Rusia era una superpotencia de tanques: la guerra en Ucrania podría acabar con todo eso.

El nuevo problema de Rusia: la falta de repuestos para sus tanques: Algunos legisladores estadounidenses se han quejado de que las sanciones impuestas a Rusia sólo paralizarían la economía del país y afectarían a la población civil, pero dejarían al ejército ruso prácticamente intacto. Sin embargo, ahora circulan informes de que las sanciones podrían estar perjudicando también las capacidades militares de Moscú.

Se trata de los llamados “productos de doble uso”, cuya exportación a Rusia está prohibida porque pueden emplearse para aplicaciones civiles y militares.

El resultado es que Moscú podría quedarse sin piezas de repuesto para su flota de tanques. Las empresas de defensa rusas que fabrican vehículos blindados y camiones también se ven afectadas, ya que suelen responder con componentes de fabricación occidental.

Cerrando las líneas de tanques

La escasez de piezas de carros de combate podría ser un problema importante para el Kremlin, y hay informes de que el único fabricante de carros de combate de Rusia, Uralvagonzavod, se ha visto obligado a detener la producción. Esta afirmación fue hecha inicialmente por un informe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, pero no ha sido verificada de forma independiente.

Sin embargo, el medio de comunicación bielorruso NEXTA tuiteó el lunes: “El único fabricante de tanques de Rusia, Uralvagonzavod, ha detenido su producción. La razón principal es la falta de componentes”.

La empresa rusa de defensa, que es el mayor fabricante de carros de combate (MBT) del mundo, fue añadida a la lista de empresas rusas sancionadas por la Unión Europea el mes pasado, ya que “los tanques T-72B3 entregados por Uralvagonzavod a las Fuerzas Armadas rusas fueron utilizados por Rusia durante la invasión ilegal de Ucrania en 2022”.

Rusia se queda fuera

Estados Unidos y la UE habían ordenado el cese total de la exportación de ciertos componentes, incluidos los microchips, a Rusia, como parte de un paquete de sanciones que se ha intensificado. Muchos de los sistemas del tanque funcionan con circuitos integrados de aplicación específica (ASIC).

“Nuestro objetivo es reducir la capacidad del Kremlin para hacer la guerra a su vecino”, explicó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a principios de este mes.

Junto con la detención del flujo de otras piezas mecánicas, esos esfuerzos han dado resultado, ya que ahora se está ralentizando -si no deteniendo por completo- la capacidad de Rusia para fabricar y reparar su flota de MBT T-72B3, así como los más avanzados T-80 y T-90.

Aumentan las pérdidas de tanques

Rusia mantiene una de las mayores -si no la mayor- fuerza de tanques del mundo, y se dice que tiene alrededor de 12.400 tanques en servicio, incluyendo unos 9.950 T-72 envejecidos. Sin embargo, durante años se ha especulado sobre cuántos de esos tanques son realmente operativos.

Las pérdidas de los tanques operativos también están aumentando.

Desde que Rusia comenzó su invasión no provocada de Ucrania hace un mes, ha perdido más de 500 tanques, una cifra que ha sido discutida por los oficiales del ejército estadounidense en Europa. Aunque un número importante de esos tanques ha sido destruido, también hay informes de tanques que fueron abandonados o que se quedaron sin combustible. En las redes sociales han aparecido vídeos de ucranianos remolcando tanques rusos con tractores, aunque se ha cuestionado el estado de esos tanques.

Lo que se está haciendo evidente es que Rusia probablemente esperaba una victoria rápida, y ahora está pagando un precio terrible. El Pentágono estima que Rusia puede haber perdido ya una décima parte de su fuerza de invasión, y eso incluye al menos cinco oficiales generales y más de 12.000 soldados.

Moscú todavía puede ganar una guerra de desgaste contra Ucrania, pero dejaría a Rusia en un estado extremadamente debilitado, un punto que por ahora parece estar casi perdido en Vladimir Putin.

Rusia no puede construir y reparar sus tanques y otros vehículos militares terrestres ahora, y es probable que la situación no mejore en uno o dos meses más. Si el objetivo de esta invasión era garantizar la seguridad de Rusia, ha fracasado estrepitosamente.

Peter Suciu

15 thoughts on “Rusia era una superpotencia de tanques: la guerra en Ucrania podría acabar con todo eso.

  • el 24 marzo, 2022 a las 11:04
    Permalink

    Igual el pensamiento de una guerra de tanques como las hubo en la 2 guerra mundial…de grandes enfrentamientos directos…pero eso es historia.
    Primero por que si dominas el espacio aereo,por norma,los tanques son tiro al pato…(siempre teniendo en mente ataques wildweasel y similar para eliminar sams y radares de alerta aerea)…
    Y luego,el increible avance de armas antitanque de infanteria, el daño que hace por ejemplo el javelin.Un grupo de infanteria puede ademas atacar,y huir,buscar otro sitio de ataque etc…
    Por no hablar de lo poco efectivo que es meter tanques en ciudades o zonas urbanas tal como las conocemos…
    No se…igual en vez de tener una masiva fuerza de choque de tanques….tener menos pero de mas calidad y adaptados a los tiempos que corren.
    SOlo es una opinion

    Respuesta
    • el 24 marzo, 2022 a las 16:13
      Permalink

      Es una excelente reflexión. Y aplicado a España, lo es por partida doble, puesto que somos casi una isla.

      No creo que se pueda prescindir de tanques, pero es importante repensar cuántos se necesitan y de qué características y, sobre todo, cómo conformar un grupo de ataque o defensa entre las diferentes ramas de los ejércitos.

      Pero si tienes que entrar en un sitio, no puedes hacerlo a pecho descubierto porque si el enemigo tiene tanques y tú no, te machaca. Así que, no puedes vivir sin ellos, pero con ellos tampoco es fácil.

      En nuestro caso, a mi modo de ver, considero que necesitamos aquellos que podamos transportar (más la reserva que se necesita tener pues, como se ve, se pierden muchos).

      Dicho esto, creo que alguien dijo aquí una vez que un arma “terrible” sería una bicicleta eléctrica. Le daría movilidad a la infantería, rapidez y mayor capacidad de carga, en un vehículo furtivo. Y como podemos ver, las armas que pueden portar son muy destructivas (otra cosa es la cantidad que puedan llevar).

      Respuesta
  • el 24 marzo, 2022 a las 11:15
    Permalink

    Es que los rusos siguen anclados en el S.XX. casi en la 2ªGM. La llegada de los modernos ATGM ligeros y los lanzagranadas con ópticas mejoradas como el Alcotán 100 español, han anulado completamente a los tanques, cuya única baza de supervivencia es la vista panorámica 360º en el interior y los modernos APS. Que aprendan bien la lección de Ucrania los lumbreras del EMAD, JEME y MDEF ( hartamente comentado aquí ); los medios blindados españoles deben llevar obligatoriamente APS, y en el Dragón todavía están a tiempo de ponerlo de serie, de lo contrario nuestras tropas correrán la misma suerte que los rusos en Ucrania, quedarán calcinadas dentro de sus ataúdes de acero, incluso los nuevos camiones Iveco comprados, deberían llevar APS, lanzafumígenos y protección blindada Stanag 4569 nivel IV al menos.

    Respuesta
    • el 24 marzo, 2022 a las 16:33
      Permalink

      Bueno, depende mucho de quien sea tu enemigo y en que escenarios te tienes que mover. Desde luego, el escenario de Ucrania no parece muy adecuado para los tanques. En una invasion donde la poblacion local conoce el terreno y esta armada hasta los dientes, los tanques son blanco facil para las unidades de infanteria e incluso para los batallones de voluntarios sin experiencia, pero muy motivados. Por otra parte el entrenamiento y el matrerial ruso deja mucho que desear. No es lo mismo arrasar aldeas de desarrapados en Siria o afganistan que enfrentarse a un ejercito de cierto tamaño como el Ucraniano. Por otra parte estamos hartos de oir la sofisticacion de los tanques rusos. Sin embargo parecen sacados de las epocas mas ocuras de la URSS y su desempeño en el campo de batalla esta resultando bochornoso. Una demostracion mas de que el armanento ruso es mas propaganda que realidades. Como era de esperar, han avanzado poco o nada en los ultimos 20 años.

      Respuesta
  • el 24 marzo, 2022 a las 18:35
    Permalink

    Ampliamente de acuerdo con vosotros . De ahí mi opinión de elevar esa cifra ridícula e insuficiente de 219 Leo 2E hasta los 432 tanques de batalla cómo mínimo , pero de esta versión con los últimos avances tecnológicos incorporados cómo el TROPHY , el aire acondicionado , una APU de mayor capacidad energética, control accesorio de drones aéreos y terrestres auxiliares y comunicaciones seguras multimodo y multiespectro , además de implementar blindajes reactivos y no reactivos adicionales de última generación más ligeros y absorbentes de cargas cinéticas y explosivas . O sea una modernización y homogeneizacion colectiva del parque de carros de batalla de primera línea cómo Dios manda , vamos . Y sin olvidarnos de ampliar estas medidas en la Infantería de Marina con una Compañía de carros con 18 carros ( + 2 de recuperación Búfalo ) , de la misma factura y genética compartida y unificada . Y no le den más vueltas :
    Ese es el unico camino . No hay ninguno más .
    Los Leo 2A4 sólo servirán para reconvertirlos en versiones auxiliares . Nada más .

