Siete señales que indican que las Fuerzas Armadas de China se están volviendo más peligrosas.

El poder militar chino se está expandiendo más allá de su territorio en el Pacífico Occidental, y más allá.

Los medios occidentales se están aprovechando de un nuevo informe del Pentágono que dice que los bombarderos chinos se están entrenando para atacar profundamente en el Pacífico occidental, incluyendo importantes zonas como Guam, Filipinas y Japón.

Sin embargo, y pese a estas futuristas hipótesis, el ejército de China está mejorando de muchas otras maneras, de acuerdo con los informes sobre “Desarrollos militares y de seguridad que involucran a la República Popular China 2018”, que el Pentágono está obligado a entregar al Congreso cada año.

En estos informes se dice que:

El ejército de China es cada vez más flexible: 

Olvídese del estereotipo de la Guerra Fría que hablaba de las olas humanas chinas. El ejército más grande del mundo está pasando de una torpe doctrina de unidades grandes de operaciones del tamaño de un cuerpo a un modelo más occidental (y ahora ruso) de maniobra por brigadas y batallones que libran una guerra de armas combinada. “Cada grupo de ejército se compone ahora de múltiples brigadas de armas combinadas, una brigada de artillería, una brigada de defensa aérea, una brigada de SOF [fuerzas de operaciones especiales], una brigada de aviación del ejército, una brigada de defensa de ingenieros y químicos y una brigada de apoyo de servicios,” señala el  informe. “Las brigadas subordinadas de servicio de apoyo proporcionan a los ejércitos una capacidad integrada para establecer una red de mando y organizar el transporte en el campo de batalla y la reparación de equipos para sus unidades tácticas”.

El ejército de China está utilizando multiplicadores de fuerza de alta tecnología:

El Ejército de Liberación Popular está adoptando todas esas capacidades que hacen que un ejército sea más mortífero de lo que los meros números sugieren. El 2017 “vio incrementos y mejoras en la defensa aérea, la artillería, el apoyo al sostenimiento, los ingenieros, y los sistemas de defensa química en todos los niveles de escalón. Esta modernización selectiva permite el cambio a la brigada y al batallón como los principales escalones operativos, dando a sus comandante protección crítica de la fuerza orgánica, capacidad de ataque con armas de fuego, reconocimiento y capacidades de sostenimiento”.

El ejército chino se está convirtiendo en una fuerza conjunta:

Mientras que el ejército estadounidense está acostumbrado a las operaciones conjuntas tierra-aire-mar, el ejército de China se ha centrado tradicionalmente en el ejército, con la fuerza aérea y la armada como actores de apoyo. Pero China está renovando su fuerza armada para convertirla en una fuerza conjunta capaz de realizar operaciones combinadas. Los ejercicios conjuntos se han vuelto más comunes, y las nuevas redes de comunicación facilitan la cooperación entre los servicios.

China está preocupada por la defensa antimisiles de Estados Unidos:

China está desarrollando múltiples contramedidas para permitir que sus misiles balísticos penetren la defensa antimisiles de Estados Unidos y sus aliados. Estos incluyen ojivas de vehículos de reentrada maniobrables (MARV), ojivas nucleares múltiples (MIRV), “señuelos, blindaje térmico y vehículos de deslizamiento hipersónico”, según el informe del Pentágono. El gobierno de China también quiere asegurarse de que tiene el control sobre sus armas nucleares: “es probable que el PLA continuará desplegando sistemas C2 más sofisticados y perfeccionando los procesos C2 a medida que el creciente número de ICBM móviles y futuras patrullas de disuasión SSBN [submarinos de misiles balísticos] requieren que el PLA salvaguarde la integridad de la autoridad de lanzamiento nuclear para una fuerza más grande y más dispersa”.

China está desarrollando una fuerza letal de drones:

“En 2017, los representantes de la industria de defensa de China afirmaron que estaban desarrollando UAVs sigilosos de largo alcance y cercanos al espacio, y el PLA pronto podría comenzar a recibir el UAV Xianglong de largo alcance y gran altitud”, dijo el Pentágono.

Taiwán está en problemas: 

El gasto militar de Taiwán se mantiene en aproximadamente el 2 por ciento de su PIB”, señaló el informe. “La presidenta de Taiwán, Tsai, se comprometió recientemente a aumentar el presupuesto de defensa de la isla a un ritmo al menos igual al crecimiento económico general, sin incluir un fondo especial adicional reservado para las principales adquisiciones de defensa. Mientras tanto, el presupuesto oficial de defensa de China ha crecido aproximadamente 15 veces al de Taiwán, con gran parte del mismo enfocado en desarrollar la capacidad de unificar Taiwán con el continente por la fuerza”.

El ejército de China se está globalizando: 

El poder militar chino se está expandiendo más allá de su territorio en el Pacífico occidental. “En agosto de 2017, China inauguró oficialmente su primera base militar en el extranjero en Djibouti, desplegando una compañía de infantes de marina y equipos en la base”, señala el informe del Pentágono. “Es probable que China intente establecer instalaciones adicionales de logística militar en los países con los que mantiene relaciones duraderas y amistosas”.

Michael Peck

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com