Se cancela la búsqueda de los 5 marines a bordo del KC-130 perdido.

La búsqueda del avión KC-130 del Cuerpo de Infantería de Marina y sus cinco tripulantes desaparecidos ha sido suspendida después de días de intensas operaciones de búsqueda en una amplia franja de aguas profundas frente a las costas de Japón, que no lograron localizar la aeronave.

La Infantería de Marina ha declarado fallecidos a los cinco tripulantes.

“He tomado la determinación de poner fin a las operaciones de búsqueda y rescate de la tripulación de nuestro avión KC-130J que estuvo involucrado en el accidente frente a la costa sur de Japón y declarar que estos soldados de la Marina han fallecido”, ha dicho el teniente general Eric. M. Smith, III comandante de la Fuerza Expedicionaria de la Infantería de Marina, en un comunicado emitido a primeras horas de hoy martes.

“Se han hecho todos los esfuerzos posibles para recuperar a nuestra tripulación y espero que las familias de estos soldados ​​estadounidenses encuentren consuelo en los increíbles esfuerzos realizados por las fuerzas estadounidenses, japonesas y australianas durante la búsqueda”.

Los datos de vuelo y las grabadoras de voz de la cabina del KC-130 aún no se han localizado, “por lo que es prematuro especular sobre la recuperación de los restos”, ha agregado Smith.

La aeronave fue asignada al Escuadrón de Transporte Aéreo de Combustible 152, primera Ala de Aeronaves Marinas, con indicativo de llamada “Sumo”.

Un técnico de aviación del Marine All-Weather Fighter Attack Squadron (VMFA) 242, supervisa a los marines mientras terminan el mantenimiento de un F/A-18D Hornet en Iwakuni, Japón.

Los parientes más próximos de los cinco infantes de marina fallecidos han sido avisados. Sus identidades serán proporcionadas en un plazo de 24 horas, han dicho las autoridades.

Como se recordará, tanto el avión cisterna KC-130J como el caza Hornet F/A-18D de la Infantería de Marina chocaron en el aire durante la noche del 6 de diciembre.

Los dos aviones estaban realizando un entrenamiento programado regularmente cuando ocurrió el percance. Sin embargo, no se ha confirmado que el reabastecimiento de combustible aéreo se estuviera llevando a cabo en el momento del accidente, han advertido oficiales de la Marina.

El piloto del Hornet, capitán Jahmar F. Resilard, de 28 años, fue encontrado y recuperado de las aguas del mar, pero fue declarado muerto a principios de esta semana. Un segundo miembro de la tripulación fue rescatado y es el único sobreviviente del incidente.

El F/A-18 fue asignado al Escuadrón 242 de los Murciélagos de Ataque de Combate, con sede en Iwakuni, Japón.

Las fuerzas estadounidenses, japonesas y australianas realizaron más de 800 horas de operaciones de búsqueda aérea y marítima, cubriendo más de 35.000 millas cuadradas de océano sin localizar los restos del KC-130, dice el comunicado de las fuerzas estadounidenses en Japón.

Los accidentes mortales en todos los servicios han aumentado considerablemente en los últimos años. Treinta y nueve miembros del ejército murieron en accidentes de aviación en el año fiscal 2018, el más alto en los últimos seis años.

Tara Copp

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com