    Respuesta
    • el 25 marzo, 2022 a las 17:22
      Permalink

      Mas misiles y armas anticarro y misiles antiaereos de corto y medio alcance y mas reservas de ellos para las tres armas de las fuerzas armadas, he leído en un informe del ejercito del aire que tendrían que tener mayor reserva de Meteor

      Respuesta
    • el 25 marzo, 2022 a las 17:27
      Permalink

      Totalmente de acuerdo los Leopard E A6 y totalmente actualizados no sirve de nada tener el doble de los que tenemos ahora desactualizados en la guerra moderna la cantidad no suple a la calidad y hay que proteger a las tripulaciones entrebadas que es el activo más valioso

      Respuesta
    • el 28 marzo, 2022 a las 22:15
      Permalink

      Una versión mixta de Leo 2A7V y 2A7+ , también sería igualmente válida . El cañón y la torre remota de este último , además de incorporar todos esos avances realizados en estas últimas versiones de este impresionante carro , serían igualmente interesantes como modelo unificado y estandarizado para conseguir el resultado que se debe alcanzar para una óptima y eficiente operatividad que se busca de este sistema de armas para vencer a esa obsolescencia en la que está cayendo y cuya solución es igualmente clara y diáfana : evolucionar hacia un sistema de armas de multidominios terrestres al estilo del FCAS pero a ras de tierra . Ese debe ser el objetivo de su relanzamiento de su transformación tecnológica para renovar el poder de su puño de hierro . El apoyo de UGV’s terrestres y aéreos auxiliares como multiplicadores de fuerza también deberían contribuir a su renovación efectiva de su importante y vital papel de catalizador de fuego principal en su simbiosis dentro de esa futura Fuerza 35 . Una fuerza que bien diseñada y equilibrada SI tiene mucho que decir y ofrecer .

      Respuesta
  • el 25 marzo, 2022 a las 09:28
    Permalink

    El problema no es solo de los carros rusos, los turcos también tuvieron lo suyo e incluso los israelitas, con misiles como los Javelin los drones y las municiones merodeadoras el carro de combate se a convertido como el acorazado en su momento demasiado vulnerable, caro y torpe. Si los ucranianos tuvieran vehículos con el Hero 120 encima podrían ir avanzando como actores en la alfombra roja sin necesitar un solo carro. Tenemos que aprender de errores y virtudes de cada conflicto por la cuenta que nos trae.

    Respuesta
  • el 12 julio, 2022 a las 04:21
    Permalink

    El comentario de Mazinguer respecto de los acorazados como ejemplo para intentar demostrar la posible obsolescencia de los carros de combate, nos permite esclarecer algunos puntos. En primer lugar es cierto que los acorazados eran muy costosos, tanto que solo muy pocas naciones pudieron contar con alguno entre sus filas; pero cuando se abandonó su uso no eran más vulnerables que cualquier otro buque flotante. Con esto, queremos poner de manifiesto que estos leviatanes no dejaron de formar parte de las flotas por estas causas, sino porque ya no eran las mejores herramientas para obtener el dominio de los mares y por ello su existencia -sumamente costosa- se convirtió en superflua. Pero no lo fue porque eran fáciles de hundir. En el período inmediatamente anterior a la SGM el acorazado había alcanzado el cénit de su desarrollo, tanto a nivel protectivo y armamentístico como en el resto de sus características, como velocidad, autonomía, control de daños, compartimentación, distribución del sistema propulsivo y demás ítem.

    Respuesta
  • el 12 julio, 2022 a las 04:26
    Permalink

    (Sigue): Los acorazados de nueva construcción (posteriores a la Segunda Conferencia Naval de Londres) solo eran deficientes en combatir la amenaza aérea, como ejemplifican el hundimiento de los HMS Prince of Wales y el HMS Repulse por aviones japoneses, pero en el transcurso de la guerra y en especial las etapas postreras, la utilización de radares, sistemas de artillería giroestabilizadas, un control de fuego organizado y cañones de calibre medio de tiro rápido fueron capaces de hacer frente incluso esta amenaza. Es cierto que el HMS Hood se hundió luego de escasos disparos de KMS Bismarck, pero era un buque construido con concepciones protectivas equivocadas, haciendo de él un buque frágil. El acorazado alemán por el contrario, fue muy costoso hundirlo, aún privado de capacidad de maniobra. El acorazado USS South Dakota (BB-57) recibió una lluvia de proyectiles de parte de un acorazado y dos cruceros pesados japoneses durante la batalla de Guadalcanal sin sufrir daños vitales, mientras que el propio fuego y el del USS Wáshington (BB-56) causaron daños fatales en el buque japonés (Kirishima), de concepción similar al HMS Hood.

    Respuesta
  • el 12 julio, 2022 a las 04:29
    Permalink

    (Sigue): La enorme cantidad de bombas y torpedos que necesitaron los superacorazados japoneses Yamato y Musashi para ser hundidos refleja la misma situación. Estos simples ejemplos demuestran que los acorazados no desaparecieron por su costo o vulnerabilidad, o su relación costo-beneficio, sino porque los cañones pesados -que eran el arma de los acorazados- ya no eran el medio idóneo para ejercer dominio del mar. Sus amenazas (de superficie, submarinas, aéreas) podían ser contrarrestadas eficientemente por la propia evolución. Si observamos los buques de superficie actuales, veremos diferencias gigantescas respecto de los de la época de los acorazados. Igualmente podríamos retroceder en el tiempo y comparar los propios acorazados con los navíos de línea, en que el sistema propulsivo era el viento; o éstos mismos comparados con las galeras, cuyo sistema propulsivo era la fuerza muscular de sus remeros, siempre hablando de los buques de guerra que eran el núcleo de las flotas de cada época.

    Respuesta
  • el 12 julio, 2022 a las 04:34
    Permalink

    (Sigue): En los buques actuales aún existe la artillería, pero reducida a escasas piezas principales (en general solo una o dos), mientras que su armamento principal son los misiles. Cuando el acorazado Roma fue hundido por bombas volantes teledirigidas Fritz X, fue el inicio de una evolución que convirtió a los acorazados en superfluos y la artillería de grueso calibre reemplazada paulatinamente por los aviones embarcados y los misiles. Es decir que los acorazados bien podrían haber seguido el ritmo de las amenazas; pero la evolución de la guerra naval los hizo superfluos, aún habiendo alcanzado su máximo desarrollo. Las características técnico-tecnológicas y diseño de los buques de guerra actuales son el perfecto reflejo de su adaptación a la forma en que ha evolucionado el arte de la guerra naval.

    Respuesta
  • el 12 julio, 2022 a las 04:36
    Permalink

    (Sigue): Los carros de combate (por estos lados los llamamos “tanques”, el nombre clave con que los británicos denominaron esta nueva arma para desorientar al enemigo acerca de su real función en el campo de batalla) cambiaron el modo de hacer la guerra terrestre y hasta ahora no han sido reemplazados por un sistema de armas que los haga superfluos. Sus amenazas pueden haber aumentado en cantidad y calidad. Probablemente deban evolucionar para enfrentarlas exitosamente, pero este es un fenómeno que no necesariamente implicará su desaparición. Quizá evolucionen hacia vehículos con mayor agilidad y velocidad, así como incorporen muchos más sistemas electrónicos defensivos y sensores, o IA y su tripulación se reduzca al mínimo o desaparezca; quizá agreguen armas radiantes y sus sistemas propulsivos y materiales de construcción abandonen los metales, y un largo etcétera, como sistemas defensivos de acompañamiento capaces de anular las amenazas.

    Respuesta
  • el 12 julio, 2022 a las 04:38
    Permalink

    (Sigue): Pero hoy por hoy los tanques no pueden dejar de existir en cualquier ejército, sin obligarlo a perder eficacia (tal como el de los Países Bajos). Además es erróneo vaticinar el futuro de esta arma por el comportamiento de los tanques rusos en el campo de batalla. Sus defectos no son extensibles al resto del universo de MBT, aún cuando estas debilidades deben ser tenidas en cuenta, así como el resultado negativo en la guerra previa de Nagorno-Karabakh. En fin, probablemente todas estas alarmas sean tenidas en cuenta en los futuros diseños y para actualizar los existentes, pero no necesariamente el aumento de amenazas impliquen la desaparición de un arma fundamental en los campos de batalla.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.