Rusia mejora el sigilo del caza Su-57 que se supone el mayor rival del F-22 y F-35.

Los medios de comunicación rusos anunciaron ayer viernes que el fabricante del avión, había mejorado significativamente el sigilo de su avión de combate Su-57 al aplicar un revestimiento a la cubierta de cristal de la cabina que lo hacía más indetectable al radar, así como mejoras similares que se habían introducido a su bombardero nuclear Tu-160.

La corporación de defensa estatal rusa, Rostec, dijo a los medios de comunicación rusos que el nuevo revestimiento “duplica la absorción de las ondas del radar y reduce la señal de la cabina del avión en un 30%” y añadió que los aviones Su-57, Su-30, Su-34, Su-35 y los MiG-29K de Rusia ya cuentan o están en proceso de recibir la actualización.

Sin embargo, ninguno de esos aviones, incluido el Su-57, que Rusia considera explícitamente como un caza furtivo, es considerado así por los expertos contactados por Business Insider.

Mientras que los cazas y los bombarderos Sukhoi tienen una maniobrabilidad envidiable y una capacidad de combate seria, solo los Estados Unidos y China han producido verdaderos cazas furtivos.

Un científico experto en aeronáutica que ha estado trabajando en aviones estadounidenses al ver las fotos del Su-57  declaró en una entrevista que Rusia apenas había intentado hacer que el avión no fuera visible al radar.

Los remaches visibles que sobresalen de la estructura del avión y las jorobas acentuadoras estropeaban cualquier posible sigilo en el diseño, afirmó el experto.

Los materiales de absorción de radar se han utilizado para disimular los aviones de combate desde la Segunda Guerra Mundial y tienen hasta cierto punto su utilidad, pero no servirán para ocultar a los aviones rusos que tienen que llevar armas de forma externa en el fuselaje.

La agencia de noticias TASS, un medio de comunicación estatal ruso, describió al Su-57 como un “caza multipropósito diseñado para destruir todo tipo de objetivos aéreos a larga y corta distancia y alcanzar  objetivos terrestres y navales enemigos, superando sus capacidades de defensa aérea”.

Pero Rusia se ha resignado a no producir en serie el avión, quizá por la falta de los materiales adecuados para el sigilo, quizá por la falta de dinero para continuar con su desarrollo al abandonar la India su interés por el proyecto, y todo esto, a pesar de declararlo “probado en combate” después de unos pocos compromisos limitados contra las fuerzas rebeldes en Siria que no tenían capacidades antiaéreas.

Otro de los proyectos futuristas de próxima generación que las autoridades de Moscú han intentado vender como invencible, es el tanque T-14, que también se ha visto reducida su producción en masa a medida que Rusia lucha con los precios del petróleo y las fuertes sanciones impuestas por Estados Unidos a su economía y a sus productos para vender al resto de países.

Business Insider India

4 comentarios sobre “Rusia mejora el sigilo del caza Su-57 que se supone el mayor rival del F-22 y F-35.

  • el 12 enero, 2019 a las 20:13
    Permalink

    Los estadounidenses os han jodido bien!! ? ?

    Respuesta
  • el 13 enero, 2019 a las 17:40
    Permalink

    Ken ce cere disir, ahora Rusia ay mejor larma de mundo i es mejor ce ejsiste para parar agresos de Ameracanos, América está cojeando Irak, Egipet, Kosovo i más países con democracia donde no existe i despois robando petróleo i otra cosa de este pobre país, ce no está ruso americano se va mandar mundo, ruso no está preparando gera mucho tempo, solo no dejando América para coje Siria, porce esto entra muy serco i se va peligro por Ruso

    Respuesta
  • el 13 enero, 2019 a las 19:42
    Permalink

    En la guerra de Kosovo los serbios derribaron un f117 donde creéis que acabaron los restos?

    Respuesta
  • el 30 abril, 2019 a las 15:16
    Permalink

    La furtividad es un concepto más amplio que la indetectabilidad por medio de las ondas radáricas. Conceptualmente, un avión furtivo debe evitar ser detectado en primer lugar por los sistemas radáricos del enemigo, con el objeto de acercarse cuanto más a sus objetivos y destruirlos. Teóricamente, los aviones furtivos tendrían encomendada la misión de destruir los sistemas defensivos del enemigo (radares y sistemas AA) y aeródromos, para desarticular la capacidad de respuesta. Posteriormente, los aviones de ataque sin capacidad furtiva actuarían con menores riesgos frente a un enemigo disminuido. En combate aéreo el caza furtivo podrá atacar a sus rivales desde distancias de seguridad con misiles BVR y destruirlos sin haber sido detectado. Pero la furtividad no se reduce a la indetección radárica. Sus propias emisiones electromagnéticas deben ser protegidas para evitar ser detectadas. Los radares y los equipos nav/com, EW, pantallas multifunción, iff, etc. Son emisores y pueden ser captadas, para lo que no basta con actuar en modo pasivo (radares y equipos emisores apagados), sino hay que proteger la propia cabina con sofisticadas celdas electromagnéticas (es por su causa que las cúpulas transparentes de la mayoría de los aviones de caza de última generación occidentales se ven como opacadas por un tono dorado o símil). Un avión de caza en vuelo de crucero tiene otros dos tipos de emisiones que hay que reducir al mínimo para evitar ser detectados. Uno es las emisiones infrarrojas; el otro es el ruido (ondas sonoras). Ambas emisiones están directamente relacionadas con la tecnología de su unidad propulsora. Aquí está uno de los talones de Aquiles de los aviones furtivos de caza y es una barrera muy dificultosa de superar para todo diseño de ésta naturaleza. Sus motores (turbofan de baja derivación) deben tener características muy especiales y es por ello que muy pocos motores aeronáuticos de la actualidad poseen las capacidades adecuadas para convertir a un fuselaje con capacidades de ocultación (de radares) en un verdadero caza “furtivo”. Digamos simplemente que los motores requeridos deben poder situarse profundamente en el fuselaje del avión para no exponer a los radares enemigos los álabes de los rodetes de compresión. Existen hoy radares capaces de detectarlos y por consiguiente traducir al piloto cuál es el avión que tiene frente a él. Además, tanto sus tomas de aire como sus toberas de expulsión están condicionadas por diseño a reducir su detección radárica, por lo que sus formas no son las óptimas para el flujo de aire requerido. También supone el enfriamiento por ingesta de aire externo de los gases calientes de la tobera, que
    debería estar lo más alejada posible de la cámara de combustión principal (sin comprometer demasiado la pérdida de potencia por flujo) y contar con un diseño 3D y PC. Éste último recurso no se utiliza en vuelo de crucero, sino que las características del motor deben permitir a la aeronave volar en crucero a una velocidad superior a mach 1, siendo óptimo mach 1,5 al menos. Por supuesto que lo verdaderamente dificultoso no resulta solamente diseñar una célula furtiva capaz de contener los motores con todas las características señaladas, sino poseer motores con la potencia necesaria (con una relación potencia-peso superior a 10). Para lograrlos se requieren niveles extremos de tecnología metalúrgica de metales especiales (metales raros, polialeaciones, etc.), así como cerámicas especiales y materiales compuestos . Claro está que además de ser sumamente costosos, pocos países están en condiciones tecnológicas e industriales de llevar a buen puerto motores de esta clase. Tanto Rusia (AL-41: Saturn 117/S), como China (WS-15), especialmente este último, han tenido dificultades para conseguir la potencia y fiabilidad necesarias más allá de prototipos. Han habido cazas con capacidad supercrucero a través de la historia. El E. E Lightning (cuyo prototipo P. 1 (prototipo voló por vez primera en agosto de 1954) tenía esa capacidad, así como el SR-71 Blackbird (y sus hermanos YF-12 y A-12) y el F-14 D Tomcat o prototipos como el BAC TSR. 2; incluso aviones comerciales como el Cóncorde o el Tupolev Tu-144 poseían esa capacidad. Hoy sólo los cazas furtivos estadounidenses (F-22, F-35) disponen operacionalmente de esa capacidad. El resto de aviones que la poseen (Rafale, Eurofighter, Su-35, ¿Grippen E/F?) no son furtivos. Ciertamente que Rusia y China van a alcanzar esa capacidad para sus propios aviones (Su-57/J-20), es sólo cuestión de tiempo. Por el momento EE.UU dispone de cierta ventaja táctica en un hipotético campo de batalla en donde se vieran involucrados sus más acérrimos enemigos (Rusia y China).

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com