Rusia prueba misiles balísticos lanzados desde el aire con capacidad nuclear.

El misil Kinzhal fue lanzado desde un MiG-31K que despegó de la base aérea de Olenegorsk en la península de Kola.

Este misil cambia el equilibrio de poder militar en el norte de Europa debido a su alcance, velocidad y capacidad para superar cualquier sistema de defensa antimisiles conocido.

El Kh-47M2 Kinzhal (nombre de la OTAN SA-N-9 Gauntlet) es una de las seis nuevas armas nucleares estratégicas en desarrollo en Rusia. 

 El misil está siendo probado y, al igual que varias de las nuevas armas estratégicas que está desarrollando Rusia, la prueba se llevó a cabo en la parte noroeste del país.

El misil fue lanzado contra un objetivo terrestre ubicado en el campo de entrenamiento de Pemboy desde un caza de interceptación aérea MiG-31K, que había despegado desde el aeródromo de Olenegorsk”, explicó una fuente militar a la agencia de noticias TASS.

Un MiG-31K transportando un misil hipersónico Kinzhal.

Alcance extra 

En principio, el misil Kinzhal es una versión aérea del misil balístico de corto alcance terrestre Iskander. Por tanto, colocar este tipo de misil en un avión le da una posición estratégica más peligrosa.

Primero, el misil podría lanzarse desde lugares impredecibles porque un avión se mueve mucho más rápido que un vehículo terrestre. En segundo lugar, una aeronave añade un alcance adicional antes de que se lance el misil.

A diferencia de los misiles de crucero lanzados desde un avión, el Kinzhal se vuelve balístico. Al igual que otros misiles balísticos lanzados desde silos o submarinos, el hecho de que se vuelvan  balísticos a través del espacio significa velocidad hipersónica.

El misil utilizado para la prueba alcanzó una velocidad de 10 Mach, según la agencia de noticias. El Kinzhal puede transportar ojivas convencionales o nucleares.

Según un informe el Kinzhal tiene un alcance de 2.000 kilómetros cuando es transportado por un MiG-31 utilizando la inercia extra del caza a máxima velocidad hasta alcanzar la velocidad hipersónica de 10 Match.

Para los vecinos nórdicos, el misil Kinzhal supondrá un reto militar totalmente nuevo. A 800 kilómetros de distancia de la base aérea de Olenegorsk al sur de Murmansk, se encuentra la base aérea de Bodo en Noruega, dentro del alcance del misil.

Bodo es la base principal de la flota noruega de aviones de combate F-16.

También dentro de su alcance se encuentran la base aérea de Kallax en Luleå, al norte de Suecia, que está a 570 kilómetros de Olenegorsk, y la base aérea de Rovaniemi en la Laponia finlandesa que está a 370 kilómetros.

Instalado en aviones que despegan de la península de Kola, el Kinzhal le da a Rusia una medida de disuasión contra cualquier buque de guerra de superficie de la OTAN que se adentre en esta zona.

El área restringida de Rusia está al norte de la línea de defensa de Groenlandia, Islandia y Reino Unido (GIUK) y cubre el Mar de Noruega y Barents. Esta es la zona en la que Rusia denegará o prohibirá el acceso a los buques y aviones de la OTAN con el fin de garantizar la supervivencia de los submarinos de misiles balísticos (SSBN) y garantizar así una disuasión creíble de los ataques nucleares. Todos los SSBN de la Flota del Norte tienen su base en Gadzhiyevo, al norte de Murmansk.

A una velocidad de Mach 10 en cuestión de segundos después del lanzamiento desde un MiG-31 en el aire, el tiempo de respuesta en caso de conflicto es muy limitado para los vecinos nórdicos de Rusia.

La Alianza para la Defensa de Misiles con sede en Estados Unidos dijo que el rendimiento del misil le permite superar “cualquier sistema de defensa aérea o de misiles conocido de Estados Unidos”.

Thomas Nilsen

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com