Rusia utiliza el sistema Aegis desplegado en tierra como excusa para desplegar bombarderos estratégicos en Crimea.

Oficiales de la defensa de Rusia confirmaron ayer que Moscú estaba desplegando “escuadrones” de bombarderos Tupolev Tu-22M3 para contrarrestar las instalaciones de defensa de misiles Aegis en tierra en Polonia y Rumania, según un informe publicado en los medios de comunicación del estado ruso.

En comentarios hechos a la agencia de noticias TASS, el legislador ruso Viktor Bondarev confirmo la noticia indicando que los bombarderos serían desplegados en la base aérea de Gvardeyskoye en Crimea.

“El despliegue de los sistemas de defensa de misiles en Rumania ha sido un gran desafío del Pentágono, en respuesta al cual el Ministerio de Defensa ruso ha tomado la decisión de desplegar bombarderos de largo alcance, Tupolev Tu-22M3s, dijo Bondarev.  “Este movimiento ha cambiado drásticamente el equilibrio de fuerzas en la región”.

Los bombarderos estratégicos Tu-22M3 están capacitados para llevar armas nucleares, pero no se ha confirmado si esas armas se desplegarían junto con los bombarderos en Crimea.

El anuncio se produce poco después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, haya visitado la región para celebrar el quinto aniversario de la anexión forzosa de Crimea.

Un portavoz del Pentágono aseguró el lunes que las fuerzas estadounidenses y aliadas estaban vigilando de cerca los movimientos en el flanco oriental de la OTAN y se estaban  “adoptando las posturas apropiadas” sin abordar específicamente las afirmaciones de que Rusia estaba trasladando bombarderos a Crimea.

El Aegis Ashore se basa en los sistemas de radar y misiles que se encuentran a bordo de los destructores y cruceros de misiles guiados estadounidenses, pero configurados como una instalación en tierra. Cada sitio cuenta con un radar de búsqueda aérea AN/SPY-1D (v) y una batería de dos docenas de interceptores de misiles balísticos Standard Missile 3. Al igual que los cuatro destructores de clase Arleigh Burke con capacidad de defensa de misiles balísticos estacionados en la Estación Naval de Rota, en España, los emplazamientos en Rumania y Polonia pueden detectar, rastrear, apuntar y lanzar interceptores para hacer frente a una amenaza de misiles balísticos. Mientras que las baterías Aegis Ashore de tierra son SM-3, podrían estar equipadas con otras armas.

Los destructores desplegados y las dos instalaciones terrestres formaban parte del Enfoque Adaptativo de Fases Europeo de la Administración Obama para la defensa de misiles, que fue diseñado para interceptar pequeñas cantidades de misiles de países como Irán.

Sin embargo, algunos han señalado que el papel de las instalaciones de Aegis Ashore en tierra podría cambiar después de que Estados Unidos haya abandonado el tratado de las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, en el que Rusia suspendió formalmente su participación el 4 de marzo.

Sam Lagrone

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com