Serbia continúa recibiendo gratuitamente aviones de combate rusos Mikoyan MiG-29.

La fuerza aérea serbia recibió el martes 21 la entrega de dos aviones de combate rusos MiG-29 Fulcrum de cuarta generación, diseñados por Mikoyan en los años 70 para el papel de superioridad aérea como parte de una “compra” de armas que podría aumentar las tensiones en los Balcanes y aumentar la influencia de Moscú en la región.

El presidente serbio Aleksandar Vucic asistió a la ceremonia de entrega en un aeropuerto militar cerca de la capital serbia, Belgrado, agradeciendo al presidente ruso, Vladimir Putin, la ayuda a fortalecer las fuerzas armadas de Serbia.

El presidente serbio Aleksandar Vucic habla con un piloto del avión de combate MiG-29 en la pista de Batajnica, aeropuerto militar cerca de Belgrado, Serbia, el martes 21 de agosto de 2018. (Darko Vojinovic/AP) 

En octubre del pasado año, el país balcánico ya recibió sin cargo los primeros seis aviones MiG-29 de Rusia, quien también se comprometió con Belgrado a la entrega de 30 carros de combate y 30 vehículos blindados. La República de Serbia, un importante aliado ruso en la zona, como se recordará, estuvo en guerra con sus vecinos Croacia, Bosnia y Kosovo en la década de 1990 durante la sangrienta ruptura de la antigua Yugoslavia.

Los aviones gratuitos entregados por Moscú a Serbia son aviones de segunda mano y los dos que volaron el martes habían sido sometidos a una exhaustiva revisión previa a su traslado. Las reparaciones de las seis primeros le costarán a Serbia alrededor de 185 millones de euros (213 millones de dólares).

El presidente Vucic, un ex ultranacionalista, dijo que los MiG reparados deberían llevar el nombre de pilotos serbios y otros “héroes” que murieron durante la “agresión de la OTAN” en 1999 cuando la fuerza aérea de Serbia se desmoronó durante la guerra aérea de 78 días de la alianza occidental contra el Estado balcánico a causa de su sangrienta represión contra los separatistas albaneses de Kosovo.

Serbia, que reivindica la neutralidad militar, está negociando compras de armas adicionales de Rusia, incluyendo helicópteros de ataque y transporte y sistemas de defensa aérea.

Vucic dijo que espera que los ocho MiG restaurados puedan volar en un desfile militar al que se espera que asista Putin en Belgrado en noviembre.

“Hoy es un día importante para Serbia. Hoy hemos visto las poderosas alas de Serbia “, dijo Vucic, y agregó:” Serbia ya no será un objetivo fácil”.

Serbia se enfrenta a una mini carrera armamentística con Croacia, miembro de la OTAN, que recientemente acordó la compra de 12 aviones de combate F-16 usados ​​de Israel.

Serbia quiere unirse formalmente a la Unión Europea, pero bajo la presión política y propagandística de Moscú, Belgrado se ha deslizado constantemente hacia el Kremlin y su objetivo de mantener a los países de la región fuera de la OTAN y de otras organizaciones occidentales.

Dusan Stojanovic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com