Seúl necesita más aviones T-50s para satisfacer las necesidades de formación avanzada.

Próxima la llegada de nuevos tipos de aviones de última generación a Corea del Sur, solicitados a través del Ministerio de Defensa, las autoridades han pedido a Korea Aerospace Industries más entrenadores a reacción avanzados T-50 para apoyar la futura flota de aviones de combate.

Los nuevos entrenadores son necesarios debido a la llegada del Lockheed Martin F-35A y, para el año 2023, el KAI KF-X, un programa innovador para el desarrollo de un caza polivalente de superioridad aérea para la Fuerza Aérea de la República de Corea y la Fuerza Aérea de Indonesia.  No se ha informado del número de aeronaves que debían adquirirse de los aviones solicitados, ni el tipo, sino que se exigía que fueran adquiridos en el país. La única aeronave que se produce actualmente en Corea del Sur es el T-50 en las versiones T-50, T-50B, TA-50y FA-50.

Un avión de entrenamiento T-50A surcoreano en una pista de aterrizaje en el aeropuerto Donaldson Center en Greenville, Carolina del Sur (EE.UU.).

Las adquisiciones comenzarán en 2019. Mientras llega esa fecha, el ministerio ha informado que se ampliará por un tiempo la fecha de jubilación del F-5F para que junto con el Lockheed Martin F-16 y los actuales T-50, los pilotos de la Fuerza Aérea puedan mantener un alto nivel para misiones de combate.

Según el Analizador de Flotas de Vuelo, la República de Corea opera 36 aviones Northrop F-5F Tiger II de dos asientos y 51 Lockheed Martin F-16D (biplaza) de entrenamiento.

Mientras que el T-50 es un entrenador avanzado sin armas, el TA-50 está ligeramente armado con un cañón de 20 mm y la capacidad de transportar misiles aire-aire. La variante más avanzada, el FA-50, tiene el enlace de datos tácticos Link 16, así como un radar doppler de impulsos EL/M-2032 de Elta Systems de fabricación israelí, está diseñado para transportar tanques de combustible adicionales y aviónica mejorada. Esta versión es con la que el gobierno coreano, pretende sustituir a los Northrop F-5 E/F de la Fuerza Aérea.

El FA-50 también tiene un receptor de aviso por radar y un sistema de imágenes de visión nocturna. Es capaz de transportar 4.500 kg (9.920 libras) de armas, incluyendo la munición de ataque directo y el arma fusionada con el sensor CBU-97 de Textron.

Avión KAI T-50 Golden Eagle.

La obtención de más TA-50s o FA-50s para el nuevo requisito de entrenador avanzado,  daría a Seúl la flexibilidad en caso necesario de utilizar el avión en un conflicto. En la actualidad, la fábrica de KAI (Korean Aerospace Industries)  en Sacheon produce FA-50s para la fuerza aérea de Corea del Sur, así como para clientes internacionales. Ya han sido entregados los aviones solicitados por las Fuerzas Aéreas de Indonesia, Filipinas e Irak. En 2018 Tailandia recibirá los cuatro aviones ordenados.

El T-50, desarrollado originalmente con la ayuda de la compañía estadounidense  Lockheed Martin, también forma la base de la oferta de Lockheed y KAI para el T-X el futuro avión de entrenamiento de la USAF, con un total de hasta 350 entrenadores que reemplacen al venerable T-38. Equipado con un tanque de reabastecimiento de aire Dorsal (DART), este avión se produciría en Greenville, Carolina del Sur si Lockheed ganara el programa T-X.

El gobierno de Seúl ordenó en 2014, 40 aviones F-35As Lightning II,  con entregas previstas para 2018. Las compensaciones relacionadas con las adquisiciones del F-35 se están utilizando para ayudar a desarrollar el KF-X, un caza avanzado que será impulsado por dos motores General Electric F414.

En términos de capacidad, el KF-X se considera más avanzado que un F-16 actualizado, pero algo menos que el F-35.

En julio de 2010 los gobiernos de Corea del Sur e Indonesia acordaron cooperar para la producción de aviones de combate KF-X. Mediante este acuerdo ambos países se comprometían a desarrollar un avión monoplaza, con capacidades furtivas superior a Rafale o Eurofighter pero inferior a las capacidades proyectadas en el F-35 Lightning II. El objetivo general del programa es producir un caza de generación 4,5 para el año 2020 con mayores capacidades que un F-16.

FA-50 cargado con misiles guiados aire-aire.

En la planificación inicial se prevé 120 cazas para la Fuerza Aérea de la República de Corea y 80 para la Fuerza Aérea de Indonesia con una primera previsión de entregas desde 2023 a 2030.

 

Atención: Esta información podrá volver a leerla mañana en la web pirata de un sinvergüenza y caradura que tiene como misión aprovecharse del trabajo de los demás mediante el sistema de copiar y pegar pese a que en su propia página diga “no se permite hacer copia y pega de información” . Trabaja un poco parásito. La próxima vez pondré el nombre del bodrio de tu página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *