es como “vivir en el pasado” ya que los misiles tierra-aire “son generalmente una mejor forma de interceptar cosas”.

Daniel Brown

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com