Se retrasa hasta 2019 el primer vuelo del helicóptero SB-1 Defiant de Sikorsky-Boeing.

El diseño del Sikorsky-Boeing Defiant no podrá efectuar su primer vuelo de prueba en diciembre de 2018 según lo previsto, después de un problema técnico descubierto durante las pruebas en tierra.

Rich Koucheravy, director de desarrollo de negocios de Sikorsky para el FVL (Future Vertival Lift), y Randy Rotte, director de ventas globales de Boeing, informaron del retraso ayer jueves mediante una nota difundida a los medios de comunicación.

Koucheravy señalaba que “tenemos que retrasar el primer vuelo hasta principios de 2019. Aunque no es necesariamente, preferimos realizar una nueva revisión a fondo después de unas pequeñas anomalías encontradas durante las pruebas en tierra, que si bien no impiden el vuelo, preferimos y tenemos absoluta confianza en nuestra configuración para el FVL”.

El equipo inicialmente planeó que el sistema volara en 2017, pero se retrasó debido a un problema con la fabricación de las palas del sistema. Más tarde, técnicos de Boeing dijeron que el problema había sido resuelto.

Durante meses, la expectativa era que el primer vuelo llegaría antes de finales de año. Pero mientras funcionaba en el banco de pruebas los sistemas del tren de potencia (esencialmente, un diseño a escala real del sistema que está fijo en el suelo), los ingenieros descubrieron una serie de problemas que hicieron que se detuvieran a probar nuevamente el programa.

“Hemos tenido un par de cosas pequeñas. No voy a entrar en las piezas exactas, pero requiere algunas reparaciones, entre arreglos mecánicos”, dijo Rotte cuando se le pidieron detalles sobre el tema que causó el retraso. “Las últimas piezas necesitaron de dos a tres semanas para volver a instalarlas, una vez arregladas y puestas en el aparato”.

“No es nada que requiera un rediseño de los principales componentes o de cualquiera de esas piezas. Fueron sólo, algunas interacciones que los modelos tal vez no captaron todos”, dijo Rotte, y agregó que las pruebas en tierra deberían reiniciarse en algún momento de la próxima semana.

El equipo de Sikorsky-Boeing quiere obtener 15 horas de resultados de pruebas impecables del sistema basado en tierra antes de ese primer vuelo, por ello, los ejecutivos indicaron que el primer vuelo debería realizarse a principios de 2019.

El Defiant es uno de los dos diseños que compiten por el esfuerzo conjunto de Joint MultiRole-Technology Demostrator (JMR-TD)/FVL del Ejército de Estados Unidos. Se espera que esté en servicio en la década de 2030.

El Departamento de Defensa (DOD) lanzó su programa JMR-TD/FVL para crear una familia de plataformas para reemplazar a sus actuales helicópteros. Esta familia se dividirá en el FVL Medium (para reemplazar a las plataformas Apache y Black Hawk) y el FVL Heavy (para reemplazar al Chinook).

Defense News

Un comentario sobre “Se retrasa hasta 2019 el primer vuelo del helicóptero SB-1 Defiant de Sikorsky-Boeing.

  • el 17 diciembre, 2018 a las 20:01
    Permalink

    Ese propulsor tiene más peligro que un mono con una Granada de mano.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com