Rusia expande sus activos y horizontes navales a través del Indo-Pacífico

Mientras Moscú busca recuperar las capacidades de la era soviética, sus unidades del Pacífico están siendo mejoradas, al tiempo que una mayor cooperación con China en la región también está en juego.

El 29 de julio, en un acto que conmemoraba el Día de la Armada de su país, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció que 26 nuevos buques de guerra serían entregados a la armada rusa antes de fin de año.

Y hay más por venir. Las unidades rusas en el Pacífico esperan recibir 37 nuevos buques para 2024, una aceleración importante en comparación con las 28 nuevas unidades recibidas en la región durante la última década. Esto indica que, a pesar de que los programas de desguace se consideran demasiado caros, en particular el programa de destructores de la clase Leader y de portaaviones Storm, el Kremlin está avanzando en una modernización naval muy ambiciosa.

La financiación está en marcha. El gasto de defensa de Rusia no ha alcanzado un nivel insostenible, dado que los actuales precios del petróleo -los impuestos y aranceles sobre los recursos naturales son el principal componente del presupuesto de Rusia- son un 30% más altos de lo previsto en el presupuesto para los años fiscales 2018-2021, según Andrey Movchan, jefe del programa económico del Centro Carnegie de Moscú.

El Kremlin cree que igualar el potencial militar de Estados Unidos y China es de suma importancia. Aún así, tiene un camino por recorrer: el presupuesto de defensa de Washington es más de 10 veces y el de Beijing es de cinco a seis veces mayor que el de Moscú.

Ampliando Horizontes

El gran gasto y los nuevos activos plantean la cuestión de si Rusia cambiará su doctrina militar, particularmente en el este, pasando de la defensa costera en el área del Pacífico a una mayor actividad en alta mar. Alexey Muraviev, profesor asociado de Seguridad Nacional y Estudios Estratégicos en la Universidad Curtin de Perth, así lo cree.

“En los últimos cinco años, la armada rusa ha aumentado considerablemente su ritmo de operaciones, las zonas operativas y el número de unidades desplegadas en zonas avanzadas”, dijo. “Ha logrado alcanzar los niveles de actividad operativa de la Guerra Fría, con el despliegue de entre 70 a 100 buques de guerra y buques auxiliares en un momento dado”.

Según el almirante Vladimir Korolev, comandante en jefe de la armada rusa, los buques de guerra rusos pasaron 17.100 días en el mar en 2017, un aumento de 1.500 días a partir de 2016.

Esto sugiere que a pesar de que la armada rusa actual es más pequeña que la anterior de la era soviética, está recuperando las capacidades de despliegue de los días de la Guerra Fría. 

“La marina rusa ha extendido ahora sus actividades de largo alcance a las áreas tradicionales de operación de su predecesor soviético, llegando hasta el Océano Índico y la Antártida”, dijo Muraviev. “Aunque  sus fuerzas desplegables son más pequeñas que las de la flota de la Unión Soviética, continuó con operaciones fuera del área en el Pacífico entre 2014-2017”.

Muraviev señaló que durante ese tiempo, los buques de guerra rusos operaban en todo el sudeste asiático, cerca del Cuerno de África, en el Mar del Coral y el Pacífico Occidental, y en el Mediterráneo.

Fortalecer en el Este

Frente a la OTAN, Rusia está dando prioridad a las operaciones marítimas en el Mediterráneo, el Mar Negro, el Báltico y el Mar del Norte. Sin embargo, el impulso de modernización de Moscú también está remodelando la Flota del Pacífico.

Según Muraviev, entre 2008 y mediados de 2018, la Flota rusa del Pacífico recibió 28 nuevas unidades, en su mayoría medios auxiliares y de apoyo. Además, la guardia de fronteras  marítimas  de Rusia en el Pacífico recibió ocho nuevas plataformas entre 2009 y julio de 2018. Las incorporaciones más notables fueron dos submarinos nucleares con misiles balísticos de clase Borey, una corbeta con misiles guiados y cuatro unidades de de combate de superficie construidas para las fuerzas fronterizas marítimas que podrían utilizarse en un entorno de guerra.

En la segunda mitad de 2018, se espera que las unidades navales rusas en el Pacífico reciban dos corbetas mejoradas del Project 22800 de misiles guiados, un barco de patrulla armado de alta velocidad antisabotaje  Grachenok Project 21980  y algunos buques auxiliares menores, agregó.

Por su parte, las unidades del Pacífico esperan tomar posesión de al menos 30 nuevos buques de guerra (11 nuevos submarinos y 19 nuevos buques de superficie) y siete nuevos buques auxiliares importantes para 2024, dijo Muraviev. Entre ellos figuran las fragatas de misiles guiados, corbetas de misiles teledirigidos y varios cazaminas.

Los despliegues en el teatro marítimo estratégico del Indo-Pacífico incluyen operaciones en el Pacífico occidental, los mares de China oriental y meridional, el Océano Índico, el Golfo Pérsico y, más recientemente, el sector suroccidental del Océano Pacífico y el Mar Ártico, señaló Muraviev,

Y en un momento en que las tensiones entre China y Estados Unidos, y entre Rusia y Estados Unidos son muy fuertes en múltiples zonas geografías y sectores, existe un margen considerable para la cooperación naval ruso-china.

“En cuanto a la cooperación naval entre Rusia y China, espero que continúe fortaleciéndose con mayor énfasis en los ejercicios conjuntos y las actividades operativas  en una serie de teatros marítimos, aumentando la interoperabilidad a nivel táctico y operativo”, dijo Muraviev.

También puede identificarse la cooperación bilateral en el ámbito de la construcción de buques de guerra. “Las compañías chinas ya suministran a la armada rusa cantidades limitadas de motores de barco para aliviar el déficit causado por la suspensión de la colaboración de defensa con Ucrania y Alemania”, dijo.

En un momento en que China ha creado un exceso de capacidad en su industria de construcción naval, tendría sentido que los astilleros chinos construyeran barcos enteros para Rusia. “También es posible que los astilleros chinos participen en algunos programas de construcción naval para la armada rusa”, dijo Muraviev.

Emanuele Scimia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com