Se confirma en un documento del Pentágono que el dron submarino nuclear de Rusia es real.

En un borrador de la Revisión de Postura Nuclear del Pentágono presentado al presidente Donald Trump el pasado mes de diciembre, se confirma la existencia de un dron nuclear subacuático fabricado y operado por Rusia, una capacidad que el Departamento de Defensa de los Estados Unidos no había reconocido públicamente.

“Además de modernizar los sistemas nucleares soviéticos ‘heredados’, Rusia está desarrollando y desplegando nuevas ojivas nucleares y lanzadores”, se informa en el borrador no clasificado de la revisión de la postura nuclear publicada por primera vez por el Huffington Post .

“Estos esfuerzos incluyen múltiples mejoras para cada tramo de la tríada nuclear rusa compuesta por bombarderos estratégicos, misiles basados ​​en el mar y misiles terrestres. Rusia también está desarrollando al menos dos nuevos sistemas intercontinentales de alcance, un vehículo de deslizamiento hipersónico y un nuevo torpedo autónomo submarino intercontinental con armas nucleares”.

En un gráfico que muestra los vehículos de lanzamiento nucleares rusos desarrollados durante la última década describe una vez más la capacidad, incluyendo una pequeña ilustración de un “AUV” o vehículo submarino autónomo, llamado Status-6.

El gráfico en blanco y negro publicado por el Huffington Post dificulta ver si la capacidad ha sido desplegada. Sin embargo, el dron submarino ruso, apodado “Kanyon” por el Pentágono, y con el nombre completo de Sistema Multipropósito Status-6, ha sido probado al menos una vez.

El 27 de noviembre de 2016, la inteligencia estadounidense detectó el Status-6 después de su lanzamiento desde un submarino de clase Sarov utilizado regularmente para probar y validar nueva tecnología de armas, informó el Washington Free Beacon en diciembre de 2016, citando fuentes del Pentágono no identificadas.

Los informes rusos indican que podría estar equipado con una ojiva nuclear de 100 megatones.

El Status-6 ha sido construido por la Oficina de Diseño Rubin con sede en San Petersburgo, el mayor de los tres fabricantes de submarinos de Rusia. Según un documento emitido por la televisión rusa, el dron tiene un alcance de 6.200 millas, una velocidad máxima superior a los 56 nudos –que le hace ser más rápido que cualquier torpedo de la OTAN de generación actual- y puede descender a profundidades de 1.000 metros bajo el nivel del mar, informó el Beacon.

Ha sido diseñado para ser lanzado desde por lo menos dos clases diferentes de submarinos nucleares, incluyendo la clase Oscar, que puede transportar cuatro drones Status-6 a la vez.

En el examen de la postura nuclear se reafirma el compromiso de los Estados Unidos con la tríada nuclear, o el inventario de submarinos de misiles balísticos, ICBM y bombarderos con capacidad nuclear del país, pero no ofrece ninguna señal de que el Pentágono esté interesado en desarrollar vehículos submarinos no tripulados capaces de lanzar un arma nuclear.

Sin embargo, se ha especulado ampliamente que el nuevo bombardero de la Fuerza Aérea, el B-21 actualmente en desarrollo, podría ser tripulado opcionalmente.

Si bien el borrador final de Revisión de la Postura Nuclear podría eliminar las referencias al programa Status-6, parece que el Pentágono confirmó la existencia del arma como una forma de ilustrar lo que considera una ventaja importante del programa ruso de armas nucleares: su diversidad.

La revisión señala que Rusia está aumentando el número de plataformas que podrían equiparse con una carga útil nuclear o convencional, lo que le permite ampliar su arsenal nuclear sin violar el nuevo tratado START. También está desarrollando un misil de crucero lanzado en tierra y tiene múltiples clases de submarinos nucleares y diversas variedades de ICBM y misiles de crucero lanzados desde el aire.

Estados Unidos está preocupado por el continuo desarrollo de Rusia de “capacidades nucleares cada vez más diversas y en expansión”, especialmente junto con la percepción de Moscú de que podría llevar a cabo un ataque nuclear como una forma de “desescalar” un conflicto en términos favorables para Rusia”, declara la revisión.

“Estas percepciones erróneas aumentan la posibilidad de un peligroso error de cálculo y escalada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com