Seúl y Washington elevan su vigilancia por las provocaciones de Pyongyang.

Las fuerzas surcoreanas y estadounidenses han intensificado las operaciones de reconocimiento en medio de la creciente especulación de que Corea del Norte podría probar un misil de largo alcance en un futuro cercano, dijo ayer domingo una fuente militar de Seúl.

Un legislador ruso que visitó recientemente Pyongyang dijo a los medios de comunicación el viernes que Corea del Norte se está preparando para probar un misil balístico capaz de atacar la costa oeste de Estados Unidos.

Sin embargo, Corea del Sur dice que no hay señales de que la provocación de Corea del Norte sea inminente. “Pero algunos movimientos han sido continuamente detectados desde las instalaciones y bases de misiles del Norte” .Estamos  manteniendo la postura de reconocimiento y preparación”, dijo el funcionario.

U-2S aterrizando en la base aérea de Osán en Corea del Sur.

Las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK,) han mejorado las operaciones del avión de reconocimiento de altura ultra alta U-2S y Corea del Sur también ha aumentado la vigilancia con los aviones de reconocimiento RC-800 y RF-16, el avión de alerta temprana y control aéreo E-737 y el avión de patrulla marítima P-3C, añadió.

Se están instalando sistemas avanzados de radar marítimos y terrestres para detectar misiles balísticos procedentes de Corea del Norte.

La oficina presidencial de Seúl ha estado operando un sistema especial de monitorización durante la inusualmente larga festividad de 10 días de la cosecha de otoño, o Chuseok, que terminará el lunes.

Los oficiales militares, entre ellos el Ministro de Defensa Song Young-moo y el jefe de Estado Mayor Conjunto, el general Jeong Kyeong-doo, inspeccionaron las unidades de primera línea y comprobaron la preparación durante las vacaciones.

Crece la preocupación de que Corea del Norte pueda participar en nuevos actos de provocación para coincidir con el 10 de octubre, aniversario de la fundación de su partido  gobernante, el 9 de octubre, Día de Colón, o el 18 de octubre fecha en que se inauguró el 19 congreso nacional del Partido Comunista de China.

Un U-2 despegando desde una base en Irak.

La agencia de noticias rusa RIA informó que Anton Morozov legislador de la Asamblea Federal de Rusia, que visitó Pyongyang del 2 al 6 de octubre, dijo que Corea del Norte se está preparando  para nuevas pruebas de un misil de largo alcance.

“Incluso nos dieron cálculos matemáticos que ellos creen que prueban que su misil puede golpear la costa oeste de los Estados Unidos”, dijo Morozov.

“Por lo que entendemos tienen la intención de lanzar un misil de largo alcance en un futuro próximo”.

Corea del Norte llevó a cabo su sexto ensayo nuclear el mes pasado y en los últimos meses un gran número de lanzamiento de misiles, incluidos dos ensayos intercontinentales de misiles en julio.

En septiembre, el líder norcoreano, Kim Jong-un, advirtió de que tomará la  acción de “máximo nivel” contra Estados Unidos en respuesta a la amenaza del presidente Donald Trump de “destruir totalmente” al régimen si fuera necesario. El ministro de Asuntos Exteriores de Pyongyang dijo más tarde que su país podría detonar una bomba de hidrógeno sobre el océano Pacífico.

Un U-2S aterrizando en la base aérea británica de Akrotiri, Chipre.

El Lockheed U-2, apodado “Dragon Lady”, es un avión de vigilancia a gran altitud, monomotor y monoplaza, usado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) y previamente por la Agencia Central de Inteligencia(CIA). Realiza misiones de vigilancia todo tiempo a altitudes superiores a 21.000 m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *