Rusia está ansiosa por vender su sofisticado tanque T-14 Armata. ¿Alguien lo comprará?

El tanque Armata T-14 de Rusia está listo para la venta a otras naciones. Pero, ¿alguien lo comprará?

Dmitry Shugayev, jefe del Servicio Federal de Cooperación Militar y Técnica, dijo recientemente a la agencia de noticias TASS, que Moscú estaba “promocionando entre varios países el último tanque T-14 ‘Armata'”.

“El Ministro de Industria y Comercio de Rusia, Denis Manturov, dijo en abril que Rusia estaba planeando empezar a trabajar con los clientes extranjeros del tanque Armata en 2021 y que ya habían recibido varias solicitudes previas”.

Desde que fue presentado por primera vez en 2015, Rusia ha promocionado las virtudes del T-14, un tanque de última generación con capacidades avanzadas. Cuenta con un sistema de protección activa para derribar cohetes anti-tanque, sofisticados sensores y redes de datos, un fuerte grado de automatización, y sobre todo un cañón de 125 mm alojado en una torreta no tripulada mientras la tripulación permanece a salvo dentro del grueso casco blindado. De hecho, se supone que el Armata es una familia de vehículos que comparten un chasis común, incluyendo un vehículo de combate de infantería y un destructor de tanques.

Algunos expertos occidentales temen que el Armata supere a los modelos de la Guerra Fría que componen las flotas de tanques de la OTAN, como el M-1 Abrams de EE.UU., el Leopard 2 de Alemania y el Challenger 2 de Gran Bretaña. Mientras estas naciones trabajan en sus propios tanques de próxima generación, incluyendo vehículos no tripulados, pasarán años antes de que sean utilizados.

Aunque Rusia probablemente no aprecie la comparación, es justo decir que el Armata es un cambio con respecto a los diseños tradicionales rusos de tanques de la Segunda Guerra Mundial/Guerra Fría, como el T-34, T-55 y T-72, que enfatizaban la producción en masa de tanques sencillos y prescindibles. En cambio, el T-14 está más cerca del concepto occidental de un número menor de vehículos blindados caros y de alta tecnología.

Por lo tanto, no es sorprendente que a Rusia le encantaría exportar el T-14. Las armas modernas son tan caras que las potencias militares avanzadas siempre tienen en cuenta las ventas al extranjero para sufragar los costes de desarrollo. Imagine lo que pasaría con el trillón de dólares del programa de combate sigiloso F-35 de los Estados Unidos sin que Gran Bretaña, Japón, Israel y una docena de otras naciones se ofrecieran amablemente a gastar sus impuestos para comprar cientos de Lightning II.

Pero lo que tranquiliza a los clientes extranjeros sobre el F-35 es que el propio ejército de EE.UU. realmente planea comprar 2.456 de ellos. Lo que ilustra el primer problema con la exportación del Armata: Rusia no está comprando el tanque, o al menos no muchos de ellos. El ejército ruso se ha resistido a adquirir grandes cantidades de T-14, que se estima que cuestan 4 millones de dólares cada uno. Los planes iniciales de comprar 2.300 Armatas para el 2025 se han diluido a sólo 132 en el último presupuesto de defensa ruso. El T-14 también ha estado plagado de problemas de inicio así como decisiones de diseño cuestionables, según un experto en defensa ruso. En lugar de comprar costosos Armatas, el ejército ruso parece preferir el enfoque que los ejércitos occidentales han empleado en sus tanques de la Guerra Fría: mejorar la actual flota rusa de tanques T-72, T-80 y T-90.

¿Y qué naciones tendrían más probabilidades de comprar el Armata? Se ha mencionado a la India y China como clientes potenciales, así como a Egipto y Argelia, que recientemente compraron el BMPT-72 “Terminator” de Rusia, un nuevo vehículo de apoyo al fuego basado en un chasis T-72.

“En general, Rusia vendió armas a clientes de Oriente Medio después de haber sido incorporadas a las estructuras militares rusas”, según Samuel Bendett, un experto en el ejército ruso para el think tank del Centro de Análisis Navales con sede en EE.UU. “Así que si hay interés, es probable que la venta se realice después de que las fuerzas rusas hayan tenido la oportunidad de usar el tanque primero”.

Lo que a su vez plantea otro obstáculo para la exportación del Armata: ¿qué naciones son capaces de operarlo? El equipo ruso del rifle Kalashnikov tiene la reputación de ser relativamente simple de operar – un tanque de última generación como el Armata será cualquier cosa menos eso.

“Dada la sofisticación del Armata, y suponiendo que la venta se lleve a cabo, el número de clientes de Oriente Medio capaces de operarlo es muy pequeño”, dice Bendett. “Yo señalaría a los Emiratos Árabes Unidos y a Egipto como dos clientes potenciales que tienen la experiencia en el uso de sofisticados equipos americanos, europeos y rusos. Argelia también puede ser un destino potencial, dado que ya cuenta con sofisticados equipos militares rusos, como el recientemente entregado vehículo antitanque Terminator. Por último, la India es un destino clave para la alta tecnología militar rusa, como el tanque T-90”.

En cuanto a la compra del T-14 por parte de China, el fabricante de armas chino Norinco afirma que su VT-4 es superior al Armata. Si eso es cierto es cuestionable. Pero como los fabricantes de aviones rusos pueden atestiguar, exportar el Armata a China arriesga la aparición de vehículos producidos en China que se parecerán notablemente al Armata.

Sin embargo, los tanques de la era de la Guerra Fría están envejeciendo. En algún momento, deberán ser reemplazados. Aún está por verse si el Armata T-14 los reemplazará.

Michael Peck

7 thoughts on “Rusia está ansiosa por vender su sofisticado tanque T-14 Armata. ¿Alguien lo comprará?

  • el 17 julio, 2020 a las 13:17
    Permalink

    Primero habría que saber si funcionan correctamente por fin, y si el mantenimiento será una ruina………

    Respuesta
  • el 17 julio, 2020 a las 15:35
    Permalink

    Rusia prefiere seguir produciendo el T-90M, por algo será, quizá el T-14 no es tan bueno como dicen.
    Es algo parecido con el MiG-35, quieren introducirlo a cuanto país se les ocurra para salvar a MiG Corporation de la quiebra, pero Rusia prefiere seguir produciendo los Su-35 y SU-30SM para sí.

    Respuesta
  • el 17 julio, 2020 a las 16:34
    Permalink

    Los chinos encantados de comprarle 2 unidades del Armata, las suficientes para copiarlos y reproducirlos: Bienaventurados mis imitadores porque de ellos serán mis defectos.

    Respuesta
  • el 17 julio, 2020 a las 17:01
    Permalink

    Despues de los que les paso en Siria? ademas de lo caro que es producirlo.

    Respuesta
    • el 20 julio, 2020 a las 07:26
      Permalink

      Como que no, lee bien la informacion,(2 se perdieron por completo el otro fue averiado) pero que sea confiable, sobre todo de Israel ! no pudieron en el atolladero sirio y al parecer fue su debut y despedida, incluso se los echo de menos en el ultimo desfile, viste tu uno escondido por alli!?

      Respuesta
  • el 20 julio, 2020 a las 07:28
    Permalink

    Humo y cuento. asi se ha manejado las ventas rusas incluso a su aliado mas cercano China

    Respuesta
  • el 21 julio, 2020 a las 00:55
    Permalink

    Es innegable que el concepto de la barcaza armata como plataforma universal esta bien planteado, es una buena línea para desarrollar a futuro, la versión TBP T14 tiene buena pinta, se reduce a tres tripulantes que van juntos en un espacio con blindaje interior independiente con un montón de pantallas táctiles led, en cuanto a la prestaciones, armamento y protección se puede afirmar que en teoría son sobresalientes, su teórica súper conectividad y posibilidad de manejo remoto también sorprenden, ya le llegara su prueba, promete ser imponente pero aún está en pañales

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com