Serbia se retira del ejercicio militar de Bielorrusia, citando la presión de la Unión Europea.

El gobierno serbio ha decidido suspender todos los ejercicios militares internacionales conjuntos durante los próximos seis meses, justo un día antes del comienzo del ejercicio de la Hermandad Eslava 2020 que se realizará en Bielorrusia.

El Ministro de Defensa Aleksandar Vulin dijo el 10 de septiembre que la decisión se había tomado bajo fuertes presiones de la Unión Europea para no enviar fuerzas a Bielorrusia, que se ha visto acosada por los disturbios desde las disputadas elecciones presidenciales del mes pasado.

La UE “nos pidió que abandonáramos el ejercicio previsto con Bielorrusia o que nos arriesgáramos a perder nuestro futuro europeo”, dijo Vulin.

El ejercicio “Hermandad Eslava 2020” está previsto para la segunda mitad de septiembre en un campo de entrenamiento cerca de la ciudad de Brest y debía incluir fuerzas de Bielorrusia, Rusia y Serbia.

Los participantes debían comenzar a llegar a la República Popular bielorrusa el 10 de septiembre, según el Ministerio de Defensa de Bielorrusia.

Vulin dijo que durante la moratoria de seis meses Serbia no participaría en ningún ejercicio militar con la OTAN, China, Rusia o cualquier otro socio internacional.

“Nuestra participación en las operaciones de mantenimiento de la paz será cuidadosamente considerada y, si es necesario, suspendida”, dijo Vulin, añadiendo que la decisión se tomó para preservar la “posición de neutralidad militar” de Serbia.

La agencia de noticias rusa TASS citó a un portavoz del Ministerio de Defensa de Bielorrusia diciendo que Minsk aún no había sido informada oficialmente de la decisión de Belgrado.

Un oficial de la OTAN dijo que la alianza militar occidental no tenía “ningún evento específico planeado con Serbia para los próximos meses, pero seguimos comprometidos con la asociación en interés de la estabilidad y la seguridad de la región”.

“La OTAN tiene una asociación de largo tiempo con Serbia, que valoramos”, dijo el oficial.

Serbia es miembro del programa de la Asociación para la Paz de la OTAN.

Aunque Serbia tiene estrechas relaciones con el gobierno del presidente bielorruso Alyaksandr Lukashenka, Belgrado respaldó una declaración conjunta de la Unión Europea y Estados Unidos del 11 de agosto en la que se dice que las elecciones presidenciales de Bielorrusia no fueron “ni libres ni justas” y se critica la violenta represión del gobierno bielorruso contra los manifestantes.

Radio Free Europe

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com