Suecia se une al programa británico de cazas de próxima generación.

El diario londinense The Telegraph informó ayer viernes que Suecia será el primer país socio internacional del programa británico Tempest (Tempestad) para construir un avión de combate de nueva generación.

El futuro sistema de combate aéreo, llamado Tempest, que podrá ser usado con piloto o sin él, es un proyecto conjunto con las empresas aeroespaciales británicas BAE Systems Plc, Rolls Royce Holdings Plc, MBDA UK Ltd y la empresa anglo-italiana Leonardo SpA.

El programa Tempest tiene como objetivo aprovechar y desarrollar las capacidades del Reino Unido que son fundamentales para la capacidad aérea de combate de próxima generación (NextGen) y mantener la posición del Reino Unido como líder competitivo a nivel mundial mediante la comprensión de los conceptos, las tecnologías y las capacidades futuras.

Un futuro sistema de combate aéreo debe ser capaz de sobrevivir en los entornos de combate más desafiantes, lo que significa que el alcance, la velocidad y la maniobrabilidad de la carga útil serán fundamentales. Los directivos británicos afirman que esperan que el sistema esté equipado con una serie de sensores que incluyen radiofrecuencia, sensores electroópticos activos y pasivos y medidas avanzadas de apoyo electrónico para detectar e interceptar amenazas.

Es probable que el sistema funcione con armas cinéticas y no cinéticas. La integración de armas de energía dirigida por láser para la autodefensa y su uso en el combate a distancia visual también es muy probable. La capacidad de desplegar y gestionar los vehículos aéreos no tripulados (UAV) lanzados desde el aire a través de una bahía de carga útil flexible permite que el sistema se encargue de los peligrosos entornos de negación de áreas de acceso.

Las fuerzas aéreas del futuro necesitarán un sistema de cazas que sea altamente flexible y que pueda aplicarse a una amplia variedad de operaciones militares. Los operadores tendrán la capacidad de adaptar rápidamente el sistema para realizar nuevas funciones o cambiar su rendimiento.

Las líneas del Tempest serán diseñadas para que resulte difícil detectarlo por radar, y el gobierno británico espera que sea capaz de volar a altas velocidades y abarcar grandes distancias sin ser detectado.

Según The Telegraph, el avión de próxima generación, que se planea poner en servicio en 2035, está destinado a mantener a Gran Bretaña como potencia mundial en aviones militares.

Defence Blog

Un comentario en “Suecia se une al programa británico de cazas de próxima generación.

  • el 8 julio, 2019 a las 10:25
    Permalink

    Cómo siempre en Europa, dos o más sistemas diferentes

    Respuesta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com