Se amplía la vida operativa del avión de entrenamiento C-101 Aviojet (E-25)

Con casi 40 años en sus alas el veterano “Mirlo” continúa preparando a los jóvenes pilotos del Ejército del Aire.

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración de un acuerdo marco para la adquisición y suministro de repuestos de célula y de motor C-101 (E.25), por un importe total de veinte millones de euros.

El objeto de este acuerdo es la adquisición y suministro de repuestos de célula (estructura y configuración de planos) y de motor para el sistema de armas de los aviones C-101 (E.25), utilizado para misiones asignadas y realizadas por el Ejército del Aire en cumplimiento de sus fines específicos e institucionales en el marco de la Defensa Nacional.

El valor estimado del contrato es de veinte millones de euros, así como los contratos que se adjudiquen basados en el acuerdo, distribuidos en dos anualidades (2017 y 2018), por importes de cinco millones de euros cada año, y otros diez millones de euros, destinados para eventuales prórrogas.

Formación en vuelo de seis Casa C-101 visto desde la cabina del séptimo componente

El CASA C-101 Aviojet es un avión de reacción monomotor de entrenamiento avanzado y ataque ligero fabricado por la compañía española Construcciones Aeronáuticas S.A., y es utilizado por el Ejército del Aire en misiones de entrenamiento avanzado y por la Patrulla Águila en sus exhibiciones de acrobacia aérea.

Desde el año 2009, el Ejército del Aire está procediendo a realizar un programa de evaluación sobre los posibles sustitutos del C-101, debido a que los mismos se encuentran cercanos al final de su vida operativa. El Ejército del Aire busca sustituir en primer término, a las unidades del C-101 que realizan las labores de entrenamiento en la Academia General del Aire. Para ello se han evaluado como posibles candidatos al Beechcraft T-6 Texan II, el Pilatus PC-9, el Pilatus PC-21 y al PZL-130 Orlik.3.

Ultimando los preparativos en el C-101 para su despegue

 

Dimensiones:

  • Longitud: 12,25 metros
  • Envergadura: 10,60 metros
  • Altura: 4,25 metros

Peso:

  • Vacío: 3.080 kg.
  • Máximo al despegue: 5.600 kg.

Velocidad:

  • Máxima: 770 km/h (Mach 0,7) a 8.535 metros
  • Crucero: 734 km/h (Mach 0.56) a 9.145 metros

Autonomía:

  • Distancia: 4.000 km.

Motores: un garrett airesearch tfe-731-2-2j

Empuje: 1.588 kg. (3.500 lbs)

Techo máximo: 12.495 m.

Reabastecimiento en vuelo: No

Armamento: no

Vuelo acrobático del avión C-101 (E-25) de la Patrulla Águila

Historia:

En el año 1975 y ante la próxima necesidad de un nuevo reactor de enseñanza que sustituyera al T-6 (Texan), el Ejército del Aire contrató con la empresa CASA el desarrollo y la fabricación de 4 prototipos del avión C-101 Aviojet, denominado militarmente desde entonces E-25 “Mirlo”. Los cuatro primeros se incorporan a San Javier el 17 de marzo de 1980.

El C-101 es un avión de entrenamiento avanzado que permite una formación aeronáutica completa desde las primeras fases de vuelo hasta la transición a los aviones de combate. Está construido totalmente en España por Construcciones Aeronáuticas S.A. (CASA). Sus buenas características aerodinámicas, fiabilidad, facilidad de manejo, bajo coste de operaciones y completa instrumentación le convierten en un avión muy adecuado para el vuelo de enseñanza y el vuelo acrobático.

Este avión representa la segunda generación de reactores de entrenamiento básico.

El proyecto inicial del C-101 se remonta al verano de 1974, época en la que la industria aeronáutica española atravesaba por la crisis subsiguiente a la cancelación del programa de transporte medio CASA C-401. Aprobada en Consejo de Ministros del 10 de enero de 1975 la propuesta de negociación del Ministerio del Aire con CASA, el programa C-101 pasó sus etapas iniciales.

El objetivo era lograr un reactor de entrenamiento básico y avanzado para los años ochenta y noventa que proporcionara a la aviación española la adecuada sustitución, no sólo ya a los H.A-200 Saeta y T-33A, sino también a los viejos T-6 Texan. Al nuevo aparato se le pedían, entre otras cosas, una gran maniobrabilidad en todas las altitudes, bajo consumo específico (para lo que se eligió el motor de doble flujo Garrett TFE-731) y una gran facilidad de operación.

Alineación de los Casa C-101 (E-25) Mirlo

Cumpliendo unos plazos de desarrollo notablemente cortos a los que no eran ajenas razones comerciales de cara al mercado exterior, el primer prototipo se presenta al público el 27 de mayo de 1977, y justo un mes más tarde verifica su primer vuelo con el teniente coronel De La Cruz a los mandos. Dos días después era mostrado a S.M. el Rey en Getafe.

En menos de un año, tras un vuelo el 17 de abril, los cuatro prototipos están ya en el aire y son probados por un selecto grupo de pilotos: por parte española participan en la evaluación De La Cruz, Pedro Verano; por parte extranjera vuela Richard Thomas de la empresa Northrop y el general Maurice Sant Cricq de l’Armée de l’Air.

Durante 1978, el recién creado Ministerio de Defensa solicita un total de sesenta unidades del C-101, cantidad posteriormente aumentada a ochenta y ocho, mientras que los prototipos realizan sucesivas pruebas en el 406 Escuadrón del INTA, dirigido por el teniente coronel Murga, tras los cuales el aparato es declarado apto para la enseñanza básica y avanzada.

El primer C-101 de serie vuela el 8 de octubre de 1979, y los cuatro primeros ejemplares fueron entregados oficialmente al 793 Escuadrón de la Academia General del Aire de San Javier el 17 de enero de 1980, donde reciben la denominación E-25.

El 23 de octubre de 1981, por su parte, el C-101 entraba en servicio en el 41 Grupo de la base aérea de Zaragoza.

Actualmente esta aeronave presta su servicio a la Academia General del Aire (AGA), al Grupo de Escuelas de Matacán (GRUEMA) y al Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *