Rusia envía fuerzas especiales a Egipto.

Rusia despliega un contingente de fuerzas especiales en el oeste de Egipto, cerca de la frontera con Libia.

Según informes de la agencia británica Reuters, citando a oficiales estadounidenses, Moscú desplegó hace unos días un grupo de Fuerzas de Operaciones Especiales de Rusia (Spetsnaz, en ruso) en la ciudad de Sidi Barrani, a unos 100 kilómetros de las fronteras entre Egipto y Libia.

Las fuentes estadounidenses aseguran que además de los Spetsnaz rusos Moscú envió a varios drones a una base militar en dicha ciudad para, al parecer, llevar a cabo operaciones especiales en el territorio libio.

Por su parte fuentes de seguridad egipcias citadas por Reuters corroboran la presencia de los Spetsnaz e indican que en total hay una unidad de fuerzas especiales compuesta por 22 uniformados rusos pero se negaron a discutir sus misiones.

Fuerzas de Operaciones Especiales de Rusia (Spetsnaz, en ruso) desplegadas cerca de la ciudad de Palmira, en el centro de Siria.

Además, confirmaron que en el mes de febrero también hubo al menos un equipo de fuerzas especiales de Rusia desplegado en una base aérea en Marsa Matruh, a unos 200 kilómetros de la frontera entre Libia y Egipto.

No obstante, Egipto ha descartado la presencia de militares rusos mientras que las fuentes citadas por Reuters insisten en que en realidad hay soldados rusos desplegados en el territorio egipcio.

“No hay ningún soldado extranjero de ningún país en el territorio egipcio. Esto es un asunto relacionado con la soberanía”, ha dicho Tamer al-Rifai, el portavoz del Ejército de Egipto.

En los próximos meses, y en especial tras la visita del comandante de las Fuerzas Armadas de Libia, el general Jalifa Belqasim Haftar a Moscú para buscar apoyo militar, han crecido las probabilidades de la cooperación entre las fuerzas libias y rusas.

Contratistas de la compañía militar privada RSB-Group de Rusia.

Hasta el momento se ha confirmado que contratistas de la compañía militar privada RSB-Group de Rusia fueron desplegados por varias semanas en el territorio libio y limpiaron parte de la ciudad occidental de Bengasi —recién liberada del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe)— de minas.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y una guerra sin cuartel, desde  la caída del régimen de Muamar Gadafi y dejara un gran vacío de poder. Hasta el momento continúan los enfrentamientos entre los grupos libios para ganar terreno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *