Rusia envía barcos militares a Siria armados con misiles de crucero Kalibr.

El ejército ruso está desplegando una importante flotilla de al menos 10 barcos cerca de la costa siria, según la información facilitada el martes por el periódico moscovita Izvestia, citando fuentes no identificadas del Ministerio de Defensa. La agrupación se ha considerado como la más poderosa enviada hasta ahora para desplegarse en Siria desde que Moscú comenzó su intervención en el conflicto sirio hace casi dos años.

El informe del diario Izvestia llega un día después de que el portavoz del Ministerio de Defensa ruso general Igor Konashenkov dijera a los periodistas que Moscú estaba preocupada por los aparentes preparativos para un ataque con misiles de crucero estadounidenses contra las fuerzas del gobierno sirio, mientras se preparaban para lanzar una ofensiva final contra Idlib, el último bastión rebelde que queda en la guerra civil siria.

La agrupación naval rusa está liderada por el crucero de misiles guiados de la Flota del Norte Mariscal Ustinov, también un gran barco de guerra antisubmarino llamado Udaloy Severomorsk, tres de las fragatas más nuevas de Rusia, de la clase Almirante Grigorovich, un gran patrullero, tres pequeñas lanchas de misiles y dos submarinos de propulsión diésel eléctrica clase Kilo. Muchos de estos barcos, señala Izvestia, están armados con los misiles de crucero Kalibr de Rusia.

La información añade, que varios barcos más están en camino para unirse a la flotilla, lo que la convierte en el despliegue naval más grande de Rusia en Siria (en términos de barcos desplegados), y posiblemente el más grande desde el final de la Guerra Fría. Aunque las afirmaciones de que es el despliegue más poderoso son dudosas para algunos analistas; dado que a finales de 2016, los dos barcos más grandes de Rusia condujeron una flotilla de ocho barcos a Siria en un crucero de proyección de potencia.

Crucero de misiles guiados Mariscal Ustinov.

La principal diferencia entre los dos grupos son sus capacidades. Los dos barcos que lideraron el último gran despliegue naval de Rusia hacia Siria fueron el portaaviones almirante Kuznetsov y el crucero de batalla de propulsión nuclear Pedro el Grande. En su despliegue, fueron acompañados por dos destructores y varios otros barcos. Sin embargo, tanto el portaaviones Kuznetsov como el crucero Pedro el Grande, no están armados con misiles .

Cuando el grupo de combate del Kuznetsov se desplegó en Siria a finales de 2016, lo hizo cuando Washington discutía de nuevo sobre los méritos alcanzados por los ataques contra Siria. El envío de ese grupo fue el mejor disuasivo, ya que no había otra razón para la presencia del crucero Pedro el Grande en el escenario. Este crucero está diseñado para atacar a los portaaviones estadounidenses a distancia. Aunque el grupo que se dirige ahora a Siria está compuesto por barcos más pequeños con misiles de crucero, quizá habría que interpretarlo como que Rusia podría apoyar el esperado empuje del gobierno sirio para recuperar Idlib en manos  de los rebeldes.

La primera fragata de la Armada rusa, la Almirante Grigorovich.

Por parte de Washington, las acusaciones lanzadas por Rusia de un próximo ataque, han sido consideradas como propaganda.

Matthew Bodner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